River se concentró en Los Cardales a la espera de la final

river

Alejarse de la vorágine es una de las armas con la que Marcelo Gallardo prepara la Supercopa Argentina del próximo miércoles frente a Boca en Mendoza.

Sin entrenamientos a puertas abiertas, y a más de 50 kilómetros del Monumental, el entrenador de River volvió a elegir una estrategia que le ha dado resultado en su ciclo de tres años y nueve meses: concentración en Los Cardales de los 28 futbolistas del plantel profesional antes del viaje del martes a las 19 a tierras mendocinas.
Tras volver de Paraná no bien se consumó la victoria 1-0 ante Patronato, el plantel Millonario se entrenó el domingo al mediodía en Núñez con tareas regenerativas y ejercicios tácticos, y luego los jugadores quedaron libres hasta la tarde del lunes, cuando se volvieron a encontrar en Los Cardales para realizar la penúltima práctica previa al duelo con Boca.
El lujoso hotel, de cinco estrellas, tiene acceso a un lago donde se pueden realizar deportes acuáticos, campo de golf de 18 hoyos, canchas de fútbol y tenis, gimnasio, cuatro piletas y spa, entre otras actividades.
¿Qué se busca con la reclusión? “Trabajar el partido y vivirlo desde el martes”, fue la frase que usó Gallardo cuando eligió concentrar a su equipo dos días antes del partido revancha frente a Jorge Wilstermann en el Hotel Sofitel La Reserva, ubicado en el Kilómetro 61 de la Ruta Panamericana N°9. En septiembre del año pasado, tras perder 3-0 en Bolivia, el Millonario necesitaba una victoria épica para clasificar a las semifinales de la Libertadores. Y lo logró con un contundente 8-0, en la recordada noche inspirada de Scocco, quien marcó cinco goles.
“Fuimos el martes a Cardales. Fue regenerativo. Hubo un campeonato de truco a la noche. Participamos todos. Fue un día para descomprimir. El miércoles nos pusimos en la cabeza la determinación. Algunas cosas uno las siente y se dan de esa manera”, contó el DT tras aquella goleada en el Monumental.
Y luego decidió repetir el ritual, con otro resultado a favor: Cardales hospedó a River antes del partido de ida con Lanús de las semifinales. Para la vuelta se eligió evitarlo por una cuestión de distancias: hay más de 80 kilómetros entre Cardales y estadio del Granate.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.