El túnel subfluvial en peligro

El túnel subfluvial Uranga-Sylvestre Begnis correría riesgo ante las obras que realizaría un empresario en Los Arenales, alertó la secretaria general de la departamental Paraná del Partido Socialista (PS), María Bargagna, quien le informó de la situación al intendente, José Carlos Halle.


Además le presentó una iniciativa para el tratamiento integral de los residuos sólidos urbanos y para que la ciudad recupere los proyectos originarios del parque Urquiza y de la costanera baja.

Explicó que en la audiencia “le llevamos las preocupación y aportes del PS en relación a la existencia de una participación espontánea de muchos ciudadanos de Paraná en la Asamblea de Vecinos Autoconvocados, donde se avanza en propuestas alternativas para la gestión municipal”.

En ese sentido, comentó que le explicó a Halle que “un empresario particular que esta instalado en los Arenales, además de haber modificado la topografía de esa zona, en este momento tramita una modificación del permiso de uso para realizar obras con máquinas de gran porte sobre la traza del túnel, que es un obra pública”.

La dirigente apuntó que el municipio no debería autorizar el pedido que realizó el empresario, ya que “tiene en vigencia la resolución 08 que dispone que desde el eje de la obra a 50 metros hay una restricción absoluta para operar e intervenir, por cuestiones de seguridad y protección de la obra”.


> Rematan un cementerio en Victoria

Con los cadáveres sepultados y la pequeña capilla que posee el predio, la Justicia rematará el 31 de agosto un cementerio privado de la ciudad de Victoria. Es tras el intento frustrado de los empleados de cooperativizar el emprendimiento.

Parece a primera vista una noticia insólita. Pero detenidamente, salta como la historia de los emprendimientos nacidos al calor de la Convertibilidad de los 90, abatidos por la crisis de 2001 y sin poder de recuperación, caídos definitivamente. También como la mayoría, con los empresarios que no dan la cara y los empleados esperando por sus sueldos. Está pasando en Victoria, con el Cementerio Privado Colinas del Recuerdo, que de la mano de una Sociedad Anónima llegó a la ciudad para ofrecer una alternativa no tradicional para el pueblo: la tenencia de parcelas donde depositar los restos de los seres queridos. Sin embargo, lo que parecía ser una inversión atractiva, en poco tiempo dejó de ser económicamente sustentable y los empresarios abandonaron la empresa y la ciudad.

Hace más de dos años que un grupo de empleados afectados al emprendimiento solicitaron a la Justicia continuar con la actividad y pagar de ese modo las deudas laborares. Sin embargo, la posibilidad de una cooperativa de trabajo se frustró por las aspiraciones de otros trabajadores deseosos por cobrar sus deudas, por lo que solicitaron el embargo y el posterior remate judicial. El Once Digital

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.