Los mayores de 65 no pagarán los sellados para la renovación del registro

Adultos al volante
La exención de sellado municipal fue aprobada en la última sesión de Concejo Deliberante. El proyecto, presentado por el Ejecutivo y acompañado por unanimidad, modifica la ordenanza 10287/97 que rige el código tributario municipal.
Las personas mayores de 65 años, de acuerdo a la Ley Nacional de Tránsito, deben renovar su licencia de conducir anualmente. Esto supone que, cada vez que realizan el trámite deben abonar sumas importes por la revisación médica y por los sellados municipales.
De acuerdo a un cálculo realizado por el Ejecutivo municipal, mientras que una persona menor de 65 años paga $1170 por renovar su licencia de conducir por cinco años, un adulto mayor, al realizarlo anualmente, debe destinar $ 2875 en ese mismo plazo. Lo que evidencia una asimetría importante entre las franjas etarias.
La exención incluye: 1) Sellado para otorgamiento o renovación de la Licencia Nacional de Conducir para personas que hayan cumplido 65 años y para discapacitados; 2) De derecho de examen para personas que hayan cumplido 65 años de edad y para discapacitados. 3) Otorgamiento de permisos provisorios de conducir para las personas con discapacidad.
Sobre el proyecto realizado conjuntamente entre la Secretaría de Gobierno, la Secretaría de Desarrollo social y Salud, la Dirección de Tránsito y el área del Adulto Mayor, el responsable de esta última, Víctor Hugo Lapido, celebró la iniciativa.
“Es una hermosa forma de cerrar el año. Esto viene enmarcado en un proyecto de gobierno que plantea mejorar la calidad de vida de los adultos mayores, y tiene como antecedente la designación de los días martes como exclusivos para la toma del examen teórico. Algo que mejoró muchísimo los índices de aprobación de los adultos mayores”, expresó Lapido.

 

Te puede interesar: La colonia de los adultos mayores generó nuevas críticas al PAMI  
Además, la prueba práctica “no la realizan en la pista de manejo, sino en la calle, donde manejan habitualmente los adultos mayores, lo que elimina buena parte del estrés y la tensión vivida”.
Por último, el responsable municipal consideró al 2017, más allá de las complicaciones con los afiliados del PAMI, como un gran año para los adultos mayores. En este sentido, rescató la aprobación de la Tercer Card (establece un descuento del 50% en el transporte público para los mayores de 65 años), los diversos talleres ejecutados y el desarrollo del Presupuesto Participativo del Adulto Mayor, entre otras iniciativa.
“También el año que pasó Argentina ratificó la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de los Adultos Mayores. Este va a ser un gran eje para seguir trabajando en los derechos de las personas mayores”, expresó Lapido.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.