Adolescentes salvaron a otro que era abusado: Redujeron al sujeto a “palazos”

Foto: Crónica

Los chicos jugaban en un descampado, cuando advirtieron que un menor estaba siendo abusado por su padrastro. Los valientes, de 13 y 15 años, no se amedrentaron con el pervertido, lo redujeron a palazos y lo entregaron a la policía.

En la localidad bonaerense de Tristán Suárez tuvo lugar una admirable y ejemplar muestra de valentía por parte dos menores de edad, quienes rescataron a un niño cuando era abusado sexualmente por su padrastro. Los adolescentes advirtieron la macabra escena, y como el agresor llevaba consigo un cuchillo, con el cual amenazaba a su víctima, ellos redujeron y detuvieron al violador con palos. Uno de los héroes ya había defendido a su madre de las garras de su papá cuando apenas tenía 5 años, publicó Crónica.

En el barrio San Andrés, de la localidad bonaerense de Tristán Suárez, los vecinos suelen acudir a un campo de considerables dimensiones para llevar a cabo diferentes actividades de esparcimiento. En el caso de Marcos, de 13 años, concurre al lugar para andar a caballo, y en su última visita al predio lo hizo con la compañía de Uriel, de 15. A lo lejos ambos divisaron a un hombre, conocido en la zona como “Peteke”, quien estaba pescando junto a tres niños.

Entonces, el menor de los adolescentes le dijo al otro: “Vamos a pedirle la caña”, pero cuando llegaron al arroyo el adulto y los pequeños ya no estaban. No obstante, “a los pocos metros mi hijo vio cómo este tipo violaba a su hijastro, de 9 años”, señaló, Celeste, mamá de Marcos, apodado “El Bola”.

Foto: Crónica

Justamente este al ver que el abusador portaba un cuchillo, del tipo tramontina, le recomendó a su amigo que “vamos a buscar palos y a avisarle al dueño del campo para que llame a la policía”, según el relato de su progenitora. En ese instante, el agresor advirtió sus presencias y entonces decidió darse a la fuga, pero los chicos lograron reducirlo con sus palos y llevarlo hasta la entrada del establecimiento para facilitar el accionar policial.
Finalmente, “Peteke” fue apresado y trasladado a la comisaría de Tristán Suárez, mientras su hijastro fue alojado en el Hospital de Ezeiza, producto de las lesiones padecidas en el ataque sexual.

A pocas horas de semejante reacción heroica de su hijo, Celeste reconoció que “tengo una mezcla de sensaciones, como orgullo, pero a la vez pena por el chico abusado y horror por lo que mi hijo tuvo que ver. Lo felicité porque él arriesgó su vida para defender a otro, siendo muy pequeñito”.
No obstante, a la mujer no la sorprende este accionar valiente de Marcos, a pesar de su corta edad y su diminuta fisonomía física, puesto que “cuando tenía 5 años, su papá me estaba moliendo a golpes, dejándome inconsciente y él tomó un secador y lo espantó. Después corrió y llamó a la policía”.

A “El Bola” le encanta jugar al fútbol, se destaca en el club El Rayo, y a pesar de las dificultades económicas que debe sobrellevar junto a su madre, ninguna carencia, incluso de un plato de comida, le impide brindarse por el otro cuando este lo necesita, como ese niño de 9 años brutalmente abusado por su padrastro.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.