Salud: La capacidad de entender al otro, neuronas espejo

Resonancia magnética.jpg web

Permanentemente estamos interpretando a quienes tenemos cerca. Muchas veces lo hacemos de manera consciente, pero la mayoría de las veces lo hacemos inconscientemente. Gracias a los avances científicos se han podido identificar los mecanismos que actúan durante estos procesos. Las encargadas: las neuronas espejo.

Lic. Federico Peralta*

MN: 12024, MP: 1405

Desde que nos levantamos por la mañana nuestro cerebro, de manera constante, está identificando gestos, actitudes posturales y la forma de moverse de quien se encuentra al lado. En nuestro sistema nervioso existe un grupo de células que nos permite entender a los demás, en alguna medida ponernos en su lugar, y actuar en consecuencia. Estas neuronas son las llamadas neuronas espejo, quienes nos dan la capacidad de entender al otro. De la misma manera, cuando vemos una película en la cual se intenta recrear una situación determinada, por ejemplo un trauma emocional o físico, son las neuronas espejo las que recrean en nosotros el dolor que vemos en la pantalla. Por este motivo es que podemos empatizar con ciertos personajes de una serie, ya que podemos “sentir lo que ellos sienten”, o bien lo que nuestro cerebro interpreta que ellos sienten. Otro ejemplo podría ser cuando vemos a dos personas besándose. No es para nada extraño que se piense en una película “de amor” cuando se planifica una cita amorosa. Al ver a dos personas besándose, en nuestro cerebro se activan ciertas neuronas que también se activarán si es uno el que está besando. Nuevamente las neuronas espejo. Lo mismo sucederá cuando miramos un partido de fútbol al ver pegarle a la pelota, se activarán prácticamente las mismas neuronas que si fuera uno quien patea. Esta activación será mayor en quienes tengan experiencia en el deporte, ya que esa forma de activación neuronal se encuentra de alguna manera guardada en nuestro cerebro, en base a la experiencia motriz previa.

Entendiendo la función de las neuronas en espejo, no sería para nada descabellado pensar que ciertas dificultades en la sociabilización puedan tener su base en una alteración en la función de dichas neuronas. De hecho, existen líneas de investigación sobre la población de personas con autismo y la actividad de sus neuronas espejo.

Una de las características de las personas con autismo es su dificultad de interactuar con el medio que la rodea, lo cual incluye a las personas que habitualmente están cerca de ella. De la misma manera, tampoco sería descabellado pensar que las neuronas espejo tienen que ver con la violencia imitativa inducida por la violencia de los medios de comunicación o bien por videojuegos. Una diferencia, para nada sutil, podría ser si al ver una situación de violencia mis neuronas espejo se activan en base a quien está golpeando o bien en base a quien recibe el golpe. Independientemente de esto último, no es menor tener en cuenta que lo que vemos determina nuestra actividad neuronal y con ello nuestras posibilidades de movernos.

Desde el avance en estudios por imágenes, como puede ser la resonancia magnética funcional, no sólo se ha logrado comprender parte del funcionamiento de nuestro sistema nervioso sino que también se ha logrado mejorar las estrategias de tratamiento y de entrenamiento.

En base al segundo punto, el entrenamiento deportivo con soporte visual es muy usado en deportistas de alto rendimiento al momento de querer mejorar o bien cambiar un gesto deportivo. Mirar la ejecución correcta de un gesto deportivo, como puede ser un saque de tenis, para luego ejecutarlo es una forma habitual de utilizar las neuronas espejo para mejorar el rendimiento.

Por otra parte, es conocido que ante una lesión cerebral secundaria a un accidente cerebro vascular (ACV) o bien por un traumatismo de cráneo, el potencial neuroplástico del sistema nervioso aumenta durante los primeros meses posteriores a la lesión. Este potencial neuroplástico hace alusión a la capacidad del sistema nervioso para generar nuevas conexiones neuronales para llevar a cabo determinadas funciones. También es conocida la dificultad para mover el brazo o bien caminar en una persona que ha sufrido un ACV. Dentro de las estrategias de rehabilitación en este tipo de personas se encuentra la utilización de las neuronas espejo para mejorar la calidad de movimiento. Muchos son los trabajos de investigación que se han realizado para medir la efectividad de este tipo de enfoque, quedando claro que mediante la utilización de las neuronas espejo el rendimiento mejora.

Conocer el funcionamiento de nuestro sistema nervioso ha abierto las puertas al desarrollo de mejores estrategias de rehabilitación, como así también ha brindado herramientas al campo de la comunicación y el marketing.

 

*Licenciado en kinesiología y fisiatría UBA orientado a rehabilitación neurológica, trastornos vestibulares y del equilibrio; docente UBA, investigador y responsable de CIRIC Formación Permanente.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.