“Me tendrían que dar una medalla porque hace 50 años que trabajo por el país”

Tras arribar anoche a Buenos Aires, Alberto Samid compareció frente a los jueces del tribunal que lo juzga por una millonaria evasión y una presunta asociación ilícita.

Luego de pasar la noche detenido en la sede de Drogas Peligrosas de la Policía Federal, Alberto Samid fue trasladado esta mañana en medio de un fuerte operativo de seguridad a los tribunales de Comodoro Py, donde compareció frente a los jueces del Tribunal Oral Penal Económico (TOPE) 1. El empresario cárnico enfrenta cargos por una evasión millonaria e integrar una supuesta asociación ilícita.

En su esperada comparecencia frente a los jueces, Samid se refirió a su viaje a Belice, señaló que “había una animosidad en el juicio” y planteó que no lo dejaban hablar con los testigos, que quería pedir explicaciones al presidente del Tribunal y no se lo permitían.

En cuanto a su viaje al exterior, Samid expresó: “Se me fue formando algo. Un señor me dijo que estaba en el horno. Entré en pánico y me tomé unos días de vacaciones”. Además, admitió que habló con su abogado, Vicente D’Attoli, le preguntó cuántos días faltaban para que termine el juicio, y entonces decidió “irse de vacaciones” a Belice. “Pido disculpas si dije cosas que no eran”, afirmó, en clara referencia  a sus acusaciones contra el fiscal Gabriel Pérez Barberá. Samid había dicho que el miembro del Ministerio Público le había pedido una coima de 1,8 millones de dólares para liberarlo de las acusaciones.

Al respecto, el empresario peronista remarcó el fiscal no había sido la persona que le había pedido esa plata. “La moraleja es que cuando entrás en pánico, a los 70 años, también te podés equivocar”, manifestó.

“A mi me tienen que dar una medalla porque hace 50 años que trabajo por el país. Soy solidario en mi barrio, fui boy scout, bombero voluntario, presidente de Morón, vicepresidente del Mercado Central, congresal nacional y provincial de mi partido. Esta es una causa política, no jurídica. Yo soy oposición de este gobierno. Quieren disciplinar con causas judiciales”, cargó el empresario, al tiempo que negó las acusaciones.

Samid explicó que le molestó que en el juicio lo acusen de asociación ilícita, cargo que negó. “Es una asociación ilícita sin plata ni damnificados. Los daminificados somos nosotros. Siempre se pagó, nunca hubo evasión”, dijo el empresario sentado en la primera fila de asientos.

A las 10: 10 llegó a los tribunales de Comodoro Py custodiado por cuatro camionetas y una moto con dos efectivos, uno de los cuáles filmaba el operativo. Samid bajó esposado y con dos agentes. Otros 20 hacían un corralito por el acceso lateral de los tribunales. A Samid solo lo esperaban una veintena de periodistas y fotógrafos.

A las 11 empezó la audiencia. La defensa de Samid pidió la excarcelación. El abogado D`Attoli sostuvo que no tiene antecedentes, que siempre “estuvo a favor de la justicia”, que tiene problemas de salud y más de 70 años; tiene arraigo y trabajo. También hizo referencia a la fuga: “Sufrió un pico de stress que alteró sus capacidades y le impidió medir sus decisiones”. Pidió que sea sometido a una pericia psicológica y aportó las historias clínicas de Samid.

 

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.