“Cuando uno está instruido y capacitado está seguro al momento de hacer su trabajo”

SAUCEDO TAPA

El caso sucedió a mediados de mayo, pero recién trascendió ayer cuando el bebé de un año fue dado de alta en el Hospital Centenario de Gualeguaychú. Gracias a las explicaciones de Nicolás Saucedo, un operador del 107, un padre logró sacar de un Paro Cardiorrespiratorio a su hijo con RCP.

El rostro de este radioperador de 31 años, casado y padre de un niño de 9 años, recorrió ayer todos los portales de noticias de Entre Ríos por una historia que justamente ayer tuvo su final, tras el alta médica que recibió el bebé de 1 año que 30 días atrás sufrió un paro cardiorrespiratorio.

Nicolás Saucedo estaba en el call center del teléfono 107, que recibe los llamados de las emergencias médicas del Hospital Centenario, cuando alrededor de las 2 de la madrugada atendió a una mujer que envuelta en una crisis de nervios le manifestó que su hijo estaba sufriendo una muerte súbita, que no respiraba.

“Lo primero que hice fue tratar de tranquilizarla, pero como estaba muy exaltada le pedí  que me pasara con alguien que tuviera al lado y que estuviera más tranquilo. Ahí me pasó con la hermana y procedimos a hacer las instrucciones de Resucitación Cardiopulmonar (RCP). Ella le transmitía al padre del bebé las indicaciones que yo le daba”, contó a ElDía el hijo del reconocido ex boxeador y actual entrenador, Gaspar Saucedo.

“Fue muy difícil tanto para ellos como para mí, lograr que la persona se tranquilizara y a su vez transmitirle ella al padre del menor las prácticas de RCP, pero bueno, uno tiene que tener el temple y la personalidad necesaria para calmar la situación en un primer momento y después transmitir de manera sencilla las instrucciones”, agregó.

Vía telefónica y en medio de un momento crítico, Saucedo le indicó la forma en que debía ubicar el cuerpo del bebé, que debía estar sobre algo plano y no sobre la cama porque los masajes cardíacos no iban a surgir efecto. Además, desde el otro lado del tubo, debió ubicar al padre del menor en el lugar correspondiente, explicarle dónde tenía que colocar sus manos y cómo masajear, incluso informarle cuántos masajes por minuto tenía que hacer, la respiración boca a boca, en fin, una serie de prácticas que comúnmente hacerlas bien requieren de cursos presenciales con varias horas de perfeccionamiento. “Fue un momento bastante intenso, pero con un resultado hermoso, porque salvar una vida es algo muy lindo y para ello no se tienen palabras”, comentó.

“A mí personalmente no me había tocado un momento tan crítico, a mis compañeros ya habían atravesado llamados de personas que habían sufrido paros cardioprrespiratorios, pero cuando a uno le toca vivir una situación así es cuando se sorprende, porque cuando uno está instruido y capacitado está seguro al momento de hacer su trabajo”, manifestó Saucedo.

Las seis personas que integran el call center del servicio 107 no son enfermeros ni pasantes de la carrera de enfermería que se dicta en el Hospital Centenario, sino que son radioperadores que han recibido cursos en donde aprendieron cuestiones ligadas a la emergencia, como en este caso el RCP y otras cosas que los llevan a distinguir entre una emergencia y una urgencia. La diferencia radica en que la primera está ligada a la vida, mientras que en la otra la vida no corre riesgo inmediatamente.

Saucedo relató que en estos días recibió las felicitaciones de sus compañeros y del personal de la Guardia, porque “noticias como esta ponen contentos a todos porque esto no es solo un mérito propio sino del conjunto del trabajo, porque todos vamos aprendiendo cómo hacer las cosas, con cursos, con el día a día en el trabajo, escuchando sobre cuestiones que no están ligadas propiamente a la labor de uno pero que sirven para en un futuro aplicarlas ante un caso de emergencia”.

“Todavía estoy sorprendido, pero con la repercusión y las felicitaciones de mis compañeros vamos tomando conciencia de lo que es realmente salvarle la vida a una persona”, finalizó.

Formación de Radio Operadores 

Desde esta mañana, a partir de las 9, se dictará durante cuatro jornadas un curso para radio operadores en emergencias y emergencias médicas. Será en el auditorio del Bicentenario y estará a cargo de la paramédica Carla Rojas, con presencia de entidades de seguridad de la ciudad, el Departamento y otros puntos de la provincia.

“Entre nuestros objetivos puntuales está definir las terminologías claves en la comunicación radial-telefónica; realizar un reconocimiento de los recursos físicos y humanos necesarios para contar con una central en un Servicio de Emergencias Médicas; y lograr una preparación orientada a brindar cada vez una mayor calidad de atención, tanto para una o varias víctimas”, contó la disertante.

Rojas, que trabaja en el 107, aclaró que “el operador de emergencias no es un telefonista, ni un recepcionista, es un auxiliar del médico, dotado de aptitudes y habilidades que van mucho más allá de atender un teléfono; ya que recibe la llamada, codifica la salida, envía los recursos disponibles y realiza contención emocional a quien se comunica”.

La para médica explicó que se dan indicaciones de pre-arribo al llamante, qué debe hacer y qué no para ayudar a la víctima. “Se asiste indicándole primeros auxilios telefónicos hasta que llegue la ambulancia con el personal de sanidad”, indicó, al tiempo que destacó otras potestades, como el envío de recursos de seguridad o Bomberos, las derivaciones y la coordinación de traslados desde el hospital a los diferentes centros de complejidad.

En el curso trataremos de “aunar criterios de modulación y codificación en consenso con otras instituciones para asistir a un requerimiento. Es decir, que Policía, Bomberos, Prefectura o quien escuche la modulación entienda que está sucediendo para prestar la asistencia correcta con los recursos adecuados, guiando al personal de salud con pautas claras sobre dónde, qué pacientes y tipo de víctimas necesitan asistencia”, puntualiza Rojas.

Con la experiencia generada desde que la Dirección del Hospital puso en marcha el Servicio de Emergencia 107, “sabemos que la comunicación radial es el eje central en un área de Emergencias, porque de su intervención surge el despliegue que debe concretarse”, detalla.

Finalmente, Rojas sostuvo que “se busca unificar pautas de trabajo para que nuestra ciudad pueda tener un protocolo y un sistema integrado de emergencias médicas que logre perfeccionar la respuesta en casos de víctimas múltiples”.

 

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.