Así se llevaron detenido en Ezeiza al hijo de la fiscal acusado de abuso

El joven iba a volar a Europa en un viaje que estaba planeado, según dijo, desde noviembre. “Llamen a mi vieja”, pidió.

Rodrigo Eguillor, el hijo de una fiscal que fue denunciado por un supuesto intento de abuso sexual, fue retenido en Ezeiza por la Policía de Seguridad Aeroportuaria antes de volar hacia Europa, a donde iba a viajar para ver la final de la Copa Libertadores en Madrid, España.

“Ustedes están viendo todo esto”, decía Eguillor a los periodistas que instantes antes lo entrevistaban, mientras los efectivos de la PSA que lo sujetaban. “Llamen a mi vieja”, pidió con insistencia.

Los efectivos aceleraron el paso y tomaron con más fuerza a Eguillor y lo llevaron a una dependencia de la fuerza en el aeropuerto. “¿Qué van a hacer? Tengo miedo”, sostuvo.

Según se informó, la PSA le va a notificar que no puede salir del país. Eguillor, según contó, tenía planeado el viaje a Europa desde el mes pasado.

¿Qué dijo antes?

“Estoy a derecho. Toda persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario en un tribunal oral, no en las cámaras”, sostuvo Eguillor. Es el chico de 24 años denunciado por una joven por intentar violarla. “Soy un pibe bien y me la estoy comiendo (por la denuncia) sin beberla. Soy el héroe, yo la salvé de que suicidara”, agregó, en diálogo con América.

Otras chicas también lo acusan de abuso y aseguran que “todo se tapó” porque es hijo de la fiscal de ejecución penal de Lomas de Zamora Paula Martínez Castro, una de las impulsoras de la agrupación Justicia Legítima.

“Soy inocente. El hecho concretamente no es el video (en donde se ve a ambos en el balcón, semidesnudos forcejeando). No estoy arrepentido de nada. La carátula de la causa es averiguación de ilícito”, aseguró.

Y siguió: “No abusé de ella. La salvé. La metí para adentro. Mi mamá me dijo que una vecina me vio todo. Cómo la salvé”. Como una autocrítica, dijo que ser “malo, porque las lastima (a las mujeres). Pero no habló de violencia física sino psicológica”. El acusado estudia abogacía.

En las últimas horas se conoció el video del forcejeo. Se ve a Rodrigo tratando de dominar a la denunciante. Golpeándola contra la pared, en un intento por hacerla entrar al departamento. Desde abajo de ese balcón, alguien grabó la escena con su celular.

Sobre la denuncia de la joven sobre el forcejeo ante su negación de tener sexo sin cuidarse, Rodrigo dio una versión sustancialmente opuesta: “La última vez estuve con ella sin preservativo porque ella me lo pidió”. Si bien la acusó a ella de “estar drogada”, él admitió haber “fumado un porrito”.

También se quejó de que en las placas de Crónica lo apodaron “El cheto de Banfield”. Aclaró: “sólo viví 3 años en Banfield. Soy de Canning”.

Luego, en diálogo con TN, dijo que “la chica estaba desenfrenada. Tenía más fuerza que yo, que peso 97 kilos. No sé qué va a pasar con la chica, puede ir con otro chico y suicidarse. Yo esa noche podría haber muerto. Si me patinaba”.  Resaltaba que esa noche, 15 de noviembre, “llovía mucho”. Su madre, la fiscal, le pidió “que no salga a hacer este show”.

Eguillor habló en el Aeropuerto de Ezeiza. “La idea es viajar porque no tengo ningún pedido de captura. Se me acusa de algo que van a tener que demostrar. Al final del día, el que tiene la palabra es un magistrado”, dijo, e insistió que se va del país “en un viaje ya estipulado porque ya veía la que se me venía.” Luego confesó que se va a España a ver a River.

Rodrigo primero dijo que no conocía a la denunciante. Luego se retractó y admitió que la invitó al boliche Jet, con sus amigos. “Me gedeaba (“buscaba”) por Instagram. Debería estar internada, si no la está, la invité a Jet, boliche en el que estoy en juicio porque me hacían trabajar en negro”, disparó.

Sobre el resto de las denuncias, afirmó que “Sale una y salen todas. Averiguen con todas mis ex novias. Los chat son inventados. Los pingos se ven en la Justicia”. Rodrigo dijo estar amenazado y con custodia policial.

“Cuando el juez me dé la razón voy a ir al Obelisco”, cerró.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.