Cinco muertos en un terrible accidente al chocar contra un colectivo

accidente

Las víctimas, entre ellos un menor de 10 años, viajaban desde Gualeguaychú hasta su domicilio en el kilómetro 23 de la ruta 20 pero a la altura de la Capilla de Veronesi, el conductor del Renault Clio pisó una deformidad de la calzada y embistió contra el ómnibus que transitaba en sentido contrario.

La unidad 8808 había partido desde Basavilbaso a las 17.45, pasó por Urdinarrain a las 18.35, y tenía como destino final Retiro, pasando por Gualeguaychú. El conductor del automóvil, Enrique Arnoldo Protzman de unos 80 años, perdió el control del rodado e impactó de frente contra el colectivo, perdiendo la vida en forma instantánea sus ocupantes, entre los que se encontraban su mujer Elvira Heidenreich, también de unos 80 años, su hija Marta Lucrecia Protzman de unos 55 años, su yerno Carlos Germán Caneman de unos 48 años y su nieto de apenas 10 años. Hasta ayer por la noche no había demasiados datos sobre las edades concretas de las víctimas.

Un testigo del hecho, que viajaba en uno de los primeros asientos del micro, contó a ElDía que el automóvil se precipitó hacia el colectivo, al parecer por el mal estado del camino, ya que a esa hora no había niebla ni estaba mojado el pavimento.

El Renault Clío salió de Gualeguaychú y se dirigía a un campo situado en el kilómetro 23 de la ruta provincial 20, a tan solo dos kilómetros de donde ocurrió el terrible siniestro.

Tras el choque, el automóvil quedó situado detrás del colectivo, el cual quedó a un costado del camino. El escenario era terrible. Toda la familia atrapada entre los hierros retorcidos y la peor imagen de todas fue cuando los Bomberos cortaron las partes del auto para retirar los cuerpos.

El accidente se originó poco después de las 19 pero no fue hasta casi las 23 que la ruta quedó liberada al tránsito. Los choferes del colectivo fueron trasladados al Hospital Centenario para realizarles algunos exámenes de rigor, y posteriormente trasladarlos hasta la Comisaría Cuarta para tomarles una declaración sobre lo ocurrido.

Los demás pasajeros fueron transbordados a otro colectivo para trasladarlos finalmente a la provincia de Buenos Aires. Las víctimas fatales fueron rescatadas por los Bomberos y posteriormente llevadas a la Morgue Judicial de Gualeguaychú.

 

Un estado calamitoso

En marzo del 2011, un grupo de vecinos autoconvocados de las ciudades de Urdinarrain, Gualeguaychú, Basavilbaso, Gilbert y otros pueblos que atraviesa la ruta 20, se reunieron en el mismo kilómetro del accidente de anoche para pedir por el arreglo del camino.

Esta trágica casualidad reaviva este reclamo y por ello han convocado a un nuevo encuentro para el próximo sábado a las 15, dos kilómetros al norte de la Capilla de Veronesi. En honor a las víctimas, solicitaron que los que quieran acompañar este reclamo ciudadano lo hagan con velas para recordar a todas las personas que han muerto por accidentes viales, principalmente, aquellos que fallecieron en la ruta 20.

 

Comentarios