“La prescripción corre a partir de la denuncia; no importa la edad”

Sigrid Kunath.jpg web

La denuncia por presunta corrupción y prostitución de menores contra el abogado Gustavo Rivas causó una enorme conmoción en la ciudad. La discusión sobre la posible prescripción de los hechos, se puso en agenda. La senadora Sigrid Kunath, explicó los detalles de la Ley 27.206.

 

Mónica Farabello

 

La Ley Piazza fue popularmente conocida por ser impulsada por el diseñador de modas Roberto Piazza. Pero la legisladora entrerriana Sigrid Kunath del Frente para la Victoria, realizó un aporte más amplio para los delitos contra la integridad sexual de los menores.

ElDía la entrevistó para conocer los detalles de la norma que ya se encuentra en vigencia.

Hay denunciantes que hablan de hechos de los años 78- 79 y la discusión se centró sobre la posible prescripción o no de los hechos. ¿Cuál es la modificación que incorpora su ley con respecto a la ley Piazza?

-La ley 27.206 se encuentra vigente; en noviembre de 2015 fue promulgada. Lo que modifica es que se amplían los plazos para la prescripción en los delitos contra la integridad sexual, en víctimas menores de edad. Lo que se modificó con esta ley es el artículo 67 del Código Penal: esto es en cuanto a la prescripción.

Lo que dice ahora el texto de la ley es que en este tipo de delitos suspende la prescripción -mientras la víctima menor de edad- habiendo cumplido la mayoría de edad, haga la denuncia o alguna otra persona la haga.

Esto es lo que modifica en relación a la ley Piazza, que establecía que la prescripción comenzaba a computarse cuando la víctima cumplía la mayoría de edad. Con la 27.206, el plazo empezaría a correr a partir de la denuncia independientemente de la edad de la víctima.

¿Cuál es su opinión respecto al caso Gustavo Rivas?

-Sobre esto tengo muchísima prudencia en cuanto a hacer un encuadre legal, porque nosotros hemos hecho una herramienta legislativa que es discutir esta ley que está vigente, pero excede de lo que pueda decir en cuanto a la interpretación que tienen que hacer los magistrados judiciales.

No puedo hacer una interpretación en el aire sobre supuestos porque esta ley se aplica hacia adelante. En este sentido yo también mantengo como una posición muy prudente y muy expectante respecto a lo que va a dictaminar la Corte Suprema en la causa Ilarraz, por ejemplo.

Distintos fallos en la justicia provincial han establecido que la causa no está prescripta, pero como también la defensa ha ido apelando, actualmente está a resolución de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

¿Cuáles son las herramientas que protegen a los menores en casos de delitos de índole sexual?

-En el caso Ilarraz, independientemente de la ley Piazza o independientemente de la ley 27.206 ha habido fallos de la Justicia provincial que toman principios del derecho que están establecidos en nuestro país a través de la firma de tratados internacionales y que establecen principios diferenciales para la protección de los Derechos del Niño, el acceso a la Justicia y en base a eso se ha dictaminado sucesivamente que las causas no estén prescriptas.

Digo esto para no establecer con las palabras de uno, la interpretación sobre la ley que excede a lo que yo pueda determinar y especialmente con la comunidad tan sensibilizada.

Claramente cuando yo presento el proyecto (lo presenté en el año 2014) lo hice inspirada en la causa Ilarraz, y precisamente en este tipo de delitos que suceden en un ámbito incluso de poder por parte del victimario. Transcurrido el tiempo es muy difícil poder determinar, poder contar cuándo una víctima debería estar denunciando. Esto lleva un proceso interior que es tan especial como cada víctima.

Además del análisis de la prescripción ¿Qué otros puntos tomó la nueva Ley?

-Cuando presenté el proyecto, en los fundamentos tomamos como base algunos de los puntos de las resoluciones de la justicia provincial de Entre Ríos donde en algunas instancias ya se había establecido, que la causa Ilarraz no estaba prescripta.

Entonces nos parecía que tomando como base estos fundamentos podíamos plantear la modificación del Código Penal.

A su vez destaco el acompañamiento que el Congreso manifestó con la aprobación de esta ley. Sin este acompañamiento no hubiera habido ley posible.

También en esta ley lo que se plantea es la inhabilitación especial perpetua para aquellos victimarios que se hubieran servido de su cargo, profesión o empleo para la comisión de este tipo de delitos.

Gustavo Rivas, ocupaba el cargo de asesor legal de Carrozas Estudiantiles ¿En ese caso no podría volver a ocupar este tipo de cargos?

-En realidad nosotros planteamos la inhabilitación especial perpetua si se hubiera valido para la comisión de delitos, una determinada circunstancia frente al cargo que estaba desempeñando.

Insisto: nos inspiramos en la causa Ilarraz porque precisamente en este caso era un sacerdote que a su vez tenía a su cargo  alumnos en un seminario. Entonces claramente se plantea de manera tangible que las personas que sean condenadas en estas circunstancias sean inhabilitadas de manera perpetua para el ejercicio de sus cargos.

Imagino que durante el transcurso del trabajo legislativo, se le han acercado víctimas y ha conocido infinidad de testimonios. ¿Ha podido charlar con víctimas?

-Nosotros lo comenzamos a trabajar con patrocinantes de las víctimas de Ilarraz a este proyecto y cuando se empieza a trabajar esta problemática si se acercaron distintas organizaciones como la de Urdinarrain (ONG Con los Gurises No) a través de Mana Mussi. También Sebastián Patromo que forma parte de una ONG en Buenos Aires, de una organización que se generó posteriormente en Paraná.

Esto que las víctimas y sus familiares transformen su dolor en una energía para trabajar en pos de la visibilización del tema, nos resulta sumamente alentador, porque sin la lucha de las organizaciones seguramente estos casos no tendrían la visibilidad que hoy por hoy tienen.

Si bien es doloroso y confronta a la sociedad con las peores facetas de sí misma, este tipo de delitos también es alentador que actualmente se está hablando de estos temas.

Nuestra provincia lamentablemente ha tenido casos como Ilarraz, Moya, Broggi. Actualmente la causa que se están dando denuncias en Gualeguaychú. Si algo podemos buscar como una cuestión alentadora frente a tanto delito que resulta tremendo, es saber que hay personas que transforman su dolor en este coraje y en esta valentía y que pueden denunciar.

Mucha gente justifica el posible delito. Dicen “iban porque querían” ¿Por qué ocurre esto? ¿Qué es lo que pasa en una sociedad para justificar un presunto abuso?

-Bueno, la lectura que a mí me queda es que es alentador ver que hay algo  en movimiento y algunas cosas sobre las que no se hablaban ahora se están hablando. Pero también es necesario visibilizar y concientizar esta visibilización. En esto hay debates que nos debemos como sociedad como comunidad y en la cual nos involucra a todos.

 

Otras discusiones

La legisladora Kunath explicó que desde su equipo de trabajo plantearon “esta modificación de la ley que ya se encuentra vigente. Posteriormente vendrán las discusiones que deberá aplicar el Poder Judicial que están relacionadas con los principios del Derecho Penal, la imposibilidad de aplicarlo retroactivamente pero también los principios a nivel del Derecho que han tenido muy buenos fallos en esta provincia. Uno incluso con hechos previos a la vigencia de la ley Piazza y a la 27.206”.

Asimismo, reflexionó: “En definitiva, más allá de la prudencia con que uno se manifieste, hay una enorme expectativa de cómo el Poder Judicial actuará frente a esto. Imaginemos cuando la víctima recurre al servicio de justicia, y debe pasar por innumerables situaciones hasta poder hablar y que en ese momento se les diga que no se va a investigar: no porque no tienen razón, sino porque la causa está prescripta. Esto es lo que queremos evitar con esta ley”.

 

 

 

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.