Los primeros autos voladores llegarán el año que viene

auto volador

Se mostró en el Salón de Ginebra el diseño final del vehículo que se lanzará en 2019 y hay mejoras en el desarrollo en el que trabaja Audi. Además, Porsche se mostró interesado en esta modalidad.

La idea de tener un auto que vuela ha aparecido hace décadas en numerosas historias de ciencia ficción. Pero desde hace unos años se ha transformado en un proyecto que comienza a materializarse. Y en el Salón del Automóvil de Ginebra los autos voladores han sido noticia.

La muestra suiza sirvió para presentar la versión definitiva del PAL-V Liberty, el primer auto volador del que ya se aceptan reservas y cuyas primeras unidades serán entregadas el año que viene. Habrá dos versiones, una que cuesta 400 mil dólares y otra de 600 mil dólares.

Se trata de una combinación entre un auto y un giroplano. La propulsión para volar la realiza mediante una hélice y tiene unas pequeñas alas. A diferencia de un helicóptero, en donde el impulso se produce en un rotor movido por un motor, el rotor gira libremente impulsado por el aire. Esto le permitiría, en caso de emergencia, poder planear para descender.

En su formato para moverse por tierra cuenta con tres ruedas y su peso en vacío es de 640 kilos. Alcanza una velocidad máxima de 160 km/h y logra la aceleración de 0 a 100 km/h en nueve segundos. Su motor tiene entrega un total de 100 caballos de fuerza.

Para usarlo volando, primero hay que poner hélices y alas en posición, en un proceso que demora entre 10 y 15 minutos. Una vez en el aire, El PAL-V Liberty alcanza una velocidad máxima de 180 km/h y es capaz de lograr una altitud máxima de 11.480 pies, unos 3.500 metros.

Gracias a su condición de giroplano, podrá realiza aterrizajes de emergencia en superficies reducidas, como las de una cancha de tenis. Eso sí, para despegar es necesario carretear de 90 a 200 metros. Y no será para cualquiera: más allá de su valor económico, habrá que contar con licencia de vuelo y acreditar un mínimo de entre 30 a 40 horas de vuelo.

El otro proyecto que se presentó en Ginebra es también una evolución de un desarrollo que ya tiene unos años. Se trata del Pop.Up Next, un vehículo que se puede mover por tierra o por aire, de forma autónoma y con propulsión eléctrica.

Se trata ve un proyecto fruto del convenio entre colaboran Italdesign Guigiaro, Audi y Airbus. Entre las tres empresas llevan adelante esta cápsula que se puede acoplar tanto a una base rodante eléctrica para moverse por tierra como también un módulo con hélices, con forma de drone gigante, para ir por el aire.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.