La plaza San Martín se tiñó de verde con la vigilia por la legalización del aborto

Comenzó a las 15, y con el correr de las horas fueron cientos de personas los que se acercaron al lugar con sus pañuelos verdes para apoyar el aborto seguro, legal y gratuito. Con una asistencia mayoritariamente joven y femenina, los militantes de la causa se mostraron unidos y fuertes.

Durante el debate de los diputados por la media sanción del aborto seguro, legal y gratuito, en Gualeguaychú hubo un lugar que aglutinó a todos los que luchan por la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo: la plaza San Martín fue el escenario de la vigilia donde, a partir de las 15, las personas con pañuelos verdes se reunieron para escuchar lo que sucedía dentro del Congreso. Con el correr de las horas terminaron siendo cientos los que dijeron presente.

La vigilia local, convocada por el colectivo “Enredada Feministas”, era una réplica de la que tenía lugar frente al Congreso y en varios puntos más del país. Compuesta en su gran mayoría por mujeres, jóvenes y adolescentes, la reunión tenía todo el colorido de las luchas cuando entran en la etapa de definición.

 

Nota relacionada: Despenalización del aborto: Puntos centrales del proyecto a debatir en Diputados

 

Los pañuelos verdes, símbolos de la causa, fueron colocados por todas partes: en los árboles, los postes de luz, en los bustos de los poetas e inclusive en una de las patas del caballo de San Martín. Todos con el mismo mensaje: aborto seguro, legal y gratuito.

“Este presente era inimaginable hace unos años, algo impensado. El movimiento por la reivindicación de los derechos de la mujer está dando un paso clave por la lucha de nuestros derechos. Es hora de que otros dejen de decidir sobre nuestros cuerpos y nuestro futuro”, reclamó en declaraciones a ElDía Miranda Bentancourt, 23 años, empleada de un comercio de ropa y que se acercó a la plaza acompañada por sus dos hermanas.

Un parlante ubicado en la zona del monumento transmitía las exposiciones de los diputados en el Congreso, todas escuchadas con atención en pequeñas rondas de mate y galletitas.

Ante las palabras de los diputados en contra de la legalización del aborto, un murmullo generalizado surgía de pronto, pero no se escuchó ningún insulto, chiflido o abucheo.

“Los que dicen que quieren salvar las dos vidas mienten a todos, inclusive a ellos mismos: hoy en día, por los abortos clandestinos, no sólo muere el feto sino también la madre. Entonces, seguir haciendo las cosas como hasta ahora significa que seguirán las muertes, sobre todas de mujeres pobres que van a abortar a lugares inmundos, sin ningún tipo de seguridad”, afirmó Roxana Piedragulla mientras acomodaba un cartel con la leyenda “Mi cuerpo, mi decisión” en el monumento.

Según el único registro oficial que lleva el Ministerio de Salud de la Nación, entre 1983 y 2016 se produjeron 3.040 muertes por embarazos terminados en aborto clandestino. Se estima que hay 50 mil internaciones por año como consecuencia de estas prácticas que la ley vigente sólo admite con excepciones. Pero los números, en este caso, son totalmente incompletos debido a que el aborto se trata de una práctica ilegal, y como tal, no es parte de ningún conteo.

El documento que se consensuó y se leyó al comienzo de la vigilia se tituló “Más libres y con más derechos nos queremos, y en el mismo se expusieron los principales lineamientos para que “toda mujer tenga libre acceso al derecho humano de la salud para que pueda decidir libremente la interrupción de su embarazo en el sistema de salud”.

“Este es un procedimiento totalmente seguro si es practicado con los instrumentos y las condiciones adecuadas. En los países donde el aborto está permitido por la Ley, la tasa de mortalidad es de 0,2 a 2 muertes por cada cien mil abortos”, reclamaron e informaron las organizadoras de la convocatoria.

Con la caída del sol, más personas continuaban llegando a la plaza San Martín, la gran mayoría con su pañuelo verde anudado al cuello o a la muñeca. Llegaban desde todos los puntos de la ciudad a la vigilia por la legalización del aborto; vigilia que tuvo como paisaje de fondo la Catedral de Gualeguaychú, el gran símbolo en la ciudad de la Iglesia Católica, los principales promotores en contra del aborto seguro, legal y gratuito.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.