Las cámaras del banco filmaron a Ortiz sacando plata con la tarjeta de Villarruel

susana-villarruel-y-ramon-ortiz2

Era la única prueba que le faltaba confirmar al fiscal Martín Gil para finalizar la Investigación Penal Preparativa (IPP); y el jueves requirió la elevación de la causa a juicio. Las imágenes son del Banco Galicia y se registraron la misma mañana que Susana Villarruel fue asesinada.

 

Carlos Riera

 

Mañana se cumplen dos meses del día en que desapareció y mataron a Susana Villarruel. En 60 días, el fiscal Martin Gil reunió todos los elementos e indicios que aparecieron en el camino y que fundamentaron llevar a juicio al hombre que detuvieron un día antes de que apareciera el cuerpo de la mujer.

Se trata de Ramón De La Cruz Ortiz, que enfrenta una imputación por homicidio triplemente calificado y que en caso de ser condenado, podría recibir la pena máxima que figura en el Código Penal Argentino: la prisión perpetua. Está detenido desde el 11 de julio y las intenciones de la Fiscalía es que permanezca en prisión preventiva hasta el final del juicio.

Es que hay razones sobradas de que existe riesgo de fuga y ejemplos recientes que fundamentan la importancia de que Ortiz no recupere la libertad. Es una persona que no tiene domicilio fijo, no tiene trabajo, su madre tampoco lo podría recibir en su casa porque lo denunció por un violento robo que casi la mata a principios de año; y si se tiene en cuenta lo ocurrido con Leandro “Coño” Martínez, que se fugó a Brasil un día antes de comenzar el juicio que lo tenía imputado a una pena de prisión perpetua por el homicidio de Estela Alberto, nada hace presagiar que el juez de Garantías Mario Figueroa lo beneficie con una excarcelación.

El 28 de agosto vence la prórroga de 15 días de prisión preventiva que le habían dictado y el martes se deberá renovar esa prórroga, aunque no hay precisiones sobre cuántos días dictaminará el magistrado. Todo hace pensar que será otra quincena, con posibilidad a prorrogarse hasta la fecha de juicio.

 

Sonría, lo estamos filmando

Las pruebas que existen contra Ortiz son muchas y difíciles de sortear para la defensa. La más importante de todas está relacionada con la tarjeta de cobro de la Asignación Universal por Hijo que el hermano de Susana Villarruel encontró en su casa tras la detención de Ortiz y entregó a la Justicia.

Gil le había solicitado al Banco Nación que le informara si estaba vigente el plástico y cuándo se había registrado el último movimiento. La respuesta de la entidad fue reveladora. La tarjeta estaba vigente y había sido utilizada por última vez el 10 de julio a las 9.27, es decir el día que Susana Villarruel dejó la casa tras la discusión con De La Cruz Ortiz y la hora en la que se cree que ya estaba muerta.

El Fiscal pidió los registros fílmicos del Banco Nación en ese horario, pero no se encontró nada de lo que se buscaba. Los interrogantes llevaron a descubrir la incógnita. El Banco Nación trabaja con la red Link y la tarjeta de Villarruel pertenece a la red Banelco, por lo que se encomendó un nuevo trabajo investigativo. Comenzaron a buscar en el resto de las entidades bancarias que trabajan con cajeros automáticos Banelco y la novela llegó a su fin. Cuatro cámaras de seguridad filmaron a Ramón De La Cruz Ortiz retirando fondos de la caja de Susana Villarruel a las 9.27 del 10 de julio.

La otra prueba fundamental tiene como protagonista al teléfono celular secuestrado en la casa que compartía Ortiz con su cuñado en el asentamiento sur de calle Tropas. La Fiscalía tenía fuertes sospechas de que pertenecía a la víctima, porque en ese teléfono se encontraron fotografías almacenadas en la tarjeta de memoria. A fines de agosto, una hija de Susana Villarruel fue sometida al reconocimiento y sin dudar afirmó que el aparato pertenecía a su madre y que lo tenía con ella el día que desapareció.

 

Preparados para el juicio

El fiscal Martin Gil presentó el jueves el requerimiento de elevación de la causa a juicio. La Defensa del acusado tiene cinco días hábiles desde el momento en que es notificada para contestar sobre los planteos que puede hacer con respecto a todo lo recabado en la investigación, para el momento en que se realice la audiencia de elevación a juicio, no existan sorpresas. Pero esto es sólo mero formalismo, porque en la realidad no ocurre y en dichas audiencias pueden existir planteos o pedidos de nulidades que no fueron comunicados previamente.

Una vez que la Defensa conteste sobre el requerimiento de la Fiscalía, se fijará una fecha realizar la audiencia de elevación a juicio con el juez de Garantías Mario Figueroa.

 

El Dato

Además del juicio por el femicidio de Susana Villarruel, Ortiz deberá enfrentar otro debate oral y público en un futuro cercano por el salvaje robo a su madre. Beatriz Espíndola lo denunció por haberla golpeado con un fierro en la cabeza para robarle. La mujer será llamada como testigo en el juicio por el femicidio, pero no se debatirá su caso en esta audiencia.

 

 

 

 

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.