Busti y Urribarri se mueven al compás de la interna peronista

Fueron puntuales pero sutiles. Precisos pero difusos. Busti y Urribarri pasaron por Gualeguay y apenas los separaron horas. Hubo párrafos con dedicatorias especiales y el preanuncio de lo que vendrá. La interna peronista está rodando, en medio de la creciente preocupación por las cuentas oficiales y la incertidumbre de saber hasta dónde llegará la pelea. Y cuántos heridos van a quedar.



Por Jorge Barroetaveña

De la redacción de El Día de Gualeguay

Malhumorado por un piquete en la Paramericana que hizo retrasar más de una hora su llegada a Gualeguay, el ex gobernador y actual Presidente de la Cámara de Diputados de la Provincia, Jorge Busti hizo una visita rasante el viernes para hablar del proceso de reforma que desembocó en la nueva Constitución de la Provincia. Viejo zorro, para Busti es un pretexto ideal. Recorre la provincia, refrenda la autoría de la iniciativa y mientras tanto va auscultando el devenir de la interna peronista que está en marcha.

Acompañado de su esposa, la actual diputada nacional Cristina Cremer, el diputado José Jodor y del ex diputado nacional José Carlos Ramos, Busti se encargó, ante los medios, de criticar puntualmente la gestión politica del kirchnerismo, de quien dijo no tolera las críticas ni los pensamientos diferentes. “El conflicto del campo fue un quiebre, Kirchner nunca lo entendió ni lo quiso entender. Ese día, y lo tengo bien grabado, fue el 18 de marzo de este año. En ese momento dije basta, con este hombre no se puede”, confesó el ex gobernador.

Pero fue un poco más lejos, contrastando con el pedido que, un puñado de horas antes había hecho su antiguo compañero de ruta Sergio Urribarri. Recordó, con no poco grado de sorna, cuando antes de visitar Entre Ríos Néstor Kirchner le pedía que evitaran las fotos de Perón y Evita y la Marcha Peronista en los actos.

De todas maneras para Busti la situación no deja de ser incómoda. ¿Porqué? Porque es presidente de la Cámara de Diputados y corre el riesgo de ser acusado de desestabilizar al gobierno provincial. Algo de eso insinuó en su paso por Gualeguay el viernes, aclarando que los cuestionamientos al presupuesto 2.010 no tienen nada que ver con eso. “Me preocupa el nivel de endeudamiento de la provincia”, arrancó para desgranar una serie de explicaciones que impactan de lleno en la política de obras públicas fijada por su antiguo Ministro de Gobierno.

El ditirambo de Busti hasta las internas, que aún no se sabe cuándo ni cómo se harán, será zigzagueante. No le queda otro remedio. Buscará hacer equilibrio desde Diputados, pero marcará la cancha cada vez que pueda. Su entente con Eduardo Duhalde parece firme. El jueves compartió el enésimo encuentro en Buenos Aires, en ocasión de un homenaje a Jorge Sarghini que termina su período como legislador. En Gualeguay, fue más que sugestiva la presencia del ex diputado nacional “Conde” Ramos junto a Busti. Ramos fue asesor de Duhalde durante su presidencia y se ha convertido en el nexo entre ambos.

********

El gobernador Sergio Urribarri precedió a su anterior jefe por unas horas apenas en Gualeguay. Después de casi dos años de ausencia (vino sólo dos veces pero no en visita oficial) el mandatario provincial aprovechó la volada para tratar de juntar las cabezas de la díscola interna que se vive. Arriba de una camioneta, bajó línea suficiente y clara para todos los interlocutores. En realidad pudieron haber estado escuchándolo cualquiera de los otros referentes departamentales que hubiera sido lo mismo: “o se urribarrizan…o se urribarrizan…”..

Es que la tropa, acorde al lenguaje bélico que el propio Urribarri inauguró días pasados en La Paz, deberá empezar a definir dónde está alineada y demostrar con hechos y no con palabras, el grado de lealtad. El proyecto Néstor Kirchner 2.011 ya está en marcha. La renuncia ‘indeclinable’ del ex presidente a la titularidad del PJ ha mutado por un operativo clamor que pide su retorno. Igual, en el fondo, al santacruceño no le interesa demasiado el partido. El 28 de junio quedó demostrado que no es imbatible y que la ‘amistad’ con los movimientos sociales fue mucho más redituable políticamente.

Por eso, el gobernador, en su traje de militante de la causa, no deja margen para las dudas. En su visita a Gualeguay, repitió calcados los elogios grandilocuentes para el gobierno nacional que, sostuvo, es el que más ha hecho en toda la historia por la Provincia de Entre Ríos. Acompañado de un grupo de militantes de Concordia y Paraná, que lo ponen a salvo de cualquier reclamo, el gobernador hizo lo mismo que Busti: campaña. Y tampoco se privó de lanzar algunos dardos, pidiendo que los trapitos sucios se laven en casa. “Alguna vez un peronista más viejo que yo me dijo que me cuidara de criticar a otro peronista”, disparó. Busti no estaba pero es como si estuviera.

En medio de la pelea, los números de la provincia han dejado de ser los mejores. Los 850 millones de deuda que figuran en el proyecto de presupuesto provincial del año que viene son una luz roja en el camino de la administración peronista. Sabedor de los vericuetos de la caja, Busti alertó sobre obras anunciadas por el gobierno nacional para la provincia que implicarán un mayor endeudamiento. “No es plata genuina, son créditos que deberán ser devueltos”, advirtió poniéndole marco al debate que se viene en la legislatura.

Lo cierto es que la interna peronista en Entre Ríos se mueve al ritmo de la nacional. Hasta dónde llegará sólo los protagonistas lo saben. El detalle, grande y no pequeño, es que el peronismo está en el ejercicio del poder. En las úlitmas elecciones quedaron en evidencia las divisiones y hasta dónde perjudicaron las chances de victoria oficialistas. Hoy, algunos han dejado de serlo, y militan en el Peronismo Federal. Son los que dicen estar cansados de los modos y las políticas del kirchnerismo, aunque no tienen claro aún cómo lo harán.

La oposición, devaluada y sin liderazgos claros, se sigue frotando las manos. Es que el peronismo hace todo. Hasta lo malo.

Políticas de Estado y empleo municipal

En estos días se ha instalado en la ciudad (según mi criterio, de manera muy superficial lamentablemente) el tema vinculado a la relación que “debería existir entre la cantidad de empleados municipales por cada 100 habitantes”, incluso se ha llegado a proponer que esa cifra no debería ser superior a 1.


Por José María Blanco

Opinión

Me estoy refiriendo al artículo publicado en El Día (6/11/09) bajo el título “Avanzar ya con políticas de estado”,  que lleva la firma del Senador Osvaldo Chesini, por quien siento gran estima personal, pero con quien disiento “peronistamente” (dicho de este modo para evitar cualquier equivocada interpretación ideológica o partidaria) con esa visión gerencial, casi empresarial de la cuestión pública.

Con la convicción – para no entrar en el debate numérico – de que si “torturamos lo suficiente a los números, éstos terminan confesando aquello que queremos escuchar”, quisiera aportar algunos otros elementos para la reflexión, tratando de poner “luz amarilla” sobre cualquier posible concepción “esterilizadora del empleo público”, propia de los años ’90 o de aquellos que pensaban que “achicando el Estado se agrandaba la Nación”.

En principio, me parece un reduccionismo peligroso pensar que las Políticas de Estado (en torno a la eficiencia del sector público), sean vistas más como una cuestión cuantitativa que cualitativa, como si cualquier simple relación matemática del empleo público municipal, resolviera por si sola y sin tener en cuenta otras variables, una mayor o menor carga tributaria para los vecinos.

En regiones como la nuestra, que dispone de una estructura productiva (en términos de multiplicador) distinta a la de otras, el empleo público es un dinamizador de tremendo impacto sobre el consumo privado y cualquier modificación en uno, opera invariablemente en el otro, por lo que cualquier ecuación que involucre a personas, es ir más allá del modelo panóptico de sociedad denunciado por Foucault, que puede profundizar el mapa de excluidos.

Creo equivocada esa lógica para nuestra ciudad, por cuanto la eficiencia  insumo/producto que hace a la “media internacional de municipios” con esa relación, muestra en muchos casos un PBI per cápita superior a los u$s.30.000 y en otros, dinámicas de gestión del desarrollo territorial muy diferentes. Sea uno u otro caso, se trata de realidades muy distintas a la nuestra.

Es evidente que vivimos tiempos de intensas transformaciones, que han engendrado como contrapartida, fenómenos de desequilibrios de todo tipo, pero también es evidente que – al menos hasta ahora – la capacidad de comprensión para proponer soluciones creativas para esos desvíos, ha sido superada y adaptarse a la “media internacional de municipios” -y sin que esto implique la apertura irrestricta del empleo público-, para Gualeguaychú o cualquier otra ciudad de la provincia, sería algo así como “encorsetar” la cuestión social, generando patologías sociales mucho más graves que aquellas que se intentan corregir con esa propuesta.

Resulta una obviedad en ese contexto, pensar la imperiosa necesidad de reformular (me niego a utilizar el término “modernizar”, que con toda intención propone el Banco Mundial) el Estado y de hacerlo mediante políticas de consensos múltiples.

Además adhiero a la idea de “avanzar ya con políticas de estado”, pero solo con aquellas capaces de promover una mayor generación de riqueza, con una distribución más justa de ella, nunca con aquellas que pretendan relacionar la productividad con una ecuación (hablamos de gente, no de objetos), sea 1 empleado por cada 100 habitantes o cualquier otra fórmula mágica.

Basta de nivelar para abajo, como forma sistemática de solución para nuestros problemas. El problema es resolver de qué forma habremos de vivir de aquí en adelante, en un contexto de constante modificación de los paradigmas y de considerable crecimiento demográfico.

Avanzar “ya” con políticas de estado

Los parámetros que se manejan a nivel internacional fijan como pauta de referencia en materia de gestión municipal, la relación de 1 empleado cada 100 habitantes.


 

Por Osvaldo Chesini*

Opinión

 

Lamentablemente, el clientelismo y el uso a veces indiscriminado de los recursos estatales para fines distintos al interés general, llevo a los estados municipales a sufrir un incremento desmedido de su planta de personal. La presión sobreviniente sobre el presupuesto, por este gasto, termina comprometiendo, muchas veces, la prestación adecuada de servicios públicos o la realización de obras de mejoras.

La vía para justificar el incremento ha sido en la mayoría de los casos, la creación de nuevas secretarias, subsecretarias, direcciones, departamentos etc., supuestamente destinados a satisfacer necesidades no contempladas o a mejorar servicios.

La realidad, suele ser, en muchos casos, la superposición de funciones, la burocratización aun mayor de los procedimientos administrativos, lo que genera un perjuicio a la comunidad a la cual supuestamente se quiere favorecer.

La Municipalidad de Gualeguaychú no ha sido la excepción y la historia reciente así lo demuestra. En efecto, según el Censo Nacional 1991, la ciudad de Gualeguaychú tenia  64.843 habitantes y la planta de personal permanente y contratado era de 560 empleados, a ellos debían sumarse 11 funcionarios políticos del área ejecutiva y los 12 concejales, el secretario del concejo deliberantes y los secretarios de bloque. Todo esto totalizaba una planta total de aproximadamente 600 funcionarios.

Como puede verse la relación 600 / 64.843, resultaba óptima si se la comparaba, por ejemplo, con una ciudad muy similar en desarrollo y población, Concepción del Uruguay, que en esa época contaba con una planta de 1200 funcionarios.    

Al asumir el actual gobierno, el 10/12/2007, la planta de personal alcanzaba los 1.100 empleados, a los que habría que sumar los llamados empleados subsidiados, o sea personas que realizan alguna actividad en relación de dependencia pero que no integran la planta de personal y son remunerados mediante subsidios de acción social -el caso del actual Director de Personal y Recursos Humanos Sr. Luis Pérez es un ejemplo palpable de este sistema, ya que cobro sus servicios de ese modo durante más de una año, hasta que fue denunciado durante el conflicto con los empleados municipales-.

Según el Censo Nacional 2001 Gualeguaychú tenia 74.681  habitantes (o sea un incremento del 15% en 10 años), podemos estimar que al 2007 la población de nuestra ciudad rondaba los 81.000.

O sea que, desde 1991 hasta el 2007, mientras la población de la ciudad se incremento en un 25% la planta de empleados y funcionarios se incremento en un 83%.

Es así que no podemos cargar la responsabilidad exclusiva en la actual gestión de gobierno, por el desborde de la masa salarial, pero es indiscutible que nada se ha hecho para corregir estas distorsiones y por el contrario todo indica que se persiste en la misma política de incremento de la planta de personal, sin que medie un estudio previo sobre el funcionamiento de las estructuras estatales y la real necesidad de personal en cada una de ellas.

Todas estas aseveraciones nos llevan a concluir de manera necesaria, de que no podemos dejar este tema en el mero ámbito de la decisión política de los dirigentes,  sean del signo que sean, porque en mayor o menor medida se sucumbe a las necesidades de la coyuntura. Ha llegado, tal vez, el momento de plasmar “ya”, mediante ordenanza  y en el futuro en la carta orgánica, las restricciones necesarias que lleven de manera natural y en un proceso, a la planta municipal a establecerse y permanecer en la relación 1 empleado  por cada 100 habitantes.

* SENADOR DEPARTAMENTAL

La verdadera situación de la relación empleados municipales

Ante consideraciones publicadas en su prestigioso diario, me llaman poderosamente la atención las afirmaciones del Sr. Osvaldo Chesini, con todo el respeto que se merece el Senador Provincial, a las que considero de enorme liviandad y hasta de marcada irresponsabilidad, al aseverar que el Municipio posee inconvenientes económico – financieros por la relación entre el costo de personal vs. los ingresos propios, a causa de la falta de Voluntad, Coraje y Decencia.



Por Luis Pérez*

Opinión

Considero realmente que es una afirmación poco feliz, sobre todo por tratarse del Senador de nuestro Departamento, quien debería intentar averiguar y hasta empaparse en el tema o, al menos, intentar algún tipo de consulta técnica ante quien corresponda, antes de emitir públicamente tremendas afirmaciones.

Pero, como decía el General Perón “la única verdad es la realidad” (que estimo Chesini deberá recordar), ella nos indica, en este caso, que la Planta de Personal de la Municipalidad de Gualeguaychú cuenta, en la actualidad, con un total de 1.115 agentes entre permanentes y contratados, cifra que desde diciembre de 2008 (un año) se mantiene estable.

Es muy pobre el análisis que realiza el Sr. Senador, al decir que otros municipios, de similar relación de empleados municipales vs. la cantidad de habitantes, insumen solo el 60% del presupuesto propio para el gasto de personal. Es sabido que nuestra Municipalidad cuenta bajo su responsabilidad, la ejecución de la totalidad de los servicios públicos, como así también las obras públicas que, con fondos propios o gestionados, se realizan en la ciudad, cuya realidad no es común a todos los municipios del país, de hecho otras comunas, incluso de esta misma provincia cuentan con muchos de sus servicios mas esenciales, tercerizados.

Además hablar de una relación ideal entre habitantes -dotación de empleados municipales- es mencionar una utopía, precisamente por lo antes dicho, ya que cada municipio tiene autonomía necesaria para configurar el esquema de obras y servicios de acuerdo a sus necesidades y posibilidades.

En lo personal pienso que nuestro municipio cuenta con una relación armónica en este sentido, la ciudad ha crecido enormemente en los últimos años y por consiguiente la demanda de servicios y obras. Y, por otra parte, si solo fuese la dotación de personal el fondo de la cuestión, en todo caso la responsabilidad en este sentido es residual, no precisamente de la actual gestión de Juan José Bahillo.

Pero, para terminar y abusando de su gentil espacio, no es extraño leer o escuchar a Osvaldo Chesini hablar con ligereza de temas tan caros o sensibles para nuestra comunidad, como cuando hizo mención a la actualidad de nuestro hospital “Centenario”, o de situaciones ligadas al IAPV.

Con todo el respeto, reitero, y dada su calidad de legislador provincial (ni más ni menos), sería bueno que lea, consulte, averigüe, visite a quienes tratan diariamente con la temática que a él le interesan y luego, seguramente reflexionando o comparando (como hizo en el caso que nos ocupa) se exprese públicamente. Como decía Renato Descartes a veces hay que reconocer “solo se que no se nada”.

* Director Personal y RRHH –  Municipalidad de Gualeguaychú

Relación “habitantes – planta de empleados municipales”

osvaldochesiniValorando el aporte de las jornadas municipalistas realizadas por la UCR local, y tomando como referencia las reflexiones públicas hechas al respecto por Lucio Benítez (de la Juventud Radical), aprovecho la ocasión para emitir mi opinión sobre un tema que, al respecto de las administraciones locales, considero fundamental.



Por Osvaldo Chesini*

Colaboración

Este joven dirigente señala gratamente asombrado que la ciudad de Tandil, gobernada por la UCR, no tiene limitaciones en lo que hace al normal desarrollo de su administración municipal, a pesar de contar esta con una planta de 1915 empleados, que significan el 60% del gasto de su presupuesto y una población de 140.000 habitantes. Remarca además que Gualeguaychú, con una situación similar en cuanto al porcentaje del gasto en personal, sí tiene inconvenientes por falta de voluntad, coraje y decencia.

Al respecto quiero señalar que 1915 empleados en su relación con los 140.000 habitantes significan 1,37 empleados cada 100 habitantes, cuando el ideal reconocido desde hace muchos años es de 1 cada 100, lo cual significa que tiene un exceso de personal del 37% y que si hoy no tiene inconvenientes con estos números debe ser por otras causas y no por la prudencia al momento de contratar empleados municipales.

Si tomamos los números oficiales del municipio de Gualeguaychú decimos que 1150 empleados (algunos hablan de 1.400) en su relación con nuestros 90.000 habitantes significan 1,28 empleados cada 100 habitantes, 28 % por encima del ideal precitado, casi tan preocupante en este aspecto como la municipalidad de Tandil, pero que a diferencia de esta sí sabemos que padece las consecuencias de esta situación de exceso en el normal desarrollo de la administración, en lo que hace a la escasez de recursos para resolver los problemas de la comunidad.

Esta breve reseña comparativa busca concluir claramente en la certeza que, sin poner todo el acento en el presente, quienes han conducido a ambas administraciones en el tema de su relación HABITANTES – EMPLEADOS MUNICIPALES, han afectado la solvencia económica de los municipios, haciendo primar, en esto, intereses políticos electorales por sobre los intereses del Estado y que los que hoy padecen esta situación son los habitantes de Tandil y de Gualeguaychú.

* Senador provincial del PJ – Departamento Gualeguaychú

Algo para reflexionar

Opinión

El pasado 24 de octubre el Comité Departamental de la UCR realizó la jornada “El Municipalismo y las estrategias de desarrollo local”, a las que asistieron presidentes municipales de distintas localidades del país. Uno de los oradores fue el presidente intendente de Tandil, quien contó lo que ha ido realizando a lo largo de su mandato y demostró que es posible trabajar en serio en los municipios, a través de la política.


Luego de su exposición se dio lugar a las preguntas del público y una de ellas fue: ¿Qué porcentaje del presupuesto municipal se destinaba a la planta de trabajadores del municipio? La sorpresa fue que el porcentaje destinado es igual al de nuestra ciudad, 60%.

Sin embargo, durante su disertación jamás mencionó esto como un problema ni manifestó que su trabajo se ve afectado a la hora de administrar el municipio.

Asimismo, se le consultó sobre la cantidad de trabajadores de la intendencia, la respuesta: 1915 empleados municipales. Si analizamos este número sobre una población total de 140.000 habitantes y un presupuesto de $140.000 millones para el año 2010, podemos ver que cuando se tiene la convicción política de hacer un ciudad para todos se puede. La clave está en que quien sea gobierno tenga la voluntad política, el coraje cívico y la decencia para poner en práctica las decisiones que generen desarrollo sustentable para la sociedad toda.

Si volvemos a mirar hacia atrás, buscando a aquellos políticos que pensaron un país para todos, nos encontramos nuevamente con nuestro querido ex presidente Arturo Humberto Illia. No fue el político débil, ingenuo e indeciso que sus enemigos y algunos de sus amigos quisieron demostrar; sin olvidar la corporación periodística que era la que impulsaba la propaganda golpista de entonces, que hizo creer esta falacia a gran parte de la sociedad.

Es cierto que llegó al poder limitado por la proscripción del peronismo y con poco más del veinte por ciento de los votos. Sin embargo, las reglas para las elecciones de 1963 no fueron dictadas por Illia y sí fueron seguidas por todos quienes aspiraron a la presidencia, entre ellos, hombres con concepciones políticas tan diferentes como el general Pedro Eugenio Aramburu u Oscar Allende.
No fue su supuesta debilidad la que derrocó a Illia, sino algunas de sus decisiones de gobierno que no fueron aceptadas por lo grupos de poder, como la de anular los contratos petroleros que favorecían a empresas norteamericanas o la de sancionar una ley de medicamentos que afectaba los intereses de los poderosos laboratorios extranjeros o la implementación de un sueldo mínimo, vital y móvil, entre tantas otras cosas.

El proyecto de país de Illia no coincidía con el proyecto que el liberalismo pergeñaba en los cabildeos militares de los que participaban personas como Álvaro Alsogaray, quien llegó a proponer a su hermano, el Gral. Julio Alsogaray, para suceder al presidente a derrocar (según el relato del historiador Gregorio Selser, en un libro inolvidable y casi  inhallable, “El onganiato”).

Porque hay ejemplos claros de que en política sí se pueden hacer cosas en serio, de manera Honesta e intentando construir una ciudad, una provincia y un país para todos, es que volvemos a recordar a nuestro querido Arturo Illia.

 

Lucio Benítez – Juventud Radical de Gualeguaychú

 

Actualidad de Honduras y el cerrojo de Obama

Por Diego M. Labbozzetta*

Opinión


 

El gobierno de facto de Robert Micheletti quedó en la propia encrucijada institucional que le planteó al presidente Manuel Zelaya, al tener que aceptar que el congreso decida el futuro inmediato de la coyuntura política, en el marco la crisis sociopolítica que está sumergido.

Tras la visita de la delegación de los Estados Unidos, encabezada por el Subsecretario de Asuntos Hemisferios Tomas Shannon (futuro embajador en Brasil), al gobierno de facto le quedó muy claro que la patriada insurgente llegó a su fin. Con la herramienta de coerción sobre el financiamiento desde los organismos multilaterales de crédito, tanto del Banco Mundial como del Fondo Monetario y la falta de reconociendo constitucional para el futuro gobierno, por el desprestigio político alcanzado en la Organización de Estados Americanos (OEA), al ser expulsados.

Claro está, porque los golpistas tuvieron que ceder en la aceptación del acuerdo, para que en enero próximo sea el presidente constitucionalmente electo quien haga el traspaso de mando.

Los golpistas tenían en su concepción, que el solo hecho de ser opositores al régimen Zelayista, y en directa consecuencia al ALBA, tendrían el apoyo de su pueblo, de la OEA y de la administración Obama.

Buscando posicionarse como los guardianes de las instituciones republicanas, queriendo simular que los procesos de control entre poderes habían actuado, y de esa manera acceder al poder. Pero evidentemente subestimaron que las burdas faltas de acciones dentro del estado de derecho (como el juicio político), llevarían al total aislamiento al estado hondureño, sufriendo las consecuencias su pueblo.

 

El acuerdo

Dos comisiones fueron acordadas para garantizar el cumplimiento del acuerdo, y para investigar lo ocurrido en las instancias previas al golpe de estado, como durante y luego del mismo.

Dado que no se deduce para las partes una amnistía, esto conllevaría a que tanto el presidente Zelaya, como los golpistas serán juzgados por los abusos de poder realizados durante el ejercicio del mando del estado. Por eso es tan importante quien gane las próximas elecciones y las relaciones de influencias que puedan extender sobre la justicia.

La comunidad internacional celebra moderadamente este intento de reestablecer el orden institucional en Honduras. La cautela de no tomar decisiones apresuradas, llevó a exigirle a Zelaya que renuncie a cualquier intento de reformar la constitución durante el periodo de transición, desde que reasuma el poder hasta la entrega del mando. Como garantía de ello, aceptó realizar la reasunción en el mando constitucional del estado, luego que se celebren los comicios presidenciales el próximo 29 de noviembre.

 

* Funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores de la Nación Argentina.

 

 

Honduras y el cerrojo de Obama

El gobierno de facto de Robert Micheletti quedo en la propia encrucijada institucional que le planteo al presidente Manuel Zelaya, al tener que aceptar que el congreso decida el futuro inmediato de la coyuntura política, en el marco la crisis sociopolítica que esta sumergido.


Por Diego M. Labbozzetta*
Opinión

Tras la visita de la delegación de los Estados Unidos, encabezada por el Subsecretario de Asuntos Hemisferios Tomas Shannon (futuro embajador en Brasil), al gobierno de facto le quedo muy claro que la patriada insurgente llego a su fin. Con la herramienta de coerción sobre el financiamiento desde los organismos multilaterales de crédito, tanto del Banco Mundial como del Fondo Monetario y la falta de reconociendo constitucional para el futuro gobierno, por el desprestigio político alcanzado en la Organización de Estados Americanos (OEA), al ser expulsados. Claro esta, porque los golpistas tuvieron que ceder en la aceptación del acuerdo, para que en enero próximo sea el presidente constitucionalmente electo quien haga el traspaso de mando.

Los golpistas tenían en su concepción, que el solo hecho de ser opositores al régimen Zelayista, y en directa consecuencia al ALBA, tendrían el apoyo de su pueblo, de la OEA y de la administración Obama.

Buscando posicionarse como los guardianes de las instituciones republicanas, queriendo simular que los procesos de control entre poderes habían actuado, y de esa manera acceder al poder. Pero evidentemente subestimaron que las burdas faltas de acciones dentro del estado de derecho (como el juicio político), llevarían al total aislamiento al estado hondureño, sufriendo las consecuencias su pueblo.


El acuerdo

Dos comisiones fueron acordadas para garantizar el cumplimiento del acuerdo, y para investigar lo ocurrido en las instancias previas al golpe de estado, como durante y luego del mismo.

Dado que no se deduce para las partes una amnistía, esto conllevaría a que tanto el presidente Zelaya, como los golpistas serán juzgados por los abusos de poder realizados durante el ejercicio del mando del estado. Por eso es tan importante quien gane las próximas elecciones y las relaciones de influencias que puedan extender sobre la justicia.

La comunidad internacional celebra moderadamente este intento de reestablecer el orden institucional en Honduras. La cautela de no tomar decisiones apresuradas, llevo a exigirle a Zelaya que renuncie a cualquier intento de reformar la constitución durante el periodo de transición, desde que reasuma el poder hasta la entrega del mando. Como garantía de ello, acepto realizar la reasunción en el mando constitucional del estado, luego que se celebren los comicios presidenciales el próximo 29 de noviembre.

* Funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores de la Nación Argentina.

Cobos, el mal querido, se ilusiona con ser el único candidato de la oposición

Hay radicales que no digieren a Cobos. No es ninguna novedad, aunque el armado de su retorno al partido y su eventual candidatura está casi listo. El viernes, en el homenaje a Raúl Alfonsín, Cobos habló de todo y se mostró sonriente con Gerardo Morales. Se ilusiona con ser el candidato de la oposición a Kirchner. El mismo que lo eligió para compartir fórmula con su mujer.





Por Jorge Barroetaveña

De la redacción de El Día de Gualeguay

Los que siguen de cerca la interna radical sostienen que Cobos es un hombre de suerte. Votó como votó en el momento culminante de la Resolución 125, fue el único candidato con aspiraciones presidenciales ciertas que salió indemne en las elecciones del 28 de junio y estaba en el triste momento del fallecimiento de Raúl Alfonsín, muerte que provocó un sacudón no sólo en la UCR sino en el resto de la sociedad. “Alfonsín ya no es patrimonio de la UCR sino de la sociedad argentina”, dijo Cobos en el Mausoleo de la Recoleta al cumplirse 26 años del retorno a la democracia.

El vicepresidente trata de manejar lo mejor que puede los tiempos. Y eso provoca no pocos debates en su entorno y, por extensión, en el seno del radicalismo. Si la reforma política prospera, los tiempos electorales se acortarán notablemente y Cobos se verá obligado a renunciar mucho antes a la vicepresidencia. El proyecto oficial de reforma política establece la realización de internas obligatorias, abiertas y simultáneas, y todos los que aspiren a ser candidatos deberán pasar por ellas. Claro que hay una zanahoria para los radicales: se establece un piso del 30% de los votos para ser partido de representación nacional. Esto dejaría afuera de la cancha a decenas de pequeños partidos que tienen alguna representación parlamentaria. Es una forma indirecta de fomentar el bipartidismo y, de esa manera, estimular la revitalización de los dos partidos tradicionales. Kirchner no lo impulsa con inocencia, aunque supone que será difícil poder aprobarlo antes del recambio en el Congreso.

En la oposición, como en la mayoría de las últimas leyes, aparecieron algunas grietas. Allegados al propio Cobos deslizaron que el proyecto no les disgustaba, pero Oscar Aguad, desde Córdoba puso el grito en el cielo. Pérez de la Coalición Cívica y Pinedo del macrismo anticiparon que tampoco acompañarán la iniciativa, aunque no se negarán al debate. Binner, en Santa Fe, no tiene mucho margen. La iniciativa está basada en el ‘modelo’ de su provincia, lo que lo pone en un verdadero aprieto. De todas maneras, una eventual reforma requiere de mayorías especiales, lo que hace virtualmente imposible que salga sin consenso del Parlamento Nacional.

Con este escenario es que se ilusiona Julio Cobos. Supone que su figura resumirá las expectativas de consenso y diálogo que la sociedad demanda, ante el estado de confrontación permanente que propone el gobierno. Pero el camino que conduce al mendocino a su deseo de ser Presidente todavía tiene demasiadas espinas. Entre los radicales hay resistencias a su figura y desconfían de su coherencia política. “Si fue capaz de estar con Kirchner, ¿qué podemos esperar de él?”, soplan por lo bajo. Pero si lo piensan en forma pragmática no hay tantas vueltas. Después de la debacle del 2.001 y de la postración en la que sumió esa hecatombe al partido radical, ¿pueden darse el lujo de desperdiciar a alguien que tiene el 80% de imagen positiva? Esto no necesariamente podría traducirse en votos, pero el piso es muy alto como para ser ignorado. Y los radicales, todo indica, no están en condiciones de darse ese lujo.

Si Cobos pergeña su candidatura, la de Néstor Kirchner va alumbrando de a poco. Carteles y afiches de agrupaciones piqueteras inundaron Buenos Aires en los últimos días, poniéndole tinta a lo que piensa el santacruceño. Kirchner busca, para los años que le quedan de gobierno a su mujer, recuperar el apoyo del centroizquierda y asegurarse así un tránsito calmo en el ámbito parlamentario. Con leyes afines a ese paladar ideológico como la de medios o el anuncio reciente de la asignación universal por hijo, pretende reconquistar  esos viejos aliados, que huyeron despavoridos cuando los vientos políticos lo acercaron a lo más rancio del aparato peronista.

En este péndulo en el que parece estar montado, la prioridad hoy es asegurarse la gobernabilidad. Si la para el 2.011 faltan dos años, para satisfacer las demandas sociales no hay tiempo. Hay conflictos irresueltos con el sector agropecuario y una relación cada vez más fría con los empresarios. Durante la semana al Coloquio de IDEA (un foro liberal que actúa como caja de resonancia del pensamiento del sector) no fue un solo funcionario del gobierno. Todos recibieron la orden de bajarse de los paneles a los que habían sido invitados. Por eso no llamaron la atención las críticas de Héctor Méndez (titular de la UIA) y los aplausos que las coronaron. Es paradójico. Los hombres de negocios admiten que lo peor ya pasó y se espera una recuperación pero son duros a la hora de analizar la performance oficial. Algo se quebró entre dos históricos aliados recientes.

**********

Una verdadera batalla se aprestan a dar en el Congreso de la Nación. La oposición pretende dominar algunas comisiones clave y el oficialismo anunció que no está dispuesto a ceder. Los cargos en las comisiones son más importantes que la misma presidencia, porque son la llave para aprobar o trabar las leyes. Con el cuchillo entre los dientes, los principales referentes de la oposición ya acordaron que si el kirchnerismo no cede, irán por la Presidencia de la Cámara de Diputados, colocando un hombre de otro palo en la sucesión. Pero hay algo más inquietante aún: hablan de un pacto hablado, aunque no firmado, de impulsar la modificación de varias leyes, entre ellas la de medios, las retenciones, reformas en el INDEC, la ONCCA y el Consejo de la Magistratura. Y si hay veto, promover una consulta popular. Un escenario difícil de digerir que pondría al país al borde de una crisis institucional.

Halloween, lo que hay detrás de todo esto

Profundicemos sobre el origen o raíces de esta celebración y lo que hay alrededor de ella en nuestros días. Esto nos ayudará a tomar la mejor opción ante el bombardeo publicitario al que seremos expuestos en estos días.


Por Don Julio Irazusta*

“Halloween”, del inglés antiguo “All hallow’s eve”, significa Víspera Santa. Es en efecto la noche del 31 de octubre, víspera de la Fiesta de Todos los Santos. La fantasía anglosajona, sin embargo, ha robado su sentido religioso para celebrar en su lugar la noche del terror, de las brujas y los fantasmas. Halloween marca un triste regreso al antiguo paganismo, tendencia que se ha propagado también entre los pueblos hispanos y en especial en nuestro País.

Recordemos que en la cultura moderna Halloween suplanta la Solemnidad de Todos los

Santos, fiesta que nos recuerda que son muchos los santos en el cielo, no solo los canonizados. Es un día en que recordamos la comunión de los santos y que todos somos llamados por Dios a ser santos y un día llegar al cielo.

Películas como el exorcista, halloween, Harry Potter, el Señor de los Anillos… y muchas otras de actualidad donde abunda el horror, la violencia y la sangre unidas al terror parecen ser el deleite de una sociedad donde muchos promueven conciente o inconscientemente el culto al terror y a lo oculto. Casas adornadas con figuras grotescas y tenebrosas y al mismo tiempo caricaturescas, pero siempre dentro de un ambiente oscuro y fantasmal, propias de Halloween.

Los niños y los no tan niños se disfrazan, en una verdadera competencia para hacer el disfraz más horrible y temerario y van de casa en casa exigiendo “trick or treat”, que significa truco o regalo.

La idea es que si no se les da alguna golosina le harán alguna maldad al residente del lugar que visitan. Para algunos esto ha sido un gracioso juego de niños. Pero últimamente esta práctica se ha convertido en algo peligroso tanto para los residentes de las casas, que pueden ser visitados por  grupos violentos o ladrones, como para los que visitan, ya que hay residentes que reaccionan con violencia y se han registrado casos en que se han entregado golosinas envenenadas y con alfileres en su interior.

La cultura moderna, jactándose de ser pragmática y científica, se aparta de Dios considerándolo un mito ya superado. Al mismo tiempo, para llenar el vacío del alma, el hombre de hoy retrocede cada vez más al absurdo de la superstición y del paganismo. Ha cambiado a Dios por el mismo demonio. Sin la fe, el hombre se arrastra hacia la necesidad de protegerse de fuerzas que no puede dominar. Vive con miedo y necesita expresarlo. Busca de alguna manera con sus ritos exorcizar las fuerzas superiores.
No es de extrañar entonces que vivamos en una cultura de la muerte en la que millones de niños son abortados cada año y muchos más mueren de hambre y abandono.
Como católicos, profesamos que solo Jesucristo nos libera de la muerte. Solo Él es la luz que brilla en la oscuridad de los largos inviernos espirituales del hombre. Solo El nos protege de la monstruosidad de Satanás y los demonios. Solo El le da sentido al sufrimiento con su Cruz. Solo El es vencedor sobre el horror y la muerte. Solo Dios basta para quién ha recibido la gracia y vive como discípulo de Cristo. Ante Cristo la cultura de la muerte cede el paso al amor y la vida.

Profundizando sobre ese aspecto, el factor más importante es el preguntarnos: ¿Qué celebramos los católicos el 30 y 31 de octubre? Y la respuesta es NADA. En realidad en esos días no celebramos nada desde nuestra fe, lo que los católicos celebramos son el día 1 y 2 de noviembre: la fiesta de Todos los Santos y la Conmemoración de los fieles difuntos. Esta es la cuestión fundamental. Muchísimas personas que dicen ser católicas piensan y festejan con sus hijos el halloween y se les olvida que lo mas importante cercano a esa fecha es que celebramos y creemos en la Comunión de los Santos.

“Es muy triste comprobar que hasta en jardines de infantes de escuelas católicas de nuestra Ciudad encontramos esta observancia, y nos preguntamos ¿qué sentido tiene? Recuerdo muy bien que, cuando era niño, la celebración de Todos los Santos -el 1º de noviembre- y la conmemoración de los Fieles Difuntos, el día siguiente, tenían un arraigo cultural consistente. Eran días feriados y, por ejemplo, la visita al cementerio era un gesto de piedad arraigado en una larga tradición católica”.

“Habría que recuperar, por ejemplo, el sentido que tiene en lo religioso, catequístico y cultural la Solemnidad de Todos los Santos, que nos recuerda nuestra comunión con la Patria Celestial. Ese dogma fundamental de nuestra fe que profesamos en el Credo cuando decimos ‘creo en la comunión de los santos’ y que nos muestra también la dimensión inmensa de la Iglesia, que no se agota en este mundo peregrino sino que incorpora también a los santos del cielo y a las almas del Purgatorio”.

“Debiéramos recuperar la antiquísima Novena de Ánimas, preparando la celebración del 2 de noviembre; recordar la indulgencia plenaria por los difuntos; recuperar el sentido de la visita al cementerio como un gesto religioso y profundamente humano, e incluso habría que ir elaborando nuevas proyecciones culturales de estas verdades cristianas”.

“No tenemos que darnos por vencidos y, además es preciso criticar con toda claridad, serenamente, estas observancias extravagantes, completamente ajenas a la fe católica de nuestro pueblo y a nuestra tradición cultural”.

La sociedad americana experta en mercadotecnia ha logrado desvirtuar lo que es la fe cristiana hacia una mentalidad consumista, ajena y a veces hasta contraria a lo que creemos: En navidad ponen a Santa Claus; en Pascua la coneja y en la fiesta de todos los Santos el halloween.

Así que, reiteramos  ni en su origen, ni en su desarrollo, ni en su celebración actual, el halloween se relaciona con nuestra fe. Es tiempo de decidirnos y ser coherentes con lo que creemos. ¡Valoremos nuestra fe y feliz día de todos los Santos!

* Centro de Extensión

Apostemos por el bien común cueste lo que cueste

La historia parece repetirse. Todos los ciudadanos del territorio de este país, de esta provincia y de este municipio pareciera que estamos al borde de la paciencia, y al entrar en diferencias comenzamos a transitar por mundos diferentes e irreconciliables, que sólo es posible encontrar soluciones uno contra el otro, y el que junta más voluntades con la verdad, o sin ella, gana, dejando a uno en la orilla.


Oscar Ávila

Sec General AGMER Gualeguaychú

 

El que por supuesto ya no estará más, porque ha sido eliminado, allana el camino para quien ganó, sin saber qué es lo que se ganó. La eliminación es una de las teorías más abominables para la resolución de conflictos puesto que nos expresa que hay otro que ya no va a molestar.

Si nos ponemos a sostener, como en las canciones de otros tiempos que cantábamos: “si este mundo es uno y para todos, todos juntos vamos a vivir”; si sostenemos que todos somos necesarios, si decimos que trabajamos para la Justicia, la Verdad, la Igualdad; si nos queremos convencer de querer un mundo mejor, que es posible la convivencia, que es posible que vivamos con dignidad, respeto mutuo, inclusión, derechos humanos  y tantas otras palabras que manipulamos a nuestro antojo según nuestro interés; rotundamente debemos erradicar de nuestros pensamientos y acciones la teoría de la eliminación, que se puede asociar con la coptación.

Tendría que profundizar en hechos históricos pasados en el mundo para poder hablar de cosas más trágica. Pero no es mi intención ser trágico.

No es compatible decir cosas lindas expresadas en valores y en nuestro accionar diario descalificar, calumniar, desacreditar, despreciar, usar a los débiles, a los que no conocen del tema y necesitan orientaciones, a faltar el respeto y querer ganar adeptos para mi causa con la incoherencia y la falta de honestidad en la acción. En este caso hay que poner blanco sobre negro.

Aunque muchos, desde un lugar ideológico critiquen a Freire y a todos los que nos gusta su pensamiento, él nos lo advertía: “que los oprimidos no se transformen en opresores”. Entonces empecemos por depurarnos interiormente y luego a sincerarnos con quienes diariamente compartimos nuestras vidas desde el rol que nos toque, con una responsabilidad mayor, quienes somos dirigentes o quienes se las creen.

Depurarnos para que nos conozcan y sepan que cuando nos toque estar frente a un conflicto, no importa su dimensión, vamos a confrontar para eliminar o vamos a dialogar, y de última adoptaremos acciones pacíficas que hagan ver nuestro problema sin resolver.

Estoy convencido que el mejor camino es el diálogo, porque hay un respeto por el otro, una escucha, una adecuación madura frente a la realidad, un principio de acuerdo en el que se empieza a vislumbrar un ápice de luz entre tanta oscuridad llamada confianza, y luego la reflexión. Así es en constante movimiento: Acción – reflexión- acción.

Hay muchas aristas para analizar y abordar el conflicto. Nuestra responsabilidad docente es aún mayor. Lo dice Inés Dussel: “los adultos debemos recuperar nuestros rol de adulto y transmitir cultura”, tan necesaria para la continuidad de la vida en sociedad.

Apuesto a la reflexión, a pensar nuevas estrategias, a la resolución de conflictos por la vía pacifica aunque eso cueste, de quienes no piensan lo mismo y manipulan a la gente: el desprecio y la difamación.

Dice Hanna Arendt: “El educar es un encuentro entre los que están en la sociedad y los recién llegados. El encuentro puede adquirir diversas formas. Una es la violencia, la ausencia del otro en el orden de lo humano, la instalación de lógicas de exclusión o discriminación, es decir la horda. Y para que exista sociedad es necesario dejar de habitar en hordas.”

Una O.N.G. criticó aplicación de la Probation

El juez de Instrucción Nº 3, Dr. Sergio Carboni, resolvió conceder la Probation a María Raquel Secchi, imputada en el caso de la muerte de Gustavo Toledo y las lesiones graves sufridas por Patricia Vera en ocasión del accidente de tránsito ocurrido el 6 de mayo del corriente año, en horas de la madrugada, en el cruce de avenidas Urquiza y Nágera.


En su resolución, el magistrado suspendió el juicio a prueba por el término de un año y medio e impuso a Raquel Secchi el cumplimiento de ciento cincuenta horas de tareas comunitarias no remuneradas en la Guardería “Nazaret”, ubicada en Perito Moreno y Belgrano, en el Barrio Franco.

Además, el juez estableció que la mencionada deberá abstenerse de consumir estupefacientes o de abusar bebidas alcohólicas y le impuso, como restricción, la prohibición de conducir vehículos entre las 22 y las 6:30 del día siguiente, mientras dure abierta la causa.

La multa que pagó es de mil pesos, de acuerdo con lo previsto en el Código Penal

Por último, María Raquel Secchi deberá comparecer a las entrevistas o citaciones que al efecto designe la Oficial de Probation, doctora Elena Margarita Vicari, quien interviene en el seguimiento del beneficio acordado.

Como Asociación Civil por Verdad y Justicia nos preguntamos y trasladamos esta duda a la ciudadanía de Gualeguaychú: “si un individuo que comete el delito de homicidio culposo en concurso real, agravado por conducción antirreglamentaria, con lesiones graves a otra persona y abandono de persona” ¿es justo que esta ciudadana no vaya a juicio y se le otorgue la probation?

La Justicia decidió. ¿Utilizó el sentido común que  es el más común de los sentidos y es el que aporta solución a los problemas de convivencia ciudadana o interpretó nuevamente la Ley desde una Doctrina o Jurisprudencia?

¿Cuál es la razón para argumentar que una persona que ha cometido este grave delito, pueda conducir en un horario determinado y en otro no? ¿Quién va a “controlar estrictamente y cómo” esta novedosa disposición?

A.CI.VER.JUS (Asociación Civil por Verdad y Justicia) expresa su disconformidad y decepción ante esta sentencia la cual, no respeta el principio de igualdad ante la ley de  todos los ciudadanos.

 

A.CI.VER.JUS

Presidenta: Fátima Pereyra

Secretario de Prensa: Nicolás Alippi

El que calla otorga

“Es hora de cambiar de estrategia en Gualeguaychú”. Sr. Licenciado Patricio Giusto, antes de contestarle me gustaría refrescarle al lector algunas expresiones suyas vertidas en este matutino el día 14 de enero del corriente año.



Por José Pouler

Opinión

‘Se comenta en Buenos Aires que los asambleístas de Gualeguaychú que apoyan el corte de la ruta internacional 136 cada vez son menos. Se han difundido encuestas que probarían la pérdida de apoyo popular, acompañadas de ácidas declaraciones por parte de funcionarios nacionales y provinciales contra la medida de fuerza.

Ahora bien, toda esta pirotecnia mediática contra la Asamblea Ambiental de Gualeguaychú seguramente ceda en marzo. Como sucede todos los años, cuando concluye la temporada veraniega el Gobierno y la prensa vuelven a olvidarse del corte de ruta, de Botnia, y de las preocupaciones de nuestra comunidad. Si no fuese porque la ruta 136 es la vía más directa para viajar desde Buenos Aires a Punta del Este por vía terrestre, quien sabe cuantas páginas menos se hubiesen escrito en los diarios nacionales sobre este conflicto. Llama poderosamente la atención que tanto los políticos como los medios de comunicación, rara vez hacen referencia al conflicto durante el resto del año.

Los cortes de ruta son medidas inconstitucionales que hacen muchísimo daño a la sociedad, sería deshonesto negarlo. Pero también hay remarcar que fue la única alternativa que le quedó a la comunidad de Gualeguaychú para despertar del autismo a las autoridades políticas. ¿Se hubiese ido ENCE sin el puente cortado? ¿Hubiese llegado la cuestión de Botnia a La Haya? Porque mal que le pese a muchos, el corte de ruta ha sido hasta el momento una medida tan extrema como efectiva en función de los intereses ambientales de Gualeguaychú.

Los asambleístas deben ser plenamente concientes que estos embates mediáticos fomentados desde la Casa Rosada y avalados por el gobernador Sergio Uribarri no tienen otra finalidad que amedrentar, dividir y aislar. En mi opinión, difícilmente lo consigan. Por el contrario, lo único que lograrán será reforzar la identidad y fortalecer la postura de la Asamblea con respecto a lucha ambiental

Si bien es cierto lo del hartazgo generalizado con respecto al corte de ruta, ceder ante la presión de los intereses particulares de la Casa Rosada sería una derrota demasiado costosa para la Asamblea Ambiental y para todos los gualeguaychenses. La amenaza mortal que constituye Botnia para los pueblos del Río Uruguay, cuestión que jamás estuvo entre las prioridades de los Kirchner, mucho menos lo será con la ruta liberada.

Y en ello radica la compleja encrucijada ante la que se encuentra la Asamblea Ambiental. Levantar el corte y pasar definitivamente al olvido, o persistir luchando en soledad. En caso de optar por seguir luchando, no me caben dudas que en última instancia el pueblo entrerriano en su conjunto se va a hacer presente para respaldar a la Asamblea, tal como hizo a lo largo de todo este conflicto. Por otra parte, si la Asamblea pudo sola contra Botnia desde un comienzo, si ha logrado soportar tantas adversidades, tantos ataques, tantos inviernos… ¿cómo no va a salir airosa de este veranito mediático en ciernes?’

Usted da varias razones; la primera es muy semejante a lo que usted dice en enero del presente año, pero hay que remarcar que el 64,6%  hoy apoyando los argumentos de Gualeguaychú, lo cual en un momento en que lo económico prima mas que lo ambiental es un logro de esta asamblea que así sea.

Cuando se refiere a la forma en que se lleva adelante el corte es muy desprolija, que son pocos los asambleístas y es llamativo el criterio que emplean para decidir “excepciones”, su manifiesta malintencionalidad se refleja al expresar que la Asamblea dejó entrever que los hinchas de fútbol tienen un status superior respecto al resto de los ciudadanos.

Esta es su apreciación, la cual si usted participara de las asambleas (dos semanales y que nos insumen muchas horas a los que participamos) hubiera escuchado las argumentaciones a favor y en contra de esta medida y por que primó la resolución de dejar pasar a los hinchas, sin menospreciar al resto de los ciudadanos.

¿Se ve que esta medida cambió su forma de pensar?, en lo democrático no puede ser el asidero de sus afirmaciones, ya que el Uruguay ha hecho todo lo posible en materia antidemocrática.

Otro aspecto a tener en cuenta -y que no es nuevo- es el daño económico, aquel que comienza a debilitar, posponer, anular las pequeñas y grandes inversiones que se estaban gestando en nuestra comunidad, las cuales ante el inminente desembarco de ence y botnia no se concretaron, perdiéndose futuros puestos de trabajo y los beneficios incalculables que traen aparejadas estas inversiones.

Su ignorancia al decir los que comandan la Asamblea, evidencia que ud. nunca participó y menosprecia a los miles que si lo hacen. Para su conocimiento es un movimiento horizontal en el cual para su funcionar hay una secretaria (única persona que es rentada) coordinadores, referentes, mediáticos, etc. los cuales tienen permanencia siempre que así lo decidan los ciudadanos que participan en la Asamblea.

Hay que derribar el mito absurdo de que levantando el corte se acaba la lucha o se debilita la protesta; haga como los comerciantes afectados por el corte de la ruta 136 y busque nuevas ideas que nos permita hacerlo (los miércoles a las 20:30 en el club Frigorífico y los domingos a las 17 en Arroyo Verde).

Es tiempo de hacernos fuertes sumando voluntades y apoyos de la mayor cantidad de sectores posibles. Hace muchos años que lo venimos haciendo y por eso es que Ence se fue y el resto de las pasteras que Lacalle dice que va a instalar en el río Uruguay están al acecho, a la espera de la división de la comunidad de Gualeguaychú y así avanzar con la política de los hechos consumados.

Finalizo con las palabras de Pablo de Filatina:

“El corte no es un juego, ni electoral ni político, sino un casi último recurso ciudadano-ambiental pacífico, para evitar el atropello de la instalación de un mamotreto contaminante instalado en forma autoritaria e inconsulta justo enfrente de sus producciones agropecuarias, turísticas, sus hogares, el sitio de vida y esperanza desarrollado para siempre, impuesto sin la necesaria licencia social, cuando las autoridades instituidas han abandonado la cuestión casi desde el comienzo, pues después de ver que no había réditos políticos ni clientelismos posibles se retiraron completamente.
El objetivo que tienen, ¿es dividir para reinar? Seguro que no”.

Duhalde y Kirchner siguen su partida personal y van pieza por pieza

Es el turno de la reforma política, tantas veces hablada y poco instrumentada. La semana que viene el Ejecutivo se dispone a enviar al Parlamento la iniciativa de internas abiertas, simultáneas y obligatorias, para todo el país. Forma parte del plan “Néstor 2.011”. ¿Podrán aprobarla antes del 10 de diciembre?



Por Jorge Barroetaveña

De la redacción de El Día de Gualeguay

A juzgar por los antecedentes, el gobierno lleva todas las de ganar en esta nueva carrera. Fue la Presidenta de la Nación la encargada de hacer el anuncio en el Teatro Argentino de La Plata, escenario de históricos lanzamientos kirchneristas. En rigor, el oficialismo, ha sido coherente, con su accionar, después de las elecciones del 28 de junio pasado. El primer tema en la agenda a la que se convocó al fallido diálogo con los partidos, fue la reforma política. Randazzo primero, Fernández después, apenas tomaron nota del resto de los reclamos. El camino de las internas abiertas, simultáneas y obligatorias, es el que Néstor Kirchner eligió para buscar desandar el camino de una segunda presidencia. “Quiero contribuir a seguir construyendo consensos. Vamos a lanzar una reforma política con consenso entre todas las fuerzas políticas para democratizar los partidos”, aseveró la Presidenta desde La Plata, como para refrendar las intenciones de su marido que, en silencio, escuchaba sentado a pasos de ella. Randazzo, fiel escudero de los deseos de su jefe, puso en blanco sobre negro, algunas intenciones con fecha y todo. “La idea es que la presentación de estos anteproyectos sea la próxima semana y, por supuesto, si podemos tratarlo este año, mejor”, dijo el funcionario, para  agregar que  “con la realización de las primarias se busca mejorar el proceso de selección de los candidatos a través de una mayor participación de la ciudadanía. En esta elección van a participar todos los ciudadanos, y no sólo los afiliados”.

El ex presidente supone que un proceso de internas abiertas y simultáneas conseguirá dos objetivos. El primero, poner en aprietos a los que buscan armar alternativas dentro del peronismo y el segundo, evitar, con la simultaneidad, que el voto independiente le pueda jugar malas sorpresas en un eventual proceso interno. La usina de ideas de Olivos ya planea un adelantamiento de las elecciones del 2.011 a marzo o a mayo, con la apoyatura electoral de los movimientos sociales que le responden fielmente al oficialismo.

Justamente los movimientos sociales quedaron en el ojo de la tormenta por los incidentes que protagonizaron esta semana. El escándalo promovido por los seguidores de Milagro Sala en Jujuy contra el senador Morales y el Auditor General de la Nación Leandro Despouy dejaron al desnudo la ayuda social que, la Nación, canaliza en forma casi directa a estos movimientos sociales. Siete millones de pesos por mes son manejados por esta mujer, de llegada directa al  gobernador jujeño Barrionuevo y al Ministerio de Desarrollo Social de Alicia Kirchner. Morales puso el dedo en la llaga cuando denunció que existe, en muchas provincias, sobre todo las más pobres, un virtual estado paralelo manejado por organizaciones sociales que responden al kirchnerismo.

Al gobierno parece no importarle ya las formas y aquel antiguo debate sobre el doble comando no resiste muchos análisis. A mitad de semana, en una charla con empresarios en Córdoba, provincia a la que volvió después de varios años, el ex presidente desgranó lo que pasará con la economía en los meses venideros. Hablando como un virtual ministro de los números, auguró que no habrá oscilaciones bruscas del dólar, admitió la caída brusca del superávit fiscal y reconoció que habrá acuerdo con el Fondo Monetario. Aunque todo será en off: Kirchner ya recibió seguridades que las misiones que vengan del organismo internacional no tendrán contacto con la prensa ni revelarán detalles incómodos de las cuentas fiscales.

Contento por la reapertura del canje se mostró optimista de cara al futuro inmediato: vaticinó  que la economía volverá a crecer este año y que  lo peor de la crisis ha pasado. “Cuando nos anunciaban  el caos, pudimos soportar perfectamente la crisis internacional”, refrendó el sureño ante el auditorio que lo escuchaba con atención.

Lejos han quedado los días aciagos que siguieron a la derrota de octubre. Kirchner se ha reinventado a sí mismo y ha conseguido alinear a la tropa. Hubo fugas sí, pero todo indica que poco le importan.

 

*****

El otro peronismo, el que gusta  le digan Federal y no disidente o anti K, tuvo su acto en Obras Sanitarias el 17 de octubre. Fueron Busti y Solá los oradores de fondo, apoyados desde las sombras por Eduardo Duhalde y Carlos Reutemann que envió una adhesión. Fue el primer esbozo de un armado interno al que todavía le falta mucho para estar a punto. Es que las diferencias aún gobiernan la relación entre varios de ellos. Un ejemplo es De Narváez: desaparecido después de la elección, nadie sabe para dónde rumbeará y si escuchará los cantos de sirena que le endulzan los oídos con una pelea por la Presidencia.

El que sigue enhebrando la telaraña es Eduardo Duhalde. Esta semana su destino fue el sur, para verse las caras con Mario Das Neves. Fue más que sugestivo: horas después de su visita, el chubutense anunció la ida de sus legisladores del bloque oficialista, tanto en Diputados como en el Senado. Viejo zorro, el lómense llenó de elogios la gestión de Das Neves y evitó hablar de su propia candidatura. Das Neves fue consecuente y desgranó una lluvia de críticas contra Kirchner, a quién acusa de fogonear la interna peronista en su provincia.

Como dos jugadores de ajedrez que conocen de antemano la jugada, Duhalde y Kirchner se siguen relojeando. Mientras la reina atiende su juego, los dos viejos aliados y hoy rivales acérrimos, mueven  sus piezas. La partida es larga y el jaque mate es una alternativa que aún está lejos.

Hora de cambiar de estrategia en Gualeguaychú

arroyo_verdeEl corte de la ruta internacional 136 a la altura de Arroyo Verde está a punto de cumplir tres años. En un comienzo, fue fundamental para instalar en la agenda nacional la lucha ambiental de Gualeguaychú ante la desidia y el olvido por parte del Estado nacional y provincial. También sirvió para despertar el interés de miles de ciudadanos argentinos y del extranjero, que se enteraron del conflicto y adhirieron mayoritariamente a nuestra causa. Finalmente, sin el corte de ruta difícilmente la cuestión de Botnia hubiese llegado a la Corte Internacional de La Haya.


 

Por Lic. Patricio Giusto

Opinión

 

Ahora bien, hay que reconocer con madurez, objetividad y responsabilidad que el corte de ruta se ha vuelto disfuncional al interés de Gualeguaychú de que Botnia sea relocalizada o desmantelada, por varias razones.

La primera de ellas es que la medida perdió consenso en la sociedad, algo fácil de percibir al dialogar con nuestros amigos y vecinos, muchos de los cuales en un primer momento apoyaron decididamente el corte y ahora lo rechazan. Fuera de Gualeguaychú se observa el mismo fenómeno. En una reciente encuesta realizada por la consultora Ibarómetro en el área metropolitana de Buenos Aires, sólo el 18,4% de los entrevistados se expresó de acuerdo con el corte de ruta como medida de protesta contra Botnia. Sin embargo, el 64,6% apoya los argumentos de Gualeguaychú.

Por otra parte, la forma en que se lleva adelante el corte es muy desprolija. Además de ser muy pocos los asambleístas que permanecen en el bloqueo, es llamativo el criterio que emplean para decidir las “excepciones”. En el último partido por las eliminatorias entre Argentina y Uruguay disputado en Montevideo, la Asamblea dejó entrever que los hinchas de fútbol tienen un status superior respecto al resto de los ciudadanos, como por ejemplo, uruguayos residentes en Argentina que quieren concurrir a votar en su país. Los primeros pudieron sortear el corte sin inconvenientes. En cambio, los segundos no podrán hacerlo para ejercer el derecho más sagrado de la vida democrática. Un verdadero despropósito.

De esta forma, es inevitable que surjan las siguientes preguntas: ¿A quiénes representan los que se mantienen cortando la ruta? ¿Contra quién es el bloqueo? ¿Con qué criterio se deciden las excepciones? ¿Es justo que haya excepciones en el marco de una medida que es ilegal por definición? Estos interrogantes contribuyen a que aumente el rechazo social hacia la protesta y se desprestigien quienes la llevan a cabo.

Otro aspecto a tener en cuenta –y que no es nuevo- es el daño económico que el corte le infringe a los sectores del comercio a ambas orillas del Río Uruguay. Las cámaras locales han pedido en repetidas oportunidades la flexibilización de la medida, pero sus planteos han sido sistemáticamente rechazados por la Asamblea.

Hoy el corte no sólo no le aporta nada la lucha ambiental de Gualeguaychú, sino que le resta prestigio y apoyo social a la causa. Los que comandan la Asamblea parecen no advertir que a medida que la ciudadanía se siga alejando, la protesta se irá diluyendo, pese a los sólidos fundamentos que nos asisten en esta disputa.

En otras palabras, la estrategia de cortar la ruta está agotada. Es hora de suprimirla o suspenderla, al menos de manera provisoria hasta que se conozca el fallo de La Haya. Sería un gesto muy valorado por el pueblo argentino en su conjunto, los gobiernos en disputa, la prensa y la comunidad internacional. Levantar el corte en este momento nos permitiría recuperar la iniciativa. Volvería a posicionar a Gualeguaychú en los primeros planos y le devolvería en gran parte el prestigio perdido a la Asamblea Ambiental.

Hay que derribar el mito absurdo de que levantando el corte se acaba la lucha o se debilita la protesta. La persistencia de la lucha siempre ha dependido del temple y la determinación de nuestro pueblo, no de la ruta cortada, más allá de que en un primer momento fue el símbolo de la resistencia.

Es tiempo de hacernos fuertes sumando voluntades y apoyos de la mayor cantidad de sectores posibles. No se puede prescindir de nadie porque, lamentablemente, no podemos solos. Por el contrario, para triunfar en este complejo juego de intereses dependemos de muchos factores y actores que no controlamos. Permaneciendo atrincherados en una ruta solo hará que Botnia y sus defensores se sigan fortaleciendo mientras nosotros nos seguimos aislando y debilitando cada día un poco más. Está claro que la ciudadanía sigue apoyando la causa de Gualeguaychú, pero no el corte de ruta como metodología de protesta. Sería muy ingenuo y soberbio no hacer una adecuada lectura de esa realidad, dilapidando de esa forma tantos años de lucha incansable.

 

 

Majul y Lafluf intercambian cartas sobre nota de El Día

Julio_MajulPreocupado por una información aparecida en diario El Día, Julio Majul remitió una nota al intendente de Fray Bentos, Omar Lafluf, detallando los alcances de la denuncia. El funcionario uruguayo le respondió. Publicamos las cartas.


 

“Estimado Intendente:

Quizá recuerde que soy simplemente un ciudadano de Gualeguaychú preocupado por todo lo malo que ocurre entre nuestras ciudades.

Este domingo 11 de octubre, en el diario El Día de Gualeguaychú, ha aparecido como nota central de la edición una gravísima acusación, en la que se afirma (no se lo da como posibilidad: se afirma) que la pulpa de celulosa que produce Botnia contiene “nonil fenol  ó nonil fenol etoxilado”, sustancia que estaría prohibida en Europa desde 2005, y también por la propia normativa uruguaya; además, el diario afirma que la sustancia hallada supera en veinte veces el máximo admitido por la CARU”.

“Los efectos de este compuesto químico, que están detallados en la publicación, son alarmantes para la vida humana y todo el ambiente.

Quisiera saber si de alguna manera pudiera Usted  comunicarse con las autoridades de Botnia Uruguay, o quien corresponda, para que aclaren esta cuestión”.

“Lo denunciado por el diario El Día es de una extrema gravedad, y se puede ver por internet en la edición del domingo, en el suplemento Claves.

Si pudiera hacer el favor de comunicarse con alguien de Botnia se lo agradezco, porque he buscado infructuosamente una dirección de correo electrónico, y me parece algo demasiado grave para simplemente hacer una llamada telefónica.

Gracias desde ya.

Trataré de lograr también la cooperación del periódico “La Fraybentina”; se lo digo porque no quiero malos entendidos otra vez. Desde Gualeguaychú, un abrazo que atraviese todo el río Uruguay”.

Julio Majul   

 

Explicaciones

Pocas horas después de recepcionada la misiva, “con la preocupación por la denuncia efectuada por el diario El Día de Gualeguaychú, recibí esta respuesta del Intendente rionegrino, el doctor Omar Lafluf.

En ella, aclara la cuestión desde su punto de vista, y en realidad los elementos de juicio que trae impresionan mejor que los de mis compatriotas. A continuación, el texto original de la respuesta de la máxima autoridad de Fray Bentos”, consignó el dirigente de nuestra ciudad.

El intendente del vecino país expresó: “Estimado amigo, por lo que pude saber, éste planteo lo presentó Argentina en la Corte de la Haya, y Uruguay respondió “que la planta de Botnia no usa los nonil-fenoles para la celulosa”. Por otro lado me dicen que es un químico que es de venta libre en nuestros Países, y prohibido en Europa desde el 2005.

Es un producto extractivo que se usa con algunas maderas que tienen residuos grasosos para remover éstos, pero que en la planta de Botnia no se necesita usar, porque no existen esos residuos  a remover. Lo que sí me aseguran (y esto de ser así es preocupante) que se usa en mucha cantidad en la producción de shampúes y otros productos similares, en las curtiembres (en forma importante), y en mucha cantidad en los plaguicidas que se usan en agricultura (y vaya si tenemos áreas agrícolas y uso de agroquímicos), y también que están presentes en todos los efluentes urbanos de nuestras ciudades.

También me dicen que los análisis presentados en la Corte fueron hechos en la zona de Botnia, enfrente a Fray Bentos y en el río Gualeguaychú, lo que no quiere decir que sean de Botnia, por estar presentes éstos químicos en las actividades que dije anteriormente.

Saludos cordiales”, Dr. Omar Lafluf

 

 

Presencia de nonil fenol

La respuesta del intendente de Fray Bentos Omar Lafluf a Julio Majul no hace más que confirmar la noticia que diario El Día publicó como nota central en su edición del domingo 11 de octubre.

La irrupción de nonil fenol en el Río Uruguay lo señala Lafluf al indicar que “están presentes en todos los efluentes urbanos de nuestras ciudades”. Además, expresa que los análisis “fueron hechos en la zona de Botnia, enfrente a Fray Bentos y en el río Gualeguaychú, lo que no quiere decir que sean de Botnia”.

Lo que no contesta el intendente Lafluf ni Botnia a Majul acerca de nuestra afirmación sobre la detección de nonil-fenoles, compuesto presente en la propia pulpa celulósica que produce Botnia, y que fue incorporado ante el Tribunal Internacional de La Haya.

“Carrozas que susurran, hablan y gritan”

Por Alejandra Benedetti*

Colaboración


Cuánto lindo pueden y saben hacer nuestros gurises… cuánto dicen, a través de esta Fiesta que son las “Carrozas estudiantiles”…

Recorriendo el desfile el domingo pasado me sorprendieron y me alegré frente a dos cosas, dos temas importantes que creo no son menores en este tiempo que estamos viviendo. Uno que nuestros jóvenes, nuestros “gurises”, están vivos.  El otro, que ven, sienten, aman, sueñan; y lo dicen.

En el desfile, pudimos ver expresados sus deseos y necesidades. Deseos de “recuperar la inocencia”, de no perderla… de los abuelos, de los cuentos… de esos momentos de la infancia que nos marcan para siempre. Que nos hablan de la familia, que nos hacen mirar y volver a lo importante; a los valores que nada ni nadie pueden sacarnos. Porque es lo que nos va haciendo más hombres, más humanos, más hermanos… Eso es lo que nuestros chicos necesitan para no caer en tanta cosa que hoy se nos ofrece…

Hablamos de drogas, de hambre, de injusticia, de pobreza… ellos hablan de ideales, de vidas jóvenes que desean un país diferente, que quieren crecer, que NOS necesitan a los adultos, para acompañarlos, para empujarlos a soñar con cosas grandes. Para educarlos, siempre, en las buenas y en las malas. Para darles más elementos de los que nos han demostrado que tienen naturalmente adentro y que en el fin de semana, lo mostraron por nuestras calles… Planteos fuertes, sobre la mujer, los pobres, la patria, el amor, la trascendencia, la alimentación, el cuidado del medio ambiente…

Acompañarlos, alentarlos y confiar en ellos; para que puedan ser hombres y mujeres de bien, para que nuestro Gualeguaychú esté plasmado de esta fuerza que ellos saben transmitir, para que nuestro país se colme de sueños grandes!!

Es vivir con ellos, es “acompañarlos en el camino”… es caminar a su lado, para juntos, los mayores con la experiencia, los padres con el cariño y la ternura propio de la familia, los amigos, con ideales grandes, los docentes con un ejemplo de entrega generoso. Sólo el amor nos hace responsables de esas vidas, historias, necesidades, anhelos, y nos empuja a jugarnos con ellos, y por ellos… Nos hablaron claro este Domingo… Susurraron, hablaron y gritaron lo que desean y sueñan, y tienen “gracias a Dios” sueños grandes… realizables todos!!!! Porque cuando nos proponemos y ponemos los medios, lo logramos.

Otro punto que me alegró muchísimo, fue la presencia de la “ciudad”, el acompañarlos en esto que durante tantos años hemos tenido la posibilidad de vivir… El ser carrocero, es algo que marca y que hace al “secundario”. No dejemos de alentar esto en nuestros chicos, de colaborar para que no se pierda, de alentarlos a que sigan expresando mediante algo “bello” lo que llevan en sus corazones. Y mostrarles que en esta etapa, de formación, también vamos realizando esos ideales, que la responsabilidad en el estudio, en lo que a cada uno nos toca, se vive día a día.

Son nuestros chicos, son nuestros gurises… estamos a tiempo de caminar con ellos, de seguir cuidando su inocencia, de construir juntos, el país lo necesita, nuestros hijos nos necesitan… Dios necesita de nosotros, y nos sigue confiando vidas, la de estos chicos, que son el futuro, pero también el presente. Es uno de los tesoros más grandes que nuestro Dios nos confió… cuidemos el presente, cuidemos su presente, para que puedan tener un “gran futuro”.

 

* Servidora

¡¡¡Felíz Día de la Madre!!!

jorgelozanoQué bueno que haya un Día de la Madre. Nos ayuda a expresar sentimientos que de otra manera quedarían ocultos o guardados.


Por Monseñor Jorge Lozano*

La maternidad nos remite al origen de la vida. Ella, la vida, es un don de Dios, y “la mamá” también es un regalo. Ser mamá y tener una mamá son regalos. Hay un día en que se empieza a ser madre y esa realidad dura toda la vida; como el Amor de Dios que siempre nos sostiene y se goza en la felicidad y la vida de sus hijos.

Quiero hoy llegar con mi cariño y estas líneas a ustedes: mamás.

A muchas las veo tironeadas en los tiempos. Porque además de las dedicaciones propias de mamá, tienen otras tareas o exigencias para cumplir: de estudio, trabajo, o junto a otros miembros de la familia.

A veces, vos, mamá que trabajás fuera de casa, me contás que quisieras estar más con tus hijos, que ellos te necesitan, y vos a ellos. Que estos tironeos te hacen sentir algo de culpa. La sociedad misma te empuja a una mirada consumista de la vida, de la cual hay que cuidarse mucho.

Solamente vos podés darle a tus hijos algo que no encontrarán en nadie más: una familia, la escuela, la compañía, el hombro, la ternura confiada, un mate, una charla. Sin tu presencia no hay crecimiento verdadero.

¿Tenés idea -estoy seguro que sí- de lo que el sonido de tu voz produce en tu hijo desde que lo tenés en el vientre? Sin tu ternura todo se vuelve inseguro y oscuro. Vos sos el abrazo más esperado.

Pido a Dios por las mamás que se alegran y emocionan viendo los primeros pasos o escuchando las primeras palabras de sus hijos. Las que van a la escuela y ayudan a hacer los deberes.

Las que no olvidan de enseñar las sencillas oraciones a “Jesusito y su Mamá” y comunicar la confianza en Dios.

Cómo no pedir por las que tienen hijos adolescentes y no saben qué más probar para intentar dialogar.

Las mamás con hijos jóvenes y adultos, y que sufren porque los ven rumbear por sendas distantes a los caminos que les enseñaron de chicos.

Me conmueve cuando veo que sos capaz de darlo todo, todo por el bien de tus hijos.

Rezo por quienes la pelean solas a causa del abandono, la soledad o el desamor.

Sé de tus desvelos y desgarros cuando a tu hijo te los roba la droga, la violencia, la muerte absurda.

A la Virgen María, dulce y generosa, confío tus oraciones y anhelos. Tus alegrías y tus lágrimas.

Te abrazo junto a mi corazón.


* Obispo de la Diócesis Gualeguaychú

Néstor sigue volteando muñecos y ya piensa en 2011

La carrera está lanzada. Néstor Kirchner sigue volteando muñecos y se acomoda de acuerdo a sus necesidades para el 2011. Con la caja fortalecida, merced al presupuesto 2.010 (tiene media sanción), y la prórroga de varios impuestos, tiene lo que quería. La yapa fue la Ley de Medios.


Por Jorge Barroetaveña
De la redacción de El Día de Gualeguay

El oficialismo se frota las manos. Es que, después del mazazo del 28 de junio, ha podido recomponer la línea. O mejor dicho, es Néstor el que lo ha conseguido. Buena parte por mérito propio y otra por demérito ajeno. El papel de la oposición hasta ahora ha sido tan endeble como ineficaz. Aunque parezca mentira, tampoco los triunfadores de las últimas elecciones parecen haber hecho una lectura correcta del mensaje que dejaron las urnas. Con poca resistencia y estrategias encontradas no pudieron frenar las Ley de Medios Audiovisuales, ni siquiera introducirle alguna modificación de acuerdo a sus demandas. Antes habían perdido con las retenciones. Ahora, el presupuesto tuvo un paso relámpago por la Cámara de Diputados, con una holgada mayoría, que contó hasta con el aporte de diputados opositores que, merced a ese voto, fueron eyectados de Unión Pro.

Lo  que pasó con el presupuesto fue apenas el reflejo, de una política de construcción de mayorías que cayó como catarata sobre las cabezas opositoras. Las filtraciones radicales, del propio peronismo disidente, del cobismo y de partidos provinciales inundaron la estrategia opositora primero y la echaron a pique después. El ex presidente, que monitoreó todo el plan desde Olivos, casi como un justiciero irónico, supo darle a cada uno lo suyo.

La más sincera fue la senadora correntina Dora Sánchez, cobista o ex en camino de serlo, porque cometió  un sincericidio, después de calificar como un ‘mamarracho’ la Ley de Medios. Admitió que cambió su voto para ‘mejorar’ la relación de su provincia (envuelta en escándalos varios) con el gobierno nacional. Qué se entiende por ‘mejorar’ sólo podría explicarlo la misma legisladora.

En este corsét financiero y social están varios de los distritos más importantes del país, con la Provincia de Buenos Aires a la cabeza. ¿Qué margen de maniobra tienen entonces los gobernadores ante el riesgo inminente de no poder pagar los sueldos y tener que enfrentar estallidos sociales en sus distritos? Ninguno, Kirchner lo sabe y actúa en consecuencia. El proyecto de presupuesto que tiene media sanción de Diputados, con amplia mayoría oficialista (hasta dos votos de Unión Pro) debe ser de los más regresivos de la historia. Confirmando una tendencia que viene desde hace décadas, las provincias aumentarán su dependencia del poder central y podrán manejar cada vez menos fondos. Hoy será Kirchner, mañana Cobos, Macri, Reutemann o el que la gente vote, pero el modelo se mantendrá incólume.

Hay otra buena noticia que levanta el ánimo del matrimonio presidencial que todavía confía en revertir el 80% de imagen negativa que le dan todas las encuestas: economistas privados y públicos coinciden por primera vez en que lo peor de la crisis ya pasó y empiezan a aparecer las primeras señales de mejora.

La deuda para consigo mismo que tiene Kirchner es la reforma política. ¿Cuál es el objetivo? El sureño quiere ir por las internas abiertas y simultáneas para todos los partidos, sin descartar un eventual adelantamiento del calendario electoral del 2011, para dificultar el armado del peronismo disidente y dejarlo con pocas chances ante el aparato oficial.

Hasta ahora, los esfuerzos de Duhalde no parecen fructificar. El peronismo celebró ayer dividido el 17 de Octubre y sigue sin alumbrar un liderazgo contundente. El ex presidente lo insinuó pero se quedó en el amague, aunque tampoco ninguno  de los otros referentes salió corriendo a su encuentro. El peronismo cordobés tuvo su acto, Das Neves en Chubut también, el propio Duhalde debió  operar para que el “Momo” Venegas levantara el suyo. De hecho, en Obras hubo varias ausencias notables.

Mientras Kirchner aglutina voluntades (o las compra de acuerdo a cómo venga la mano), el resto dispersa esfuerzos y echa sombras sobre la posibilidad real de ganarle una interna. Hasta Cobos salió golpeado con la resolución final de la Ley de Medios y la derrota de un aliado ahora incómodo, como el correntino Arturo Colombi.

El 10 de diciembre podría ser una fecha bisagra. Kirchner lo sabe y corre una carrera contra ese tiempo.

*********

Maradona es un fiel reflejo de la Argentina. Maleducado, irrespetuoso y con escasa autocrítica. Es que su exabrupto en la conferencia de prensa del miércoles en Uruguay, y los desbordes que lo antecedieron y lo prosiguieron, son la muestra de la Argentina crispada de estos días. El que piensa distinto no es un adversario, es un enemigo. Aunque parezca mentira hay un hilo conductor entre las bravuconadas del técnico de la Selección Argentina y las bravatas oficiales en contra de la prensa. Ambas parten de un punto en común: la tirria a las críticas y la búsqueda, persistente y tenaz, por callar  voces opositoras. Tampoco hay autocrítica claro. Sería una utopía pedirlo.

Esta intolerancia no es nueva, ni reconoce al kirchnerismo como autor principal. Al contrario, es tan vieja como la existencia de la prensa misma, aunque el actual gobierno ha puesto especial esmero en concretar sus objetivos. Los medios, o los periodistas que para muchos son lo mismo, construyen una realidad inventada o deformada, respondiendo siempre a oscuros intereses a los que deben responder. Desde el advenimiento de la democracia en la Argentina contemporánea, mal que le pese a la dirigencia política, los medios han cimentado una relación de confianza con la sociedad, ocupando espacios institucionales que, el estado, se niega, por incapacidad, inoperancia o desidia, a hacer propios. Renegando incluso de su propio deber.

Pero hay un detalle que olvidan: la información, merced a los avances tecnológicos actuales, es imposible de detener. Sólo una mente afiebrada puede pensar que le puede poner un dique a las noticias. O, lo que es peor, una mordaza.

“Carrozas que susurran, hablan y gritan”

Cuánto lindo pueden y saben hacer nuestros gurises… cuánto dicen, a través de esta Fiesta que son las “Carrozas estudiantiles”…



Por Alejandra Benedetti*

Colaboración

Recorriendo el desfile el Domingo pasado me sorprendieron y me alegré frente a dos cosas, dos temas importantes que creo no son menores en este tiempo que estamos viviendo. Uno que nuestros jóvenes, nuestros “gurises”, están vivos.  El otro, que ven, sienten, aman, sueñan; y lo dicen.

En el desfile, pudimos ver expresados sus deseos y necesidades. Deseos de “recuperar la inocencia”, de no perderla… de los abuelos, de los cuentos… de esos momentos de la infancia que nos marcan para siempre. Que nos hablan de la familia, que nos hacen mirar y volver a lo importante; a los valores que nada ni nadie pueden sacarnos. Porque es lo que nos va haciendo más hombres, más humanos, más hermanos… Eso es lo que nuestros chicos necesitan para no caer en tanta cosa que hoy se nos ofrece…

Hablamos de drogas, de hambre, de injusticia, de pobreza… ellos hablan de ideales, de vidas jóvenes que desean un país diferente, que quieren crecer, que NOS necesitan a los adultos, para acompañarlos, para empujarlos a soñar con cosas grandes. Para educarlos, siempre, en las buenas y en las malas. Para darles más elementos de los que nos han demostrado que tienen naturalmente adentro y que en el fin de semana, lo mostraron por nuestras calles… Planteos fuertes, sobre la mujer, los pobres, la patria, el amor, la trascendencia, la alimentación, el cuidado del medio ambiente…

Acompañarlos, alentarlos y confiar en ellos; para que puedan ser hombres y mujeres de bien, para que nuestro Gualeguaychú esté plasmado de esta fuerza que ellos saben transmitir, para que nuestro país se colme de sueños grandes!!

Es vivir con ellos, es “acompañarlos en el camino”… es caminar a su lado, para juntos, los mayores con la experiencia, los padres con el cariño y la ternura propio de la familia, los amigos, con ideales grandes, los docentes con un ejemplo de entrega generoso. Sólo el amor nos hace responsables de esas vidas, historias, necesidades, anhelos, y nos empuja a jugarnos con ellos, y por ellos… Nos hablaron claro este Domingo… Susurraron, hablaron y gritaron lo que desean y sueñan, y tienen “gracias a Dios” sueños grandes… realizables todos!!!! Porque cuando nos proponemos y ponemos los medios, lo logramos.

Otro punto que me alegró muchísimo, fue la presencia de la “ciudad”, el acompañarlos en esto que durante tantos años hemos tenido la posibilidad de vivir… El ser carrocero, es algo que marca y que hace al “secundario”. No dejemos de alentar esto en nuestros chicos, de colaborar para que no se pierda, de alentarlos a que sigan expresando mediante algo “bello” lo que llevan en sus corazones. Y mostrarles que en esta etapa, de formación, también vamos realizando esos ideales, que la responsabilidad en el estudio, en lo que a cada uno nos toca, se vive día a día.

Son nuestros chicos, son nuestros gurises… estamos a tiempo de caminar con ellos, de seguir cuidando su inocencia, de construir juntos, el país lo necesita, nuestros hijos nos necesitan… Dios necesita de nosotros, y nos sigue confiando vidas, la de estos chicos, que son el futuro, pero también el presente. Es uno de los tesoros más grandes que nuestro Dios nos confió… cuidemos el presente, cuidemos su presente, para que puedan tener un “gran futuro”.

* Servidora

Con el alma al rojo vivo

Antes que me insulten por meterme a crítico literario, voy a explicarles dos cosas: una, que en el diario Noticias comenté muchos libros; y dos, que solamente me avala mi amor a las artes; no tengo la sensibilidad artística desbordante de -por ejemplo- mi amigo Toto Carrazza, cuya sensibilidad artística es mucho más intensa y abarca más facetas que la mía.



Escribe Julio Majul

Opinión

Pasa que Toto nunca escribe, nunca entendí por qué. Y otra gente que podría escribir sobre artes con más conocimientos teóricos que yo (que no los tengo, directamente) no escribe, o al menos no escribe sobre gente de Gualeguaychú.

Como creo que este libro merece algunas reflexiones, aquí van algunas que puedo desparramar.

Primero, hay que decir que les recomiendo gastarse veinte pesillos y comprar el libro  “Con la boca al rojo vivo”, de la profesora Susana Lizzi. Es un libro de cuentos, simplemente.

Apto para todo público, todas edades, todos los sexos.

Se lo regalé, por ejemplo, a mi hija adoptiva socia amiga Celi, y ella se leyó todo el libro en un día (traicionando sus trabajos profesionales, debo decirlo), mientras me decía “leo este cuento y lo dejo”, “pero qué bueno está este cuento, leeré otro y empiezo a trabajar”, y así hasta terminar.

Creo que el secreto de lo atrapante que resulta el libro (a mí en general los cuentos no me gustan; soy más de las novelas, pero a “CON LA BOCA AL ROJO VIVO” no pude dejar de leerlo hasta terminarlo); creo que el secreto del libro, decía, digo, como diría Wimpi, tiene varias aristas.

Por una parte, la pasión que ha puesto Susana en relatarnos vivencias infantiles,  mezclándolas con los cuentos que su padre les contaba en las noches de pobreza;  pobreza digna y serena, pero pobreza al fin, que obligaba a reemplazar el cine y el teatro por los relatos orales. El padre de Susana debe haber sido un gran narrador, porque sus cuentos son maravillosos por lo bien relatados, y por los detalles que suman. Casi todos son relatos que los gualeguaychuenses tenemos incorporados a nuestra memoria genética cultural, pero tan bien relatados, que no se pueden dejar de leer.

Otro mérito mayúsculo del libro es su “no cuentismo clásico”. O sea: se supone que el mérito mayor del cuento es el desenlace, generalmente sorpresivo. No concuerdo con esta idea, y a mí los cuentos que más me impresionaron fueron “El patito feo” -que sí tendría esa condición de sorpresa final, pero es muchísimo más que eso-, “Emma Zunz”, la maravilla de Jorge Luis Borges, y “El perseguidor”, ese portento de Cortázar que no se sabe si es un cuento largo o una novela corta, pero que no tiene nada de misterioso, sino que lo maravilloso es lo bien escrito, lo que nos hace sentir de Charlie Parker como si fuéramos el genial músico.

Pero ya me puse a hablar al cuete. Sigo con Susana. Los cuentos de Susana, o del padre de Susana, no tienen nada de sorpresa misteriosa y abrupto final, y hasta a muchos los conocemos; el mérito está en el cómo, en saber relatarlos. Y esto es lo que Susana hace, con una destreza que sólo puede ser motivada por la pasión y el amor.

Y otro acierto notable son las notas al pie de página, que explican el sentido de palabras que seguramente los más jóvenes que uno (porque uno aún es joven, ojo) no han conocido.

Y hasta en alguna de esas excelentes explicaciones, ustedes podrán saber qué quiso decir Susana con el título de su libro.

Como quiero que lo compren, no se los voy a decir.

El periodismo, una presencia siempre molesta para los que tienen poder

Es una carrera contra el tiempo que termina el 10 de diciembre. Néstor Kirchner lo tiene claro y sabe que, después de esa fecha, le será virtualmente imposible torcer la voluntad del congreso. Y actúa en consecuencia. La madrugada del sábado fue testigo de la enésima prueba. Kirchner se ilusiona con tener todo. Con la nueva ley dio otro paso.


Por Jorge Barroetaveña
De la redacción de El Día de Gualeguay

La votación en el Senado de la Nación fue contundente. Los 44 votos que consiguió abroquelar Miguel Pichetto tuvieron origen variopinto. Desde la legisladora del derrotado y ahora ¿ex cobista? Ricardo Colombi de Corrientes, hasta Ramón Saadi del PJ catamarqueño dieron su apoyo a la iniciativa, con argumentos extraños, para la profundidad de lo que se estaba tratando. A lo largo del debate, fue llamativa la inquina y el enojo de muchos legisladores con los medios de comunicación. No en vano, no hay una sola mención a lo largo de la ley aprobada a la palabra ‘prensa’ o ‘periodismo’, justo en la legislación que pretende regular la libertad de expresión en la Argentina.

Es que la política, suele mirar de reojo la tarea de los periodistas. A fines de los ’80 el periodismo argentino alumbró el género de la investigación periodística. En ese sentido hubo dos publicaciones claves: Noticias y Página 12. La movida obligó a los grandes medios de comunicación a modificar su perfil y a empezar a desandar el camino de las pesquisas en los oscuros pliegues del poder. Fueron para el ex presidente Menem un dolor de cabeza las denuncias de Página 12, con Jorge Lanata y Horacio Verbitzky a la cabeza. El tráfico de armas a Croacia o los guardapolvos de Bauzá, los negocios de María Julia o la horrible muerte de María Soledad Morales en Catamarca dejaron al descubierto la trama secreta del poder y su hilo conductor con los negocios más espurios. También la caída de Fernando De la Rúa tuvo su principio con los sobornos en el Senado y aquella famosa mención de Morales Solá en su columna de La Nación. Más cerca en el tiempo, sin periodismo independiente, no nos hubiéramos enterado de los negocios de Lázaro Báez o Cristóbal López o de la venta de terrenos fiscales a precios viles en El Calafate, el lugar en el mundo que eligieron los Kirchner. Mucho menos del incremento patrimonial exponencial del matrimonio presidencial en los últimos años.

El más sincero de todos los que hablaron fue Ramón Saadi. Algunos actuaron por convicción personal, otros por mandato político y muchos para pasar viejas facturas que tenían atragantadas desde hace  tiempo. Néstor Kirchner, que suele especializarse en sacar lo peor de las personas, lo sabía. No fue fuera de cálculo el intento por ‘seducir’ a Menem, sabedor  de la vieja inquina con la que quedó el ex presidente con el Grupo Clarín. Algo similar sucedió con Saadi quién, sin demasiados empachos, se quejó del tratamiento que el multimedios le dio al crimen de María Soledad Morales, insinuando que la cobertura había tenido que ver en la intervención que resolvió su antiguo amigo y aliado, Carlos Menem. No menos sorprendente fue el voto del bussista tucumano, ex cardiólogo personal de Antonio Domingo Bussi. Esa alianza del kirchnerismo con el general condenado por delitos de lesa humanidad,  es una paradoja histórica, enmarcada en la hipocresía de los políticos para quienes, el periodismo, es una presencia molesta.

Pese a la derrota del 28 de junio, el gobierno no se cansó de avanzar y de imponer la agenda de temas. Así lo hizo con las facultades extraordinarias, las retenciones, la estatización del fútbol y ahora con la Ley de Medios Audiovisuales. La oposición, desmembrada y sólo mirándose el ombligo, no pudo detener ninguno de los avances. Si ‘billetera mata galán’ o gobernador o legislador, para el caso, ninguno de los partidos de la oposición pudo dar con la fórmula adecuada para detener la arremetida kirchnerista.  En el Senado los radicales y el peronismo disidente actuaron en bloque, pero estuvieron lejos de hacerle cosquillas al oficialismo.

La derrota, aumenta aún más el compromiso de la oposición de cara al 10 de diciembre. Con una radiografía parlamentaria más cercana a lo que votó la gente el 28 de junio pasado, los nuevos legisladores deberán agudizar el ingenio para buscar consensos y no convertir el Congreso de la Nación en una bolsa de gatos. Desde ese día la Casa Rosada sabe que ya no podrá torcer voluntades, aunque sí cercenarlas. Si algún intento por modificar la Ley de Medios aprobada el sábado prospera, el veto presidencial será una muerte segura. Igual los reclamos judiciales por derechos adquiridos y violación de la Constitución Nacional no se harán esperar y arrojan sombras sobre la efectiva aplicación de la nueva norma.

La ausencia de un liderazgo opositor contundente, ha vuelto a hacer emerger la figura del ex presidente Eduardo Duhalde. Bastó una mención ambigua de su parte (“no descargo nada”) para que se generara un revuelo político de dimensiones y todos salieran a opinar, a favor o en contra.

Duhalde es un político hábil con deudas pendientes. Sabe que, a caballo de la crisis, crece su imagen como piloto de tormentas. Tampoco ignora que buena parte de la sociedad le endilga haber apadrinado a Néstor Kirchner y ser, generacionalmente hablando, parte de la vieja política. La peor, emparentada a los aparatos y a las viejas mañas. Pero su principal virtud es la paciencia. Y es conciente también de la importancia del diálogo y el consenso para aventar el estado de crispación permanente que el kichnerismo ha instalado en la sociedad argentina.

En el fondo, Duhalde debe sentir algo de culpa. Sin su apoyo Kirchner jamás hubiera ganado las elecciones del 2.003. El ‘monstruo’ que creó se lo terminó devorando a él mismo y a buena parte del peronismo. Quiere volver para saldar las cuentas que le quedaron pendientes. Habrá que ver si la sociedad está dispuesta a darle otra oportunidad o cerró definitivamente ese capítulo de la historia.

El triunfo de Gualeguaychú en La Haya

Por cierto que los jueces del Tribunal Internacional, aún no se han expedido en sentencia alguna, a raíz de la indeseada controversia con el Uruguay, que motivada por la instalación de la pastera de celulosa Botnia (finlandesa), en Fray Bentos.



Por Gustavo Carbone

Pero pese a no existir “sentencia” en el caso, entendemos humildemente que Gualeguaychú ha triunfado. Decididamente ha triunfado. Mucho más allá de la interpretación que desde lo jurídico, puedan llegar a tener la contundencia de los aportes realizados por la delegación de la Argentina, en esta delicada instancia.

Pero es que la felizmente “rebelde” Gualeguaychú, su comunidad casi unánimemente abroquelada, motorizada en cientos de oportunidades por la Asamblea Ciudadana Ambiental, ha sido la gestora ejemplar del enfrentamiento por vía de la razón, a los grandes intereses corporativos internacionales, económicos y políticos.

Hemos  asistido, creemos, a la gestación de una postura Argentina a partir de ahora, que en materia de defensa del medioambiente, da inicio a lo que tiene como destino, transformarse en una verdadera Política de Estado.

Y Gualeguaychú tiene la responsabilidad de ser el motor que corre detrás, a la par o por delante de una toma de conciencia universal más acabada, de lo que significa, la fuerza que adquiere, en estos nuevos tiempos, la “licencia social”.

La adquisición por parte de nosotros, gente común de cualquier latitud, de un  conocimiento básico científico también imprescindible, es mérito del puñado ciudadano de los comienzos, y los que hasta hoy continúan sin claudicaciones.

Aquí, ha existido un aporte permanente, irrenunciable, sostenido, de la Asamblea Ambiental Ciudadana y el Grupo Técnico que la conforma como parte de ella, con respetados y reconocidos profesionales del medio local.

Todo un sector apoyado por figuras científicas de valor académico de gran prestigio y valor, pero sobre todo de una dimensión y concepción humana de la vida, en plena sintonía con la que esta comunidad emprendió y lleva a cabo en su lucha.

Todos ellos nos han enseñado, y han hecho reflexionar, claramente lo que significa el daño incontrovertible de la “contaminación”.

Lo que significa la acumulación durante por lo menos 40 años, de sustancias de altísima poder contaminante sobre el agua, el aire y todo lo que circunda a Botnia. Este es el nudo de la cuestión. No debemos dejar que ningún reflector nos encandile y haga perder el sentido y la orientación.

El azufre, el nitrógeno, el material particulado, desprendidos y ya sobre nuestras cabezas, a través de  emisiones gaseosas contaminantes. También sabemos ahora, sobre los residuos sólidos bajo forma de licor verde, lodo local, así como del barro de corteza de madera, o el barro que queda del tratamiento de los efluentes de fábrica, que caen en el río Uruguay diariamente, la 24 horas del día, los trescientos sesenta y cinco días del año.

Todas éstas, sólo son unas pocas cuestiones que se han impuesto ya, ahora, como de prioridad absoluta en toda agenda, científica, jurídica, técnica o de cualquier naturaleza, y que tenga que ver con “la naturaleza” y los recursos que ella nos regala tan generosamente.

Gualeguaychú ya triunfó en La Haya. Sí, después de dos semanas de exposiciones jurídicas de excelencia, y de aportes de pruebas contundentes por parte de los juristas que nos representaron ante la Corte, y además por los diplomáticos argentinos que en esta oportunidad, según todo parece indicar, nos han representado con mucha dignidad, solvencia, y pleno conocimiento de la angustiosa situación que nos toca sufrir en cuerpo y alma, a toda la población regional.

La Asamblea, entendemos también muy humildemente, debe recrear su espacio de debate adulto y respetuoso que en tantos momentos la caracterizó.

Renovarlo es prioritario. Es necesario también, tratar con acciones innovadoras de llegar y convencer a tantas personas, como aquéllas que siguen dando prioridad a cuestiones menores, al lado del peligro que representa la inviabilidad medioambiental para un desarrollo sano y sostenible de la vida en todas sus manifestaciones.

El convencimiento es por medio de la razón. De conocer, de pensar. De imaginar esas acciones y oportunidades nuevas que fortalezcan la lucha que nos aguarda, muy larga y difícil todavía.

Es necesario minimizar los perjuicios que a veces nos ocasionamos entre nosotros, afectando derechos que también deben ser respetados.

Vale este comentario no sólo para los asambleístas siempre activos entregando sus tiempos. Vale también, para quienes se han sentido perjudicados por el corte, y que lo son de hecho, pero que han agraviado sin sentido a los vecinos asambleístas, que con sus acciones y pese a errores o desaciertos, han demostrado de manera elocuente que están, luchan y sin duda lo seguirán haciendo, con prioridad excluyente. Ir siempre contra Botnia.

Que quieren ejemplarmente, como nadie de aquí debemos dejar de querer, que “Botnia se vaya”.

A partir de allí, con la suma de la toma de conciencia de todo ésto por parte del pueblo uruguayo, Gualeguaychú y su causa y fin de lucha inclaudicable, coronará el objetivo.

Falta ese triunfo final; que se desarticule Botnia y que se vaya, para dejar de contaminar. Tenemos que lograrlo todos juntos.

Nuestras convicciones las vamos a sellar y consolidar bajo el poder de la verdad, La verdad que se impone por el peso del conocimiento y la razón. No existe otro camino que la vía pacífica en todas y cualquiera de sus manifestaciones.

Carrió, Duhalde, Cobos, los medios y los monstruos. Sólo falta Néstor

La parición de la nueva ley de medios en el Senado de la Nación tendrá su día clave: será el próximo viernes. En esa sesión especial, los legisladores oficialistas intentarán entregarle a la Casa Rosada, la ley que el matrimonio presidencial tanto viene reclamando: la piedra inicial para volver a dar batalla y ganar la opinión pública.


Por Jorge Barroetaveña
De la redacción de El Día de Gualeguay

Pichetto es un senador que pasará a la historia. No será por su intensa tarea legislativa, ni por sus vínculos zigzagueantes (no pocos recuerdan sus encendidas defensas en nombre del menemismo) sino porque su cara lo dice todo. Igual que en aquella noche del voto no positivo de Cobos, cuando espetó el histórico ‘lo que tenga que hacer hágalo rápido’), su expresión detrás del senador Guillermo Jenefes, en la reunión plenaria del jueves en el Senado de la Nación, hablaba por sí misma. A ciencia cierta, nadie en el oficialismo se atrevía a vaticinar cómo votaría el jujeño. Es que, pese a estar varias horas reunido con Néstor Kirchner en Olivos, la sensación de la posibilidad de un voto negativo había crecido peligrosamente. Pero Jenefes ya había anticipado que él no quería ser otro Cobos. Y optó por firmar el dictamen de comisión (fue el octavo de 8 votos que necesitaba el oficialismo) y de esta forma facilitar la llegada de la iniciativa al recinto.

El viernes que viene se sabrá hasta dónde las presiones cruzadas que hay en la Cámara Alta servirán para definir la iniciativa. Si bien los votos para aprobar la ley en general Pichetto ya los tiene debajo del brazo, nada asegura que estarán a la hora de la votación en particular. Allí hay dos artículos que siguen dividiendo aguas: uno es el del órgano de aplicación con mayoría de integrantes del Poder Ejecutivo y otro es el plazo de un año para que las empresas se desprendan de los activos que no podrán seguir conservando si se aprueba la ley. En este pliegue de la historia, no sólo Jenefes será un legislador clave: los dos chubutenses (Giusti y Guinle) podrían resultar decisivos a la hora de inclinar la balanza hacia uno u otro lado. Este fin de semana Giusti se reunirá con Mario Das Neves y resolverá su voto. Guinle, que se autotitula inmune a órdenes y presiones, no ha abierto la boca.

Pese al final abierto que aún tiene el embate final del kirchnerismo hay algo seguro: Cobos no tendrá, ni remotamente, el papel que algunos imaginaron, similar al de la Resolución 125. Si los votos para aprobar todo el articulado no están, la Rosada ordenó que alguno de los senadores oficialistas se retire del recinto. No quieren darle al Vicepresidente la mínima chance de tener que volver a desempatar y quedar colocado otra vez en el centro de la escena.

Néstor Kirchner está convencido que, con influencia y control sobre los medios, podrá revertir la tendencia actual y pelear, él o su mujer, por la permanencia en el poder a partir del 2.011. Fue una pena que el jueves, pasara desapercibido el testimonio de dos periodistas santacruceños. Con no poca crudeza describieron el entramado de manejos de los medios que Kirchner inauguró con su llegada a la gobernación en 1.991 y cuál es la situación actual de la prensa sureña. Valientes, dejaron no pocas claves para entender el comportamiento actual del matrimonio presidencial y su concepción sobre el ejercicio de la libertad de prensa. Ojalá no sea el prenuncio de lo que se viene si el Senado convierte en ley la iniciativa oficial.

En esencia es la misma. Es la misma que pare con facilidad partidos políticos y no tiene pelos en la lengua para decir las cosas. Controversial, a veces autoritaria y mesiánica, Lilita Carrió volvió al ruedo y vaticinó que al gobierno no le alcanzará con dominar los medios de comunicación. Para eso echó mano a la historia y recordó que el Perón de los ’50 ganó con todos los medios en contra y perdió con todos los medios a favor.

Después de meses de ostracismo, primero voluntario y después obligado por unas cervicales rebeldes, la líder y fundadora del ARI, marcó la cancha y le puso límites al 2.011. Si bien ratificó que seguirá formando parte del Acuerdo Cívico y Social con radicales y socialistas, reiteró por enésima vez que su límite es Julio Cobos. Carrió confía en que Gerardo Morales impedirá que la UCR lleve a Cobos como estandarte y no concibe que Eduardo Duhalde pretenda volver para ahuyentar el ‘monstruo’ que él mismo creó.

Este fin de semana trajo una buena noticia para varios de los aspirantes a la Casa Rosada. Es que Carlos Reutemann, el candidato que nunca se definió, perdió feo las elecciones municipales en Santa Fe a manos del socialismo de Hermes Binner. El ex gobernador ni siquiera pudo salvar la ropa en dos bastiones históricos como Santa Fe Capital y su pueblo, Llambí Campbell y quedó seriamente magullado de cara al 2.011. Fue un golpe más, al que le dio su histórica aliada Roxana Latorre hace algunas semanas en el Senado. Como nunca, el futuro político del santafesino quedó envuelto en tinieblas.

Otro, que teje desde las sombras, es el ex presidente Eduardo Duhalde. El bonaerense está de gira por Europa, tratando de instalar su imagen otra vez entre los ‘presidenciables’. Su despacho del Movimiento Argentino se ha convertido desde hace tiempo en lugar de peregrinaje para todos los que quieren saber hacia dónde rumbeará el PJ y cómo se reconstruirá el liderazgo alternativo al de Néstor Kirchner. Duhalde es el mismo que con su apoyo le permitió al santacruceño derrotar a Menem en aquella primera vuelta del 2.003. Es el mismo que antes había elegido a Reutemann, pero la negativa cerrada de este, terminó por dejarlo sin opción y en los brazos de Kirchner. Es el mismo a quién Kirchner pateó de lo alto del poder y dejó huérfano de estructura y aliados. Pero la venganza es un plato que se come frío.

“Los mismos que crearon a los monstruos ahora se asustan y los quieren combatir”, disparó Carrió el viernes. Duhalde tuvo mucho que ver. Cobos también. Carrió lo sabe. Por eso no les cree.

Medidas que los funcionarios deben recordar

Una vez más los jóvenes radicales nos vemos en la obligación de recordar otra de las tantas medidas populares que tomó nuestro gran presidente Arturo Humberto Illia.



Por Lucio Benítez*

Opinión

Parece raro y hasta incomprensible, después de 26 años de democracia, tener que decir que por estas épocas lejos estamos de ver y escuchar algo parecido; al contrario hoy en día nos encontramos con gobiernos que se dicen populares y que su columna vertebral serían los trabajadores, situación rara y llamativa, ya que estos son siempre la variable del reajuste,  utilizando medidas económicas que lo único que consiguen es disminuir la calidad de vida de ese sector.

Cómo nos explica este gobierno que en la Política Salarial de hoy en día los trabajadores tengan la menor participación en el Producto Bruto Interno, en relación a los salarios. Cómo nos explican la caída, casi escandalosa, del poder adquisitivo del salario después de 5 años de crecimiento constante y equilibrado -según índices oficiales-. Y, como frutilla de la torta, qué nos dirán sobre los incrementos salariales “en negro” que paga el estado por intermedio de distintas figuras, tanto a nivel provincial como a nivel municipal; formas de pago que al no estar dentro del sueldo o como se dice vulgarmente “en blanco”, van en desmedro del trabajador ya que no suman a su sistema provisional, y que a la vez precarizan la situación laboral.

Aquí es donde recordamos a Don Arturo, que con aquel gobierno que obtuvo el 22% de los votos llevó al congreso una ley ejemplar y al día de hoy, todos los trabajadores registrados, gozan del beneficio de la ley del salario mínimo, vital y móvil. El 15 de junio de 1964 se publicó en el Boletín Oficial la Ley Nº 16.459, previa a la constitución del Consejo del Salario, integrado por representantes del Gobierno, los empresarios y los sindicatos.

Entre los objetivos del proyecto figuraba la necesidad de “evitar la explotación de los trabajadores en aquellos sectores en los cuales puede existir un exceso de mano de obra”, “asegurar un ingreso mínimo adecuado” y “mejorar los salarios de los trabajadores más pobres”.

Con los mismos objetivos, se promovió la Ley de Abastecimiento, destinada a controlar los precios de la canasta familiar y la fijación de montos mínimos de jubilaciones y pensiones.

Estas leyes llevaron a una mejor distribución del ingreso, se obtuvo una manifiesta mayor equidad en la distribución del ingreso en beneficio de la población de menores recursos. Este efecto se produjo, fundamentalmente, sin interferir en el crecimiento de la riqueza general. Los salarios reales aumentaron por dos causas, que actuaron en la misma dirección: el crecimiento del Producto Bruto Interno y la proporción en que participaron los asalariados.

Indudablemente estas medidas no alcanzaron para aquellos sectores que ya estaban pensando en un Golpe de Estado contra un gobierno democrático como el de Illia. Que fue bien recibido en los sectores financieros liberales, optimismo que se reflejó en la Bolsa donde algunos papeles subieron hasta 70 puntos. Las entidades empresarias ACIEL, UIA, CGE y la Sociedad Rural manifestaron su entusiasmo y sus representantes asistieron al acto de asunción de Onganía.

Los partidos políticos, con algunos matices, y a excepción del radicalismo y la izquierda tradicional, aceptaron la nueva situación como algo lógico y razonable.

Desde nuestro lugar de jóvenes y sabiendo que nuestra generación es la próxima responsable de la conducción del país, rendimos homenaje y recordamos a aquellos honorables políticos que pensaban en una Argentina grande para todos.

* integrante de la Juventud Radical

Un silencio que aturde

Estamos frente a una realidad que nos resulta muy preocupante, puesto que es de mucha agresión el silencio al que el gobierno provincial se llama para no resolver los conflictos.


Por Oscar Ávila*
Opinión

Cualquiera con sentido común piensa que mínimamente las autoridades democráticas tienen la voluntad política de aportar una solución a los conflictos, en este caso no es así, el gobierno provincial nos habla por los medios o directamente intenta ignorar los reclamos sociales y lo que es más grave apuesta al desgaste de las organizaciones sociales y esa es una teoría Maquiavélica que la desaparición de quienes reclaman resuelve el conflicto.

A nosotros los docentes nos persigue con resoluciones que obligan a los Directores de Escuela a informar los paros, cuando son legítimos y legales, y sino los hace responsable de los descuentos a los compañeros para que en las escuelas nos peleemos entre nosotros, trabaja para que la justicia nos rechace los reclamos de devolución, no devuelve lo que es ilegalmente descontado y así continúa con los aprietes y las ironías.

Como las que usa cuando habla de la adhesión de los compañeros a los paros, sin leer la realidad como de verdad es. Hoy muchos compañeros docentes no hacen paros porque el gobierno amedrenta y achica los salarios, no se equivoquen no es porque no haya conciencia de lucha y descontento por las acciones que el gobierno realiza.

Y así va con anuncio van anuncios vienen pero las acciones van a cuenta gotas, admitiendo una dependencia de Buenos Aires que digita a los entrerrianos que es lo que necesitamos y como tenemos que gastar la plata.

Este gobierno, que se jacta de ser democrático, sin escatimar esfuerzos avanza amedrentando y metiendo miedo, y no contento con esos logros llega más lejos encarcela compañeros trabajadores  que se ponen al frente de las luchas sociales.

Estamos convencidos que se avanza en el avasallamiento de los derechos de los trabajadores cuando se tienen objetivos como el empobrecimiento de la clase trabajadora y no se tienen propuestas para presentar a la sociedad y este gobierno parece que adolece de propuestas para resolver los conflictos.

De algo estamos seguro no naturalizaremos lo que nos pasa, siempre estaremos mirando con sorpresa y duda toda acción de los gobiernos y más aun de aquellos que luchan contra la clase trabajadora.

No tiene parangón un gobierno que se jacta de peronista lleva a los trabajadores al empobrecimiento y  no respeta el derecho de huelga.

Continuaremos luchando no solamente por el salario que esta bastante  olvidado, desde enero 2009 que venimos hablando de la necesidad de un aumento del 25%, respuesta del gobierno  nada, también peleamos y pelearemos por mayor presupuesto para comedores, para partida de insumos, para que se garantice el trabajo en todos los niveles, para que no se de la flexibilización laboral, para que se creen los cargos necesarios, para que las normativas se modifiquen con la participación de los compañeros.

* Secretario General AGMER Gualeguaychú

La principal responsabilidad es del Estado de Entre Ríos

No podemos responsabilizar solamente a los trabajadores de la educación por el vaciamiento educativo existente.

Por Osvaldo Chesini*
Opinión

Antes, debemos asumir nuestra responsabilidad como Estado, para -desde la autocrítica- retomar  la autoridad política necesaria que nos permita indicar los yerros de los demás actores del sistema  y comenzar con ellos, de inmediato, el trabajo para revertir la situación.

En Entre Ríos disminuyó la calidad de la educación pública. Fue así en relación con la educación privada y en relación a lo que ha ido aconteciendo en otras provincias en el último lustro. Ha sido puesto de manifiesto claramente a través de los resultados de la evaluación bianual que se hace desde la Nación.

El informe difundido por medios gráficos en las últimas horas ha tenido una amplia repercusión. No es para menos. La Educación es el instrumento liberalizador del ser humano y la herramienta de desarrollo que tienen las sociedades para superarse.

Los magros resultados obtenidos son atribuidos a falta de actualización docente y al desentendimiento de los padres. Los que, desde diversas responsabilidades, participamos de la marcha del sistema educativo, somos quienes debemos generar las posibilidades objetivas de formación de quien está al frente al aula y además deberíamos poner especial atención en el involucramiento de los padres en el proceso educativo de sus hijos.

Debemos asumir como Estado nuestra responsabilidad en la falta de inversión, la falta de resultados en las políticas implementadas. Hace algunos años la Nación se desentendió del proceso educativo y transfirió los servicios a las provincias. Pero lo hizo sin presupuesto. Esto no debe perderse de vista a la hora de abordar la coyuntura.

No ayuda a mejorar el estilo de permanente confrontación que hemos elegido en la resolución del conflicto docente. Y es difícil que los chicos puedan apropiarse de los conocimientos cuando muchos no se alimentan en forma apropiada. Esto es consecuencia del crecimiento de la pobreza, hecho que valientemente ha reconocido en su último informe el ministro Ángel Giano, rechazando cifras de organismos nacionales.

Para que nuestro compromiso se contagie de forma positiva, debemos primero comprometernos.

Hay que actuar con hidalguía y dignamente como Estado Federal y desde esa posición sincera reclamar los recursos económicos pertenecientes a la educación de nuestra provincia y que desde hace varias gestiones se apropió la administración nacional.

Debemos desde el consenso aunar los esfuerzos y demostrar en nuestra propia vida que con la misma intensidad que  trabajamos por la educación de nuestros hijos, lo hacemos por la educación de los hijos de todos.

Quiero resaltar que me parece inadmisible que toda vez que aparece un dato estadístico, los funcionarios reaccionen estremecidos. Hablamos de personas no de números.

Los datos, que con prontitud salieron a explicar tanto los funcionarios como la dirigencia gremial, no deben alarmarnos. Nos deben servir por  la implicancia que traen en el futuro cercano si no los revertimos.

Estos resultados son signos claros del presente que tiene hoy la niñez. Estamos hablando y somos testigos  de una generación a la que, recortándole el presupuesto educativo, le cercenamos también el futuro.

No son estos resultados sencillamente una estadística, sino un adelanto de lo que estamos construyendo en el breve plazo como provincia y país. Estos niños, que hoy no rinden en la escuela, son los mismos que mañana deberán buscar empleo, conducirnos y por qué no, generar los cambios que se necesitan para una construcción social colectiva y superadora.

La pobreza, la marginalidad y el magro resultado de las políticas educativas no deben impactarnos como meros datos estadísticos, sino que deben acicatearnos  para recapacitar sobre qué Estado estamos diseñando y en  las consecuencias que nos traerá en pocos años más lo que hacemos.

Debemos ser capaces de reformular las políticas que, según esta realidad, nos muestran que el camino está equivocado”.


* Senador del Departamento Gualeguaychú

Un puñado de senadores rebeldes hizo bajar a Kirchner del avión

Con un pie en la escalerilla del avión que lo llevaría junto a su mujer a Estados Unidos, Néstor Kirchner dio marcha atrás. Es que las noticias que empezaron a llegarle  desde el Senado de la Nación no eran las mejores. Un conato de rebeldes legisladores oficialistas se propuso poner en jaque su pelea final y el objetivo de largo plazo que lo guía: extender la hegemonía kirchnerista.



Por Jorge Barroetaveña

De la redacción de El Día de Gualeguay

Si la votación de la nueva Ley de Medios Audiovisuales en la Cámara de Diputados de la Nación se pareció a una comedia para el oficialismo, lo del Senado amaga con ser un drama. Es que, si bien la molesta presencia del Vicepresidente Julio Cobos pudo ser aventada, nada le asegura al peronismo contar hoy con los votos suficientes para conseguir la aprobación y menos que la ley salga tal como llegó de Diputados. En ese hipotético caso, el proyecto deberá volver a la Cámara Baja y sólo con los dos tercios de los votos podrán insistir con la aprobación original.

El jueves, con un marco diferente al vivido en Diputados, los legisladores de todos los partidos pudieron interpelar a Gabriel Mariotto, interventor del Comfer, sobre los alcances de la iniciativa y los puntos en discusión. Mariotto al menos, y es rescatable, defendió como pudo el proyecto oficial, aunque se quedó corto en algunas respuestas. La escena lejos estuvo de la semana pasada cuando las barras kirchneristas festejaban sus respuestas y chiflaban a los opositores.

Hay dos puntos en la ley que son los que más inquietan a los legisladores oficialistas, entre ellos a Guillermo Jenefes, un hombre que podría ser clave en esta historia. El jujeño es el presidente de la Comisión de Comunicaciones y Libertad de Expresión y conoce a fondo el tema. Jenefes proviene de una familia de prosapia en Jujuy poseedora de varios medios de comunicación aunque, él mismo lo aclaró, no se vería afectado por la nueva ley ni se estaría obligado a enajenar sus bienes. Igual, ya le anticipó a José Pampuro que quiere un debate amplio y fue él quien presionó para que se respetar el acuerdo al que habían llegado con los senadores opositores el fin de semana pasado. Es que Pampuro, recordando las dotes que forjó como médico de Eduardo Duhalde, tuvo que hace malabarismos para llegar a un acuerdo con los bloques opositores. Cuando ya estaba todo abrochado, Néstor Kirchner desde Olivos y Cristina desde New York dieron la contraorden e hicieron naufragar el acuerdo. Sólo la obstinación de Jenefes puso contra las cuerdas a Pampuro que no tuvo más remedios que retroceder.

El de Jenefes podría ser un voto clave en al menos tres de las cuatro comisiones que integra. Si bien en el oficialismo auguran que terminarán acordando con él, nadie se atreve a asegurarlo, sobre todo después de los votos que se filtraron el año pasado, en las postrimerías del rechazo a la Resolución 125. ¿Cómo es la historia? La estratégica Comisión de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión está compuesta por 7 oficialistas (Mario Colazo (Tierra del Fuego), Marina Riofrío (San Juan), Fabio Biancalani (Chaco), Liliana Fellner (Jujuy), Eduardo Torres (Misiones), Elida Vigo y Teresita Quintela (La Rioja). Hay 6 opositores claros que son dos de la UCR, Juan Carlos Marino (La Pampa), vicepresidente, Luís Naidenoff (Formosa),  3 del Grupo Federal: Adolfo Rodríguez Saá (San Luis), Roxana Latorre (Santa Fe), secretaria. Carlos Salazar (Tucumán) y 1 de la Coalición Cívica, María Eugenia Estenssoro (Capital Federal). Así las cuentas cierran pero tanto Jenefes como Silvia Giusti (Chubut) que responde al gobernador Mario Das Neves están en duda. A la postre, estos dos votos podrían terminar siendo determinantes en el resultado final de la votación en comisión, impidiendo que la ley llegue al recinto.

Pero si la historia está revuelta, el mismo Jenefes también integra la Comisión de Asuntos Constitucionales. Es extraño porque fue la Presidenta la que más férreamente se opuso a que la iniciativa fuera a parar a esa comisión. ¿Porqué es extraño? Porque estamos ante una ley que podría afectar derechos esenciales (contemplados justamente por la Carta Magna) como son el derecho de propiedad y el de libertad de expresión. En esa comisión el final de la novela podría ser de campanillas porque hay siete legisladores por lado y Jenefes sería el encargado de inclinar la balanza para uno u otro.

El artículo que establece como plazo máximo para la desinversión un año es el que despierta mayores controversias y es, paradójicamente, el más relacionado con los grandes medios de comunicación. En esto, fue el propio Mariotto el que derrapó cuando admitió que, el famoso decreto de prórrogas de las licencias por 10 años para los canales de aire que firmó el ex Presidente Néstor Kirchner, fue a pedido de las mismas empresas. La contradicción, evidente, abre la puerta para un eventual reclamo contra el estado por derechos adquiridos y evidencia hasta dónde han cambiado las intenciones oficiales. El mismo gobierno que prorrogó licencias a esos monopolios, ahora esgrime esa condición para ordenar desguasarlos. Puede estar bien o mal, pero no hay dudas que es peligrosamente incoherente.

La orden de Olivos es clara: el 7 de octubre la ley tiene que tratarse y debe ser aprobada sin modificaciones. A esta altura, los zapatos de Miguel Angel Pichetto, cuya cara la noche del voto ‘no positivo’ pasará a la historia, deberán hacerse de goma para cumplir semejante cometido.

A puro embate, Néstor Kirchner consiguió después del revés electoral, retomar el control de la agenda. Se la impuso a la oposición, gambeteó los cuestionamientos a su liderazgo, logró que Scioli renuncie a sus sueños presidenciales, domó a gobernadores desesperados por sus déficits y ahora va por los medios de comunicación. El hombre que vino del sur está convencido que, con los medios a favor, podrá prorrogar la vida de su proyecto o, en el peor de los casos, extender su influencia sobre la política argentina. Se juega a todo o nada. El cielo o el infierno. Sin términos medios, como a él le gusta.