‘Soy indigno’, dijo el cura italiano que justificaba el maltrato a las mujeres

violencia de genero

Don Piero Corsi ‘cuelga’ los hábitos. Lo ha anunciado esta mañana en una nota dirigida a su comunidad, donde hace el ‘mea culpa’.

 

“Después de una noche de insomnio por el dolor y el remordimiento por la justa polémica causa por mi ‘imprudente provocación’, renuevo de nuevo mis excusas no sólo a todas las mujeres afectadas por mi escrito sino a también a todos aquellos que se han sentido ofendido por mis palabras (…) y comunico que he decidido dejar a un lado los hábitos, para los que me siento indigno, con la esperanza que la reflexión y la penitencia me ayuden un día a reconquistar la serenidad que hoy he innegablemente perdido”.
El sacerdote se había visto envuelto en medio de una polémica tras acusar en un escrito que el maltrato y los asesinatos contra las mujeres en las sociedades modernas son culpa en parte de las propias mujeres por provocar los “instintos”. “Las mujeres y el ‘feminicidio’. Hagan sana autocrítica, ¿cuántas veces provocan?”, se podía leer al comienzo del texto.
En su carta de renuncia, el párroco pide también perdón también al periodista al que ayer insultó cuándo éste último le preguntó en directo su opinión acerca del maltrato a la mujer. “¿Qué piensa usted cuando ve a una mujer desnuda? ¿No es violencia por parte de una mujer mostrarse de ese modo? ¿O acaso es usted ‘maricón’?”, le espetó el cura que, tras el silencio del locutor radiofónico, se apresuró a dar por terminada la llamada.
La ‘imprudente provocación’ del párroco suscitó ayer la denuncia de diversas asociaciones de mujeres y de la presidenta del teléfono de atención a la mujer maltratada en Italia, que pidió la intervención de las altas jerarquías eclesiásticas. También Mara Carfagna, ex ministra de de Igualdad de Oportunidades en el último gobierno de Silvio Berlusconi, denunció las palabras del sacerdote y apuntó el daño que unas declaraciones así podían provocar para la Iglesia.
No tardó en intervenir el obispo de La Specia, la provincia donde se sitúa la pequeña comunidad de San Terenzo, desbordada ayer por la polémica. Monseñor Ernesto Palletti calificó de “inaceptables y contrarias al sentir general de la Iglesia” las palabras expresadas por el párroco. Ahora queda por ver si tomarán alguna medida disciplinaria contra el sacerdote.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.