Las 8 cosas más extrañas que aparecieron en una playa

playa

Que linda la playa, ¿no? Sin embargo, muchas veces la arena nos puede sorprender. A continuación, los elementos más extraños, escabrosos e insólitos que trajo el mar.

Aunque es probable que haya muchas cosas enterradas en la arena, son más que suficientes las curiosidades que fueron encontradas en las orillas sin la necesidad de emplear una pala. Estos objetos vienen en todas las formas y tamaños, desde valiosas sustancias naturales o productos perdidos en el mar, hasta restos de animales marinos; no cabe duda de que la playa es un lugar excelente para encontrar todo tipo de cosas inusuales y maravillosas.

  1. Porciones de hielo gigantes

El invierno del año 2015 produjo unos trozos de hielo de tamaño considerable que acabaron siendo arrastrados hasta la orilla de Cape Cod National Seashore, en Massachusetts. Eric Fisher, un meteorólogo jefe de la CBS Boston, dijo que se trató de un evento que solo ocurre “una vez en toda una generación” debido a las frías condiciones climáticas de Nueva Inglaterra de ese mismo año. Y es que durante ese período, hubo tormentas que dejaron una gran cantidad de nieve en la zona, razón por la cual tuvo lugar este curioso fenómeno.

 

    1. Un Lego enorme

 

En el año 2011, un muñeco gigante de Lego fue encontrado anclado en tierra en la playa de Siesta Key Public justo antes del amanecer. La Oficina del Sheriff del Condado de Sarasota dijo que un bañista lo vio temprano y que se quedó impresionado. La figura medía aproximadamente dos metros y medio de alto, pesaba alrededor de 45 kilos, y estaba hecha de fibra de vidrio. En el torso, llevaba un mensaje críptico que decía “no real than you are”, y el número 8 con el nombre de “Ego Leonard” en la parte posterior. Otro hombre similar fue hallado en una playa de los Países Bajos en 2007, y otro en Inglaterra en 2008.  

  1. Zapatillas… ¡muchas zapatillas!

Si caminas por la orilla y encuentras una zapatilla Nike con el código 90 04 06, podrías haber descubierto una de las famosas (al menos para los oceanógrafos) 60.000 deportivas que cayeron de un barco azotado por una tormenta en 1990. Se cree que pudieron estar flotando durante diez años y, sorprendentemente, aún podían ser usadas, lo que hizo que varias playas se llenaran de personas apresuradas por encontrar pares de zapatos iguales. Ha habido más hallazgos como este desde entonces, así que recuerda, si te encuentras corto de efectivo y quieres un par de botas, prueba suerte en la playa.

zqapatillas

  1. Pies cortados

Desde el año 2007, las personas que han ido a las playas de la Columbia Británica o del noroeste del Pacífico de los Estados Unidos se han encontrado al menos diez pies cortados colocados en el interior de varias zapatillas, y cinco de los cuales ayudaron a dar con las víctimas aparentemente fallecidas. Se dice que los pies identificados pertenecían a personas desaparecidas, una que se suicidó y otra que falleció por causas naturales. Actualmente, nadie sabe a quién pertenecen el resto de pies amputados.

 

    1. Una mina

 

En el año 2015, una familia logró evitar un desastre después de tomarse varias fotografías junto a una mina sin explotar de la Segunda Guerra Mundial que pensaban que era una boya. Kelly Gravell se encontraba en Burry Port con sus dos hijos cuando descubrieron el objeto cubierto de algas marinas. La mujer de 32 años quedó atónita cuando la playa tuvo que ser clausurada días después, cuando los guardaparques de Carmarthenshire vieron la bomba, que tenía 70 años de antigüedad, y llamaron a un escuadrón para hacerla explotar.  

  1. Doritos

Imaginamos que todos los presentes en Outer Banks, Carolina del Norte, el 30 de noviembre de 2006 se llevaron la misma impresión: Doritos. Debido a un barco volcado, miles de paquetes de papas de esta marca acabaron en la orilla de la playa. Esto dio como resultado una barra libre para todos, donde tanto humanos como gaviotas acudieron rápidamente. Los pájaros se ahogaban en las bolsas abiertas, mientras la gente se apresuraba a recoger los paquetes intactos que, gracias a su sello hermético, todavía estaban en buenas condiciones. Algunos estaban molestos de que la gente pareciera más preocupada por obtener comida gratis que por limpiar una playa protegida por el estado. Sin embargo, las papas fueron despejadas de la arena, finalmente.

 

    1. Bananas

 

En 2007, los residentes de dos islas holandesas del Mar del Norte debieron haber pensado que habían sido bendecidos por los dioses de la fruta cuando miles y miles de bananas verdes llegaron a sus costas. En realidad, provenían de otro buque de carga que había volcado durante una tormenta. Muchísimas personas aparecieron para recoger la fruta, sin duda, teniendo en mente todas las recetas que podrían poner en práctica. De hecho, había tanto plátanos cubriendo la costa que algunos sugirieron su donación a un zoológico cercano.  

bananas

    1. Un globo ocular gigante

 

En 2012, un globo ocular del tamaño de una pelota de balonmano llegó a la orilla de Fort Lauderdale, Florida. Fue descubierto por un hombre que lo pateó unas cuantas veces antes de llevárselo a su casa y meterlo en el refrigerador. Afortunadamente, no tenía la intención de cocinarlo para el almuerzo, sino que trató de mantenerlo fresco hasta que alguien de la Comisión de Conservación de Pesca y Vida Silvestre de Florida pudiera recuperarlo e identificarlo. Finalmente, declararon que se trataba del ojo de un pez espada grande (una especie que puede llegar a los 635 kilos de peso). Es posible que un pescador se lo arrancara a un espécimen y luego lo arrojara por la borda.  

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.