Macrón pagó una fortuna para renovar la vajilla y estalló Francia

¿50.000 o 500.000 euros? La consistente diferencia entre ambas cifras justifica el escándalo desatado esta semana en Francia en torno a un juego de platos de porcelana que compraron Brigitte y Emmanuel Macron para el palacio del Elíseo y que fue pagado con el dinero de los contribuyentes.

El 8 de junio pasado, el periódico Journal du Dimanche informaba que la sede presidencial disponía de un nuevo servicio de porcelana, comprado por 50.000 euros. Esa cifra fue, sin embargo, corregida ayer por el semanario satírico Le Canard Enchaîné, quien afirma que la vajilla en cuestión habría costado la módica suma de 500.000 euros.

En un país donde el salario mínimo no llega a los 1500 euros mensuales, y donde una tasa de desempleo del 9% mantiene a 3.435.000 personas fuera del mercado laboral, esa cifra no solo tuvo el efecto de un seísmo, sino que reforzó el argumento de que Emmanuel Macron “es el presidente de los ricos”.

Conocido por develar la mayoría de los escándalos políticos de la Quinta República, el Canard dio la información, “obtenida de fuentes allegadas a la presidencia”. Según la publicación, apenas llegaron, los Macron quisieron dotar al Elíseo de una nueva vajilla, que fue encargada a la Manufactura Nacional de Sèvres, en las afueras de París, cuyas porcelanas son célebres en el mundo entero.

En total, la Manufactura fabricará unos 900 platos de presentación y 300 platos de pan. Parte del costo debería ser asumido por el ministerio de la Cultura pero -según afirma el “Canard”- el precio evocado originalmente sería diez veces superior. Calculadora en mano, los medios franceses han llegado a la conclusión de que cada plato costaría al contribuyente entre 400 y 500 euros.

Los 50.000 euros anunciados al Journal du Dimanche por los servicios del Elíseo, habrían servido en realidad para remunerar a los 30 artistas que participaron en el concurso que definió quién realizaría el diseño del juego de porcelana.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.