Tenía 10 serpientes y 12 tarántulas: lo mató una pitón que consideraba “su bebé”

piton (1)

El tribunal forense de Basingstoke determinó que Brandon había muerto asfixiado por una mascota que había tenido durante siete años y que consideraba “su bebé”.

Dan Brandon tenía 31 años, trabajaba como paisajista y vivía con sus padres en Church Crookham, Hampshire. Compartía habitación con 10 serpientes y 12 tarántulas. Su afición a los animales exóticos le ha costado la vida. Su pitón de 2,5 metros, llamada Tiny, lo envolvió, según los forenses como una muestra de afecto, y le provocó la muerte.

Fueron sus padres los que lo encontraron sin vida tras escuchar un golpe. Todos las mascotas estaban en el terrario excepto Tiny, que se escondía debajo de una caja.

El tribunal forense de Basingstoke determinó que Brandon había muerto asfixiado por una mascota que había tenido durante siete años y que consideraba “su bebé”.

En opinión del forense, Brandon abrazó a Tiny y ella se envolvió a su alrededor. La serpiente podría haberlo “atrapado inesperadamente” o haberlo hecho tropezar mientras estaba envuelto alrededor de él, pero no pudo confirmar cómo llegó a ser asfixiado. Un examen post-mortem reveló que el cuello de Brandon estaba completamente sano.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.