Cómo perciben el mundo los chicos con Asperger

asperger

En los últimos días y a raíz de un episodio poco afortunado al ser expulsado de un colegio de formación religiosa un niño con Síndrome de Asperger, se ha puesto sobre la mesa la cuestión inclusiva de la educación y las herramientas con las que cuenta un docente y los padres al momento de incluir un niño con capacidades diferentes dentro de la escolaridad considerada como “normal”.

 

Lic. Federico Peralta*

MN: 12024, MP: 1405

 

 

En esta línea es importante tener conocimiento sobre ciertas características que nos pueden aclarar el panorama y construirnos como una sociedad inclusiva desde el punto de vista del conocimiento y no desde la obligación.

 

El Asperger es un síndrome que se encuentra dentro del espectro autista caracterizado por generar discapacidad social importante, de presentación temprana y carácter duradero. Este síndrome exige una adaptación del niño y del ambiente de la familia y escuela. Los niños con Asperger tienen dificultades en las habilidades sociales, en el uso del lenguaje, la conducta y sus intereses. La falta de socialización se define como un trastorno de la empatía. Una definición posible de empatía sería “la participación afectiva de una persona en una realidad ajena a ella, generalmente en los sentimientos de otra persona”, es decir que sería la capacidad de ponerse en el lugar del otro o bien comprender que el otro puede tener una forma diferente de ver y vivir su realidad. Dentro de las dificultades asociadas al uso del lenguaje, la incapacidad de comprender la metáfora suele traer conflictos con el sentido del humor. Es decir, un niño que no comprende qué es una metáfora no podrá comprender un chiste, ya que generalmente este recurso es muy utilizado en el humor.

 

Los rasgos de los niños con Asperger varían, pero en líneas generales en la edad preescolar tienen dificultades en el aprendizaje y en la conducta. Ya en la adolescencia puede darse un aumento de la conflictividad social, especialmente en entornos menos estructurados. También son frecuentes las alteraciones emocionales y los trastornos obsesivos. Una de las recomendaciones más importantes para la familia y fundamentalmente para los educadores, es estar atentos para detectar de manera temprana casos de acoso o bullyng.

 

Dos características que es importante comprender es la presencia de rutinas y obsesiones. Los niños con Asperger adoptan rutinas para desarrollar sus actividades diarias, como por ejemplo el camino a la escuela, y salir de ellas o hacer algo distinto, les suele generar una situación de enojo, displacer y angustia, con lo cual es importante respetar las rutinas, siempre y cuando no sean perjudiciales para su desarrollo en sociedad. Por otro lado, son bastante frecuentes las obsesiones. Dentro de la escolaridad, suelen interesarse mucho por temas puntuales y querer aprender sobre ellos. En esta línea se recomienda fomentar las áreas de interés, facilitar información y estimular la generación de conocimiento.

 

El diagnóstico es clínico, es decir que no hay una prueba diagnóstica que nos confirme o no la presencia del síndrome. Por otro lado, si bien existen criterios diagnósticos, no hay aún un consenso internacional, con lo cual saber la cantidad de casos en el mundo es difícil y, por otro lado, también se complejiza la investigación en el tema. La incidencia varía de 0.3 a 10 casos por cada 10.000 habitantes. Ante esta situación, la recomendación es ante un niño con dificultades para relacionarse y con obsesiones debe consultarse con un especialista en psiquiatría infantil.

 

En relación al tratamiento, el consenso general es hacia un tratamiento multidisciplinario. Por su parte la psicoterapia con un enfoque cognitivo-conductual ha mostrado buenos resultados. Además las intervenciones pedagógicas y educativas son fundamentales, con apoyo específico a los docentes.

 

*Licenciado en kinesiología y fisiatría UBA orientado a rehabilitación neurológica, trastornos vestibulares y del equilibrio; docente UBA, investigador y responsable de CIRIC Formación Permanente.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.