Por robarle al hombre que le hizo la “gauchada” recibió una pena efectiva

detenido monzon

Gabriel Monzón no tenía antecedentes, pero además del robo de la camioneta Renault Kangoo al hombre que lo trajo de Urdinarrain en la madrugada del 22 de agosto, tenía varias denuncias de su ex pareja por reiterados episodios de violencia. Incluso llegó a prenderle fuego la cartera a la mujer.

La condena de tres años de prisión de cumplimiento efectivo se realizó el lunes, luego que el hombre de 39 años aceptara su responsabilidad en los hechos que se le imputaron en un juicio abreviado. Por tal motivo, la sentencia adquirió firmeza inmediatamente y Monzón fue trasladado a la Colonia Penal Nº 9 en El Potrero para cumplirla.

El caso de Monzón tomó notoriedad pública el mes pasado en un extraño episodio, cuando fue detenido junto a su actual pareja por haberle sustraído una camioneta Renault Kangoo a un comerciante de Urdinarrain, que los trajo a Gualeguaychú en la madrugada porque se habían quedado sin dinero y no había colectivos en ese horario.

Cuando llegaron a Montevideo y avenida Del Valle, Monzón amenazó al conductor y le exigió que le entregara la llave de la camioneta y le arrebató el celular que tenía en la mano. El hombre quedó en estado de shock y la pareja escapó en la camioneta.

Con los datos que aportó el damnificado en la denuncia policial, poco le costó a la Policía dar con los responsables del hecho. Toda la investigación terminó en un allanamiento en un domicilio de Montevideo al 350, en donde se localizó la camioneta y el celular, y se llevó a Jefatura a Monzón.

Pero este hombre no sólo tenía este caso en su haber. También había sido blanco de varias denuncias por violencia de género hacia su ex pareja, a principios de año. En febrero, amenazó a la mujer con quien convivía en la casa de calle Montevideo diciéndole que si no abandonaba el hogar la iba a matar. La victima decidió retirarse de la casa junto a su hijo de un año en brazos, y sin ninguna pertenencia.

Ese mismo día regresó a la vivienda tras dejar al menor en la casa de su madre para buscar ropa, pero Monzón volvió a amenazarla. Tres días después se repitió la secuencia, pero esta vez sus amenazas se convirtieron en hechos, cuando le provocó una lesión en la nuca.

El 15 de febrero la mujer regresó nuevamente a buscar sus cosas y esta vez Monzón la hizo ingresar. Una vez en el interior, le recriminó por qué lo había abandonado, cerró todas las ventanas y las puertas de la vivienda con llave; y comenzó a pegarle golpes de puño y patadas, mientras le decía que sólo se llevaría el bolso de su hija. La víctima logró empujarlo y le pidió dinero para tomar un remis hasta el hospital, pero el hombre le respondió que se arreglara sola, mientras tomó su cartera y la quemó en una hornalla de la cocina.

Todas las lesiones fueron constatadas por el médico de la Policía y el Forense en distintas partes del cuerpo, y debió ser intervenida en el Hospital Centenario. Todo ello sirvió como prueba al momento de la imputación.

 

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.