Moverse, pilar de una vida saludable

Gimnasia tercera edadPese a que la actividad física regular tiene beneficios indudables para la salud, independientemente de la edad y la condición, sin embargo gran parte de la población lleva una vida sedentaria.

“La vida está en el movimiento” ha dicho el filósofo griego Aristóteles con razón, al destacar que lo propio de los seres vivos –y el hombre lo es- es la actividad.

La inmovilidad, de hecho, está asociada a la muerte, al cuerpo inerte. La actividad física consiste en un movimiento incesante. Salir a caminar, trotar o correr, hace que el cuerpo se mantenga vital.

Se sabe desde antiguo que el ejercicio es indispensable para capitalizar los beneficios de una sana nutrición. Se obtienen las mayores ventajas de los alimentos, cuando se desarrollan las actividades aeróbicas.

En contraposición, la vida sedentaria y la falta de actividad son las principales responsables de muchas enfermedades, sobre todo de las cardiovasculares y las vinculadas a la obesidad.

Las estadísticas dicen que en Argentina el 55% es sedentario, al tiempo que, 6 de cada 10 adultos tienen exceso de peso y 2 de cada 10 padecen obesidad. El futuro, en este aspecto, no parece muy prometedor.

Que 5 de cada 10 personas no realicen ninguna actividad física es un dato preocupante desde el punto de vista de la salud pública. Si se tiene en cuenta que el sedentarismo mata y provoca discapacidad.

Diego Bernardini, doctor en Medicina de la Universidad de Salamanca (España), en un reciente artículo resaltó los beneficios de la actividad física como recurso para mejorar la salud.

Un aspecto relevante, dice, es que esta mejora se produce mientras el cuerpo se va adaptando al esfuerzo que supone un ejercicio determinado. Los cambios son constantes, allí radica el secreto del movimiento.

“Sin embargo –aclaró-, una vez que nuestro organismo se acostumbró a la demanda que le exigimos, ya no hay mejora, por eso estímulos o cargas variables son la mejor forma para que nuestro cuerpo se mantenga en forma”.

Bernardini explicó que el movimiento físico es todo aquello que nos haga gastar más calorías que si estuviéramos en reposo. Moverse más significa, en este sentido, bajar una parada antes del colectivo y caminar, es subir por las escaleras del edificio donde se vive, es sacar a pasear más seguido a las mascotas, son cinco minutos más en la cinta de ejercicios del gimnasio o es trabajar un rato más en el jardín de la casa. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda caminar no menos de 30 minutos diarios o 150 minutos semanales. Es decir lo ideal es que todos los días hagamos un poco de ejercicio.

Quien adopta este hábito aprenderá a reconocer los efectos beneficiosos, que pueden ser inmediatos,  como descansar mejor de noche, o de largo plazo, como perder algo de peso o mejorar los valores de colesterol y azúcar en la sangre.

Por lo demás, hay un entorno urbano y tecnológico que acentúa la tendencia a no moverse. El uso del auto y las horas frente a las pantallas (el celular, la playstation, la TV o la computadora), por ejemplo, son barreras al movimiento.

Pero es bueno recordar, al respecto, que la vida consiste en el movimiento, y en él tiene su esencia. Si creemos que la salud es un bien que vale la pena defender, debiéramos comprender este concepto.

Por otra parte el ser humano es un ser bípedo (anda sobre dos extremidades y permanece erguido sobre ellas) de suerte que caminar no es algo de lo cual se pueda prescindir.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.