Papelón de Central: fue una sombra y perdió por paliza en Rosario del Tala

Foto Archivo

Foto Archivo

El rojinegro jugó un partido espantoso, dio enormes ventajas, lo superaron con llamativa facilidad y cayó 92-54 ante Atlético Tala, ahondando su mal presente y sembrando más dudas a su incierto futuro.

Pese a las ausencias de Giaveno y Fillol, ambos lesionados, lo de Central fue lo peor que se vio en mucho tiempo, inclusive peor de lo que mostró en el segundo tiempo hace quince días frente a Regatas.
El rojinegro fue un equipo sin alma, con poquísimas ideas en ofensiva, al punto que pasó casi 9 minutos sin convertir y solamente hizo 4 puntos en el cuarto inicial y que defensivamente dio todo tipo de facilidades, permitiendo que Atlético se despegue con facilidad, sin hacer las cosas demasiado difíciles, por el contrario, moviendo bien el balón y convirtiendo ante un Central que en algunos momentos ni siquiera ofreció resistencia en defensa.
Con el goleo de Wall, Monti y Hauscarriague, Atlético se hizo un picnic ante un abúlico Central, que no pudo hacer nada y se fue al primer descanso dejando una imagen espantosa y perdiendo 28-4.
El segundo cuarto fue más de lo mismo. Atlético dominando de punta a punta el partido y Central in ideas, sin actitud y sin juego, mostrando la peor cara en el torneo. Los talenses aprovecharon la enorme superioridad en el juego para marcar diferencias enormes, con la solvencia de Hauscarriague en la conducción, la presencia ofensiva de Wall y Monti en el goleo, sumado al aporte de todos los que pisaron cancha, a excepción de Mazzini que se lesionó en los primeros minutos y no volvió a pisar cancha.
Central ni siquiera estuvo preciso desde la línea. Las pocas veces que fue a la línea erró sus lanzamientos y Atlético se despegó con total autoridad, pasando la pelota y lastimando con llamativa facilidad al rojinegro, que no convirtió triples y solamente anotó un libre en todo el primer tiempo, donde anotó la magra suma de 17 puntos.
Sin equivalencias, Atlético se fue al descanso largo ganando 46-17 ante un equipo que mostró una imagen sumamente descolorida y pese a las ausencias, fue superado en todos los rincones de la cancha.
El resto del partido estuvo casi de más. Atlético no sacó el pie del acelerador y mantuvo la diferencia, aprovechando que Central continuó dando ventajas de todo tipo. En Central solamente se puede resaltar la entrega de Maglione y alguna buena aparición de Arca en la zona interior, pero sin que haya nadie que tenga un momento de claridad, al menos para tratar de controlar el ataque de Atlético Tala.
Central literalmente no defendió, dejó que le conviertan goles de todos los colores y como si fuera poco, perdió por técnicas y descalificación a Sieiro, antes que el tercer cuarto termine con los locales al frente 70-39.
En los últimos diez minutos nada cambió, Atlético hizo goles de la forma que quiso, voleando pelotas desde el rebote y conversiones sin oposición de Central, que sufrió el partido ante un rival que no le perdonó ninguno de los millones de errores que cometió el equipo de Pestuggia.
Lo de Central fue literalmente un papelón. Pese a las ausencias que acortaron la rotación, el equipo jugó el peor partido del torneo, jamás siquiera insinuó un intento de remontada y se volvió con muchas dudas de cara a un futuro sumamente incierto.

FICHA

Atlético Tala 92
M. Hauscarriague 18
I. Monti 20
J. Wall 22
M. Mazzini 2
J. Bollo 6

B. Salvatori 4
J. Fumaneri 9
G: Romero 1
D. Echazarreta 10
M. Pandiani 0
DT: Gastón Fernández

Central Entrerriano 54
M. Morel 8
J. Gerlero 5
G. Sieiro 4
M. Olocco 8
A. Arca 16

L. Maglione 8
J. Schaff 5
F. Ferrer 0
DT: José Pestuggia

Estadio: Atlético Tala – Parciales: 28-4; 46-17; 70-39 – Árbitros: N. Raggio – M. Robles

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.