Reforzar la prevención a través de la vacuna

Dos monos murieron por fiebre amarilla en Corrientes.


El ministro de Salud Pública de la provincia de Corrientes, Adolfo Schneider, estimó que otros nueve monos hallados sin vida también sufrían la enfermedad. Las autoridades compraron 100 mil nuevas dosis de vacunas.
Schneider aclaró que, "por el momento, no existe ningún caso sospechoso de fiebre amarilla entre seres humanos en la provincia", aunque instó a reforzar la prevención para evitar un eventual brote de esa patología.
En declaraciones radiales, Schneider indicó que, "de acuerdo con los exámenes realizados en el Instituto Maiztegui (en la ciudad bonaerense de Pergamino) en dos de los once animales muertos, se confirmó que tenían fiebre amarilla, y eso indica que casi con seguridad los demás murieron por la misma causa".
En las últimas semanas, las autoridades de la Zona Sanitaria Quinta hallaron cinco monos muertos en Colonia Liebig, tres en la localidad de Garruchos y otros tres en San Carlos, pero sólo a dos pudieron tomar muestras de hígado, riñón, corazón y bazo para su estudio, debido al avanzado estado de descomposición en que fue encontrado el resto.
El funcionario dijo, por otra parte, que la provincia compró a Francia 100 mil dosis de la vacuna contra la fiebre amarilla, con una inversión de un millón de pesos.
"Esta adquisición es complementaria a los envíos que realiza Nación y apunta a realizar un bloqueo de vacunación en la zona de riesgo", precisó Schneider, a la vez que aseveró que "más del 95 por ciento de la población objetivo ya ha sido inoculada".
"Con esa cantidad de dosis podremos estar prevenidos ante una eventual aparición de brotes en otras zonas", estimó el funcionario, y destacó "el rastrillaje que se está haciendo casa por casa en toda la zona en riesgo".
El ministro aseguró que la cartera a su cargo venía actuando "como si los resultados de los análisis de los monos muertos ya hubieran dado positivo", e instó a las diferentes comunas correntinas a reforzar los controles para evitar la reproducción de los mosquitos que trasmiten la enfermedad, ya que las condiciones para esto, admitió, "distan mucho de ser las ideales".

 ————————————————–
 
  • Control de catering en micros en la Pcia. de Buenos Aires
 
Tras la muerte de una nena por síndrome urémico hemolítico hay estrictos controles.
 
El ministro de Salud bonaerense, Claudio Zin, confirmó que ya se cerraron dos empresas que elaboraban alimentos para las líneas de transporte. Explicó que los controles se realizan por la muerte de una menor por síndrome urémico hemolítico.
El ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Claudio Zin, encabeza estrictos controles de bromatología en los micros de larga distancia, luego de confirmarse la muerte de una niña por síndrome urémico hemolítico. 
El ministro bonaerense indicó, que el Ministerio de Salud y la Subsecretaría de Bromatología, junto con la Municipalidad de Berazategui, realizan inspecciones en el catering de las unidades que circulan hacia la costa atlántica. 
Zin confirmó que hasta el momento se clausuraron dos de las empresas que preparan la comida para las líneas de transporte. Denunció, además, que "un 10% de los micros transporta comida en estado paupérrimo".
El ministro de Salud confirmó que días atrás falleció una niña por el síndrome urémico hemolítico y remarcó que una de las principales fuentes de transmisión de esa bacteria podría ser el catering.
"Sospechamos que en la comida o en el agua tiene que haber contaminación", explicó el funcionario bonaerense al tiempo que reveló que muchas de las unidades que vienen de Misiones "sólo cargan agua una vez y no la renuevan". 
 

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.