“El Municipio debería controlar más a los prestadores turísticos”

BredleUn prestador de la ciudad destacó que la temporada ha bajado considerablemente en los últimos tiempos por diferentes razones. Dijo que el que gasta más es el que viene en familia a disfrutar de lo que le ofrece Gualeguaychú, mientras que los jóvenes pasan el día en la playa para luego concurrir al Carnaval.

 

Luis Bredle brinda servicios de paseos en embarcaciones y terrestres. Definió a la temporada como “atípica”, aclarando que su opinión no tiene “intencionalidad política alguna. No defiendo ni ataco a nadie, aunque parte de la culpa de lo que pasa la tenemos los gualeguaychuenses”, opinó.

Por otro lado, se mostró preocupado “por el descenso que desde hace un tiempo se observa en la ciudad en lo que a afluencia de visitantes se refiere, con un volumen de turistas que viene bajando considerablemente”.

Destacó que en la presente temporada cambió el “perfil turístico, con una primera quincena de enero buena, destacándose la presencia de familias visitando nuestra zona que entiendo es a lo que deberíamos apostar”. En la segunda quincena y en lo que va de febrero el “número bajó”, en relación a otros años.

 

Nota relacionada: Buscando cambiar el perfil, organizan el fin de semana de Carnaval

 

Valoró la presencia de familias pertenecientes a clase media trabajadora que llegan para “disfrutar de las bondades que ofrece la zona”. Son los que “consumen en los comercios, comedores, concurren al Carnaval, a las termas, a las playas y dan una vuelta en lancha”, en definitiva “gastan todo lo que traen, algo que nos “ha permitido mantenernos a los prestadores turísticos”

Opinó que lo que está faltando es el turismo de “camping, aquellos en su mayoría jóvenes que llegan con su carpa a pasar unos días”. Indicó que un lugar, a la vera del río, con una muy buena capacidad “no ha pasado las 50 carpas”.

 

El turismo joven

PLaya-TAPA

Sobre este sector turístico, opinó que en el feriado de Carnaval “copan la ciudad. Vienen a hacer la de ellos, como nosotros en nuestra etapa de juventud. Eligen quedarse en la playa la mayor parte del día, hacen la previa, después van al Carnaval, nuevamente a la playa y entre lunes y martes pegan la vuelta”.

Destacó que en su caso, este tipo de turismo mucho no sirve, ya que “prefieren gastar el dinero en otras actividades, no en un paseo en el río, algo que se aprecia mucho más en familias y parejas que vienen con otro tipo de expectativas”, señaló

Respecto a la gestión del intendente Martín Piaggio, opinó que “es buena en lo que tiene que ver con la obra pública, mientras que en materia de turismo todavía nos falta mucho, empezando por la información y terminando con los servicios”.

Dijo desde “el Estado municipal debería llevarse adelante un control de calidad de los prestadores”, debido a que la “gente se queja mucho, particularmente de algunos lugares donde se hospeda, también de determinados lugares donde ha concurrido a comer”.

 

Te puede interesar: Buen arranque de febrero: 87% de ocupación hotelera y unas 20 mil personas en el Carnaval

 

El prestador de 67 años, lleva 25 en el rubro. Todo comenzó con una lancha de 17 metros de eslora en 1992. Se trataba de una embarcación conocida como “lancha colectivo, similares a las que todavía se observan en el Tigre y en Villa Paranacito” con una capacidad para 50 personas que “colmaban su capacidad”, no solo en los paseos de una hora, también con “dos o tres viajes diarios al río Uruguay”.

Hoy no se realizan por la sencilla razón de que “no hay interesados”. Agregó que en aquellos primeros años de actividad pudo crecer económicamente, lo que le permitió invertir en un barco crucero también de 17 metros de eslora. Hoy, estas embarcaciones, se encuentran en el Tigre y en San Fernando, ya que se vio obligado a venderlas entre el 2013 y el 2014.

 

La opinión de un turista

Adrián llegó desde Capital Federal. Fue consultado por ElDía en plena Costanera, donde señaló que vino a pasar “dos semanas a la ciudad para cambiar un poco de aire, ver un poco de verde y dejar el mar por esta temporada”. Indicó que los precios le parecen razonables y mencionó que una cena para tres personas por $600 es algo accesible, cuando en Capital Federal no bajan de los $1000. Contó que se aloja en una cabaña y que si bien “no está mal, el servicio podría ser un poco mejor”.

 

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.