Una nueva ola de ciberataques se extiende por el mundo y llega a Argentina

ciberataque

El ataque comenzó en Ucrania. Las víctimas son multinacionales. Afecta también el funcionamiento de bancos y aeropuertos.

Una gran ola de ataques cibernéticos se desató este martes en Ucrania y comenzó a expandirse por todo el mundo, afectando a grandes empresas, en un hackeo que el gobierno ucraniano ha calificado de “sin precedentes”. El fenómeno, según un especialista en seguridad informática citado por Télam, también llegó a Argentina. Pero no ofreció más detalles.

El ciberataque a multinacionales ha alterado el funcionamiento normal de bancos y aeropuertos. Comenzó en Ucrania, siguió en Rusia y luego se expandió por Europa.

En Rusia, fue atacado el gigante petrolero Rosneft, y está ya afectando a diversas empresas europeas.

Varias compañías han informado sobre un virus que responde a las mismas características del que sacudió a medio mundo en mayo, del tipo ransonware. En las pantallas de las computadoras aparece un mensaje en el que se exige un rescate de 300 dólares para liberar el equipo.

Debido a este ataque, los pasajeros del metro de Kiev no podían pagar con tarjeta de crédito, vallas publicitarias del aeropuerto de Kiev no funcionaban y los bancos de Ucrania han tenido que suspender momentáneamente algunos de los servicios ofrecidos a sus clientes.

También en Kiev, una portavoz indicó que los sistemas de monitoreo de radiación en Chernobyl quedaron afectados por el virus y tuvieron que ser apagados.

En Rusia, Rosneft, uno de los mayores productores de petróleo del mundo, dijo que fue víctima de un “fuerte ataque “, pero aseguró que su producción no había sido interrumpida. La siderúrgica Evraz también ha sido atacada, dijo un portavoz de la agencia de noticias RIA-Novosti.

Pero del otro lado del mundo también se sintieron los efectos: el laboratorio farmacéutico estadounidense Merck aseguró que “su sistema informático mundial” había sufrido el ataque, convirtiéndose en la primera víctima conocida en Estados Unidos.

En mayo pasado, un ciberataque afectó a 150 países y dejó unas 200 mil víctimas: un software malicioso se propagó y bloqueó los equipos informáticos en numerosos centros de salud en el Reino Unido, así como en empresas y organismos en España, Francia, Alemania y Rusia.

Un experto británico en seguridad informática y la firma estadounidense Proofpoint colaboraron para detener el ciberataque del virus Wanacry.

El experto, conocido en la redes sociales Twitter con el usuario @MalwareTech, junto con la ayuda con Darien Huss, de Proofpoint, descubrieron una especie de interruptor que permitió desactivar el software malicioso.

 

Fuente: La Vanguardia y AFP

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.