El Obispo Héctor Zordán se encontrará con el Papa Francisco

Zordan con obispos en curso RomaEl obispo de Gualeguaychú, Monseñor Héctor Zordán, se encontrará mañana con el Papa Francisco.

“Le haré presente el saludo y la cercanía filial de cada uno de ustedes”, escribió Zordán en una carta dirigida este miércoles a los fieles de la diócesis desde Roma, donde participa del curso para obispos nuevos y que concluirá con una audiencia con el Papa.

En su escrito, el Obispo de Gualeguaychú comentó también su impresión sobre lo vivido en el curso. “Tuvimos oportunidad de abordar diversos temas que hacen a la vida de las diócesis y de la Iglesia en general, en un clima de verdadera fraternidad y de mucha cordialidad. Y, como el tema eje de nuestra reflexión es “Los obispos, maestros de discernimiento”, lo que más resonó en estos días fue aquello de la “sinodalidad”, expresión repetida por mí en diversas oportunidades, que nos hace presente el modo de caminar en la Iglesia en la búsqueda y la realización de la voluntad de Dios”, dijo Zordán.

Además recordó especialmente la misa celebrada el sábado en la Basílica Vaticana. “Allí, cerca de las reliquias del apóstol Pedro, los tuve especialmente presente a todos -sacerdotes, consagrados y consagradas, seminaristas, el resto del pueblo de Dios- pidiendo al Señor por ustedes, para que los bendiga con abundancia y los confirme en la fe”.

Cinco obispos argentinos participan del curso: Ricardo Sierutti, auxiliar de Córdoba, Oscar Miñarro, auxiliar de Merlo-Moreno, Jorge Scheinig,  auxiliar de Mercedes-Luján, Gabriel Mestre, obispo de Mar del Plata,  y el obispo de Gualeguaychú.

“Los llevo permanentemente en mi recuerdo y en mi corazón. No dejen de rezar por mí; yo tampoco dejaré de hacerlo por ustedes”, concluyó Zordán.

 

Texto completo de la carta:

Queridos hermanos y amigos de la diócesis de Gualeguaychú.

Desde Roma, donde estamos casi terminando el curso que ofrece la Santa Sede para los Obispos recientemente ordenados, les hago llegar mi cordial, fraterno y afectuoso saludo.

Participamos cinco nuevos obispos de la Argentina: Ricardo Sierutti, auxiliar de Córdoba, Oscar Miñarro, auxiliar de Merlo-Moreno, Jorge Scheinig,  auxiliar de Mercedes-Luján, Gabriel Mestre, obispo de Mar del Plata,  y yo. Tuvimos oportunidad de abordar diversos temas que hacen a la vida de las diócesis y de la Iglesia en general, en un clima de verdadera fraternidad y de mucha cordialidad. Y, como el tema eje de nuestra reflexión es “Los obispos, maestros de discernimiento”, lo que más resonó en estos días fue aquello de la “sinodalidad”, expresión repetida por mí en diversas oportunidades, que nos hace presente el modo de caminar en la Iglesia en la búsqueda y la realización de la voluntad de Dios.

El sábado pasado concelebramos la Eucaristía en la Basílica Vaticana. Allí, cerca de las reliquias del apóstol Pedro, los tuve especialmente presente a todos –sacerdotes, consagrados y consagradas, seminaristas, el resto del pueblo de Dios– pidiendo al Señor por ustedes, para que los bendiga con abundancia y los confirme en la fe.

Si Dios quiere,  para cerrar el curso, tendremos la audiencia con el Santo Padre Francisco. En esa oportunidad le haré presente el saludo y la cercanía filial de cada uno de ustedes.

En estos días aprovecho también la ocasión para visitar algunas comunidades de los Misioneros de los Sagrados Corazones -la congregación religiosa  a la que pertenezco- y a otros amigos de aquí para celebrar con ellos la alegría de mi reciente ordenación episcopal. Pronto nos volveremos a encontrar, estoy seguro de que con una mayor riqueza para compartir con ustedes.

Los llevo permanentemente en mi recuerdo y en mi corazón. No dejen de rezar por mí; yo tampoco dejaré de hacerlo por ustedes.

Con mi abrazo cordial y fraterno los saludo en el Señor.

Héctor Zordán, obispo de Gualeguaychú

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.