Barretearon la puerta de un local y robaron 50 mil pesos en ropa

“Nos dejaron al borde de la quiebra”, relató Franco Quiroga a ElDía, el joven de 27 años que hoy por la mañana sufrió un robo a su comercio ubicado en calle Chacabuco entre Andrade y Bolívar. Le forzaron la puerta con una barreta poco después de las 7 de la mañana.

Los delincuentes actuaron con una impunidad increíble en un horario poco habitual para este tipo de delito, expuestos ante cualquier persona que pasara por el lugar rumbo a su lugar de trabajo. Y fue gracias a esto que el robo fue rápidamente descubierto, por un empleado de una casa de electrodomésticos que pasó caminando y se cruzó con la huida de los delincuentes que llevaban el botín.

Los delincuentes forzaron con una barreta el seguro que la puerta de vidrio tenía en la parte superior y luego levantaron el blindex para destrabar la traba en la parte inferior. Luego, y en cuestión de segundos, se llevaron la ropa que había en exhibición, camperas, buzos, mochilas, y escaparon corriendo.

Un hombre que se dirigía a su trabajo los cruzó y rápidamente percibió que se trataba de un robo. Fue esta persona quien alertó a la Policía de lo sucedido y brindó información sobre las características de los delincuentes. El dueño se enteró poco después, pasadas las 8, y cuando llegó al local la policía ya estaba trabajando en el lugar, tratando de levantar las huellas de los autores.

En total se llevaron unos 50 mil pesos en mercadería y dejaron una CPU, que Quiroga cree que no pudieron desenchufarla y por el tiempo que permanecieron en el local prefirieron no correr riesgos. Fue un golpe rápido que para la pareja de comerciantes le significó una pérdida económica que hace peligrar su continuidad.

 

 

 

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.