Robaron una boutique dos noches seguidas

Utilizaron elementos contundentes para romper la vidriera
Utilizaron elementos contundentes para romper la vidriera

El jueves por la madrugada rompieron la vidriera y sustrajeron la mercadería en exhibición, ayer a la misma hora hicieron lo mismo, ingresaron y desvalijaron el local. A la policía no le arrancó el patrullero.o


Por Carlos Riera

redaccion@eldiadegualeguaychu.com.ar

El negocio de venta de ropa informal “Maia”, ubicado en calle Urquiza al oeste 2550, sufrió un hecho único, lo robaron durante dos noches seguidas y los delincuentes se llevaron mercadería valuada en 10 mil pesos.

La propietaria Silvia Barrios contó que el jueves por la madrugada rompieron el vidrio con un bloque de hormigón y sustrajeron la ropa puesta en exhibición, la alarma sonó, la policía llegó a los pocos minutos mientras que la empresa de seguridad privada tardó más de una hora en arribar al lugar. Por la tarde, la mujer decidió invertir mil pesos en el arreglo del vidrio del frente del negocio y no quiso poner rejas pensando que este hecho no volvería a suceder, pero se equivocó.

A la noche siguiente y a las dos de la madrugada aproximadamente, y con un objeto similar, los ladrones volvieron a repetir el modus operandi pero esta vez ingresaron dentro del local desvalijándolo por completo, según relató la dueña. Los delincuentes, con la ropa a cuesta y alguna perdiéndola en el camino, atravesaron un descampado ubicado frente al local y escaparon en dirección al barrio Medanos, se sospecha que se trataba de cuatro personas.

Según lo que comentaron los denunciantes del robo, los efectivos de la Comisaría Sexta colaboraron en todo momento y mostraron muy buena voluntad a pesar de no tener los medios suficientes para montar un digno operativo policial. En el robo de ayer por la madrugada, en la comisaría había un solo efectivo, la patrulla no arrancaba si no era empujada, carecía de luces, y el policía que recorría el terreno por el que escaparon lo hacía con un reflector que se apagaba porque no tenía baterías.

“Luego de mucha insistencia logré que me pusieran una custodia en el local hasta las seis de la mañana, ahora deberé poner rejas”, declaró resignada la mujer y comentó que la inseguridad ha crecido notablemente en la zona: “hay muchos robos en este barrio, desde que está el Zupicchini los robos son continuos, la Policía no tiene recursos y la alarma que uno tiene es lo mismo que nada”.

El personal de la Comisaría Sexta se encuentra trabajando en este episodio, ya se han obtenido datos sobre los sospechosos del caso, en las próximas horas se solicitaría alguna diligencia judicial que permita un allanamiento. Al parecer se tratarían de menores de edad vecinos a la comisaría, del barrio Francisco Ramírez.

La Policía se excusó sobre los problemas que tuvieron la noche del último robo, manifestaron que ese día hubo muchos problemas familiares de diferente índole en la zona y hasta se produjo un accidente de tránsito a la hora del hecho delictivo, lo cual disminuyó las fuerzas operativas de la comisaría.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.