Polémica por los partos domiciliarios: La posición de obstetras entrerrianos

Parto domiciliario

La Sociedad de Obstetricia y Ginecología de Entre Ríos (SOGER) hizo propia la declaración emitida por la Sociedad de Obstetricia y Ginecología de Buenos Aires (Sogiba) que sentó posición sobre la modalidad del “parto domiciliario”.

Entendiendo que el nacimiento “debe llevarse a cabo en instituciones que cuenten con las condiciones necesarias para resolver cualquier complicación” que pueda surgir, profesionales de la Obstetricia sentaron posición sobre el denominado “parto domiciliario”, el cual se asocia a un mayor riesgo obstétrico.

Al respecto, emitieron un documento: “Con motivo de haber tomado estado público el parto domiciliario y debido a que esta modalidad de atención se asocia a un mayor riesgo obstétrico por la imposibilidad de resolver, en tiempo y forma, las emergencias maternas y fetales que pueden ocurrir durante el trabajo de parto y el parto, la Sociedad de Obstetricia y Ginecología de Buenos Aires (Sogiba) se ve en la obligación de informar a la población su posición, basada en criterios científicos avalados por datos de la literatura médica internacional.

 

Te puede interesar: El Iosper terminará de abonar los reintegros por discapacidad 

 

En los últimos 50 años el advenimiento y la difusión del parto institucional sumado a la posibilidad de una rápida y oportuna intervención produjo una disminución abrupta del número de muertes maternas y una notable mejoría en la salud de los recién nacidos.

Hasta el momento todos los trabajos serios efectuados han demostrado una significativa reducción de la Morbimortalidad Materna y Perinatal (muertes y enfermedades de madres y neonatos durante el parto) a partir de que los partos fueron Institucionalizados y no se cuenta por ahora con nada que científicamente demuestre lo contrario. Por otra parte los resultados perinatales adversos en los partos domiciliarios que exhiben los países que cuentan con estadísticas serias al respecto afirman aún más esta postura.

La Ley N° 25.929, conocida como Ley de Parto Humanizado, ampara la decisión de la mujer de elegir el lugar del parto y debemos ser respetuosos de la misma. No obstante debemos poner en conocimiento de las mujeres que en el parto domiciliario hay menos intervencionismo respecto a cesárea, fórceps, episiotomía y anestesia comparado con el parto institucional. Pero es nuestro deber comunicar que el riesgo de complicaciones neonatales como convulsiones y/o depresión del recién nacido se duplican mientras que las secuelas neurológicas graves se triplican, al igual que la mortalidad fetal y neonatal (muerte de fetos y neonatos)”.

 

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.