Allanaron a un supuesto testaferro de Báez en la causa por enriquecimiento

l_1520000042

El juez Elvio Garzón autorizó dos allanamientos en la causa en que investiga el crecimiento patrimonial que habría tenido el ex ministro y actual diputado provincial Pedro Ángel Báez. Los operativos fueron realizados esta mañana por policías federales, en una casa de Aldea María Luisa y en otra vivienda paranaense,

Efectivos de la Policía Federal realizaron un allanamiento en la casa de un empresario que está señalado como testaferro del ex ministro y actual diputado provincial Pedro Ángel Báez, en la causa donde se lo investiga por enriquecimiento ilícito.

Se trata de dos procedimientos autorizados por el juez de Garantías Elvio Garzón, a pedido del fiscal Juan Malvasio, en la casa de Germán Esteban Buffa, un contador oriundo de Rosario del Tala que trabajó para Báez cuando éste estuvo al frente del Ministerio de Cultura y Comunicación, durante la segunda de gestión de Sergio Urribarri; y de personas allegadas al empresario, titular de la firma Global Means SA, según publicó Página Judicial.

Los efectivos se presentaron en una casa de Aldea María Luisa, donde vive Buffa; y en otra vivienda de calle Toribio Ortiz, en Paraná, perteneciente a allegados al empresario. Llegaron provistos de las órdenes para el secuestro de computadoras, pendrives y otros medios de almacenamiento de información y documentación que podría acreditar la vinculación comercial entre Báez y Buffa.

Los operativos se concretaron esta mañana en el marco de la investigación iniciada de oficio por la Procuración General para determinar el crecimiento patrimonial de Báez, a partir de una información que aportaron los abogados Rubén Pagliotto y Guillermo Mulet. En principio, se le adjudicaba la propiedad del Hotel Amanzi Termal, ubicado en la avenida Monseñor Rösch 4711, en Villa Zorraquín, que estaría a nombre de su esposa, Sofía Raquel Riquelme. Sin embargo, con el correr de la investigación, se extendió a determinar la propiedad de inmuebles, su participación en empresas, emprendimientos comerciales y viajes que habría realizado tanto él como su familia.

Báez estuvo al frente de las políticas de comunicación mientras Sergio Urribarri fue gobernador. Entre 2007 y 2011 lo hizo desde la Dirección General de Información Pública; y a partir de la segunda gestión quedó al frente del nuevo Ministerio de Cultura y Comunicación.

La sospecha es que Buffa era “un hombre clave en el andamiaje de los negocios de Báez”, como lo consignó el periodista Daniel Enz en su libro El Clan, una especie de biografía política de Urribarri. Buffa es un contador egresado de la Universidad de Buenos Aires (UBA) que comenzó a trabajar para Báez en 2011, cuando volvió a Entre Ríos después de desempeñarse en el Fondo Nacional del Tabaco y en el Ministerio de Economía. Es actualmente vicepresidente del directorio de Sociedad Anónima Entre Ríos, la empresa editora del matutino El Diario. Antes administró la radio FM Litoral, a través de la empresa Nueva Contacto SA, aunque quien figuraba en los papeles era su ex esposa, Betiana Elizabeth Ramona Pello. Ambos medios de comunicación se sostuvieron con una fuerte inyección de publicidad oficial mientras Urribarri fue gobernador.

En esta causa está sospechado de ser testaferro del ex ministro, y fue recientemente procesado en otra donde se investiga el manejo irregular de publicidad durante la gestión Urribarri. A través de la empresa Global Means SA, recibió 3.769.646 pesos para la difusión de distintas campañas y acciones de gobierno en medios de la Ciudad de Buenos Aires, entre los años 2012 y 2014. Por estos hechos, fue procesado como cómplice de Urribarri y Báez en negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública.  (fuente: Página Judicial)

 

 

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.