“La realidad de la pirotecnia cero se verá esta noche, y tenemos miedo”

Patitas

Asociaciones proteccionistas reconocen que en Navidad bajó la cantidad de fuegos artificiales, pero temen por el incremento histórico en el uso de la pirotecnia durante Año Nuevo. Advirtieron sobre los efectos dañinos en los animales y suplicaron a la sociedad que se tome conciencia.

Aunque hace una semana, durante la Navidad, no hubo heridos por pirotecnia, lo que marcó una clara disminución del uso de la misma, lo cierto es que la prohibición total no fue acatada en su totalidad.

Ahora, en la víspera del Año Nuevo, el temor vuelve a estar latente: históricamente, el 31 de diciembre siempre se arrojaron más fuegos artificiales que el 25, y muchos grupos proteccionistas de animales alertan que será esta noche cuando realmente se verá el nivel de concientización que actualmente hay en la sociedad de Gualeguaychú.

“Notamos que el último 25 de diciembre hubo entre un 50% y un 60% menos de fuegos artificiales que las navidades de años anteriores. Pero esa fiesta no es un parámetro: para medir un poco la realidad hay que esperar a esta noche, y a eso sí que le tengo un poquito de miedo”, alertó a ElDía Coquí Carbó, integrante de Patitas Gualeguaychú, un refugio que alberga cientos de perros rescatados del abandono y del maltrato y que hoy esperan por un segundo hogar.

Al mismo tiempo, se refirió al rol de la Municipalidad para aplicar la norma: “No hay que seguir con el mandato de que desde el Municipio no se hizo nada y que no cambió nada simplemente porque se escucharon fuegos artificiales durante el 25. No sirve de nada el mensaje negativo. Lo que sí me parece es que el año que viene tendría que sacar más gente a la calle, porque esa presencia demostrará que para la Municipalidad este es un tema que se toma en serio y eso ayudará un montón”, aconsejó.

Los animales, y los perros especialmente, son unos de los que más sufren los fuegos artificiales. No logran entender la razón de por qué de pronto el mundo a su alrededor comienza a estallar. Taquicardia, temblores, falta de aire, nauseas, aturdimiento, sensación de irrealidad, pérdida de control y miedo a morir son sólo algunos de los síntomas que sufren muchos de ellos, e inclusive, los más sensibles pueden terminar con la peor de las consecuencias: muerte por infarto.

“Inclusive, muchos pacientes son atendido en los hospitales durante las madrugadas del 25 y el 31 de diciembre por haber sido mordidos por sus propios perros cuando intentaron protegerlos o querer calmarlos”, amplió Carbó al respecto, quien luego aconsejó con énfasis a los que tienen mascotas que no las mediquen con calmantes sin antes consultar con un veterinario porque “en algunos casos y con ciertos medicamentos, el animal sigue sintiendo el mismo pánico, pero medicado no lo puede expresar porque está dopado”.

Desde Patitas Gualeguaychú reconocen y festejan la existencia de la ordenanza pirotecnia cero que entró en vigencia en Gualeguaychú en marzo pasado, pero insisten que por sí misma no sirve de nada si no es acompañada por toda la sociedad: “Es muy efímera la satisfacción de tirar un petardo y es muy prolongado el mal que se causa. Por milésima de segundos de diversión, hay familias enteras que sufren toda la noche. Hay que empezar a prevalecer el bien colectivo y común por sobre los proyectos personales en lo que respecta a vivir en sociedad”.

“Igualmente, soy súper optimista y creo que a la larga o a la corta esto va a cambiar. Esperemos que la gente tome conciencia y queremos que el Municipio nos apoye y durante todo el año se sigan haciendo campaña y se continúe educando al respecto”.

 

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.