Una aerolínea comenzará a cobrar por el uso del baño a sus clientes

 Una aerolínea canadiense de bajo costo Swoop anunció que a partir del 20 de junio cobrará cargos adicionales para quienes utilicen el baño de sus aviones.

En rigor, se aplicará un costo de un dólar por minuto para que aquellos que excedan la media hora correspondiente para hacer las necesidades fisiológicas básicas. “Los siguientes servicios y actualizaciones estarán disponibles por un cargo adicional”, se explica desde la página web de la compañía.

El costo de aseo de la flamante low cost se ejecuta dentro de la medida, cuyo slogan es Duty Not Free (deber no gratuito). En ese esquema los baños tendrán un medidor de tiempo que comenzará a funcionar no bien se cierre la puerta y los pagos deberán efectuarse con tarjeta de crédito.

A su vez, se impedirá a los pasajeros introducir en el avión cualquier objeto de limpieza personal como toallitas o cremas. En especial porque -pago mediante- ese tipo de productos los ofrecerá la empresa. Entre algunos de ellos: un papel higiénico especial, jabones perfumados hechos a mano por hipsters, aerosoles Swoop Poop para evitar malos olores por un dólar extra e incluso un bidé. Además, será obligatorio lavarse las manos para mantener la higiene del baño.

Desde 2017, cuando WestJet anunció la creación de su low cost, desde la aerolínea deslizaron algunos indicios de la polémica medida. De hecho, el vicepresidente de comunicaciones de la empresa, Richard Bartrem, al afirmar que los descuentos podrían alcanzar el 40% en comparación con los vuelos tradicionales, precisó que por ese valor los pasajeros tendrían el acceso mínimo. Es decir, a un asiento, mientras que el equipaje, la comida o el entretenimiento en vuelo estarían sujetos a cargos adicionales. “Para los viajeros que solo quieren un asiento y nada más”, justifican la medida desde la web de Swoop, en sintonía con el ejecutivo.

Asimismo, Steven Greenway, el presidente de la compañía, dijo: “En una rueda de prensa celebrada en febrero sobre nuestros servicios, algunos reporteros preguntaron si nuestro modelo a la carta significaría el pago por el uso de los baños, y eso nos hizo pensar…”. Y agregó: “Ya que no todos los viajeros necesitan usar el baño en un vuelo, es lógico que el uso de esos servicios solo cueste a las personas que lo emplean y no a aquellos que no lo hacen”.

En 2009, la aerolínea irlandesa Ryanair quiso cobrarle a los pasajeros 1,12 euros por usar los retretes. Una medida anunciada por el mismo presidente de la empresa, Michael O’Leary. “Una cuestión que hemos contemplado en el pasado, y ahora de nuevo, es la posibilidad de instalar en las puertas de los lavabos un servicio de monedas para que la gente tenga que gastarse una libra”, había explicado a la cadena británica BBC. Aunque finalmente la propuesta nunca se concretó.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.