Croacia venció en el alargue a Inglaterra y jugará la final del Mundial

Croacia derrotó en tiempo suplementario a Inglaterra 2 a 1 y se clasificó a la final del Mundial donde cruzará con Francia. Inglaterra se puso arriba en el marcador, pero Croacia luchó, consiguió la igualdad y en el alargue, una aparición de Mandzukic le dio la histórica clasificación a la final.

Fiel a su estilo, el combinado británico abrió el marcador a los 5 minutos con un extraordinario gol de tiro libre de Kieran Trippier. El defensor del Tottenham emuló a David Beckham con una exquisita ejecución y obligó a Subasic a buscar la pelota en el fondo de la red. El golazo prematuro encaminó la clasificación del campeón de la edición de 1966, aunque la reacción balcánica no tardaría en llegar.

Un remate de media distancia de Perisic y las constantes asistencias al vacío de Luka Modric conformaron los argumentos más sólidos de los croatas para llegar al empate. Sin embargo, la presencia de Harry Kane representaba un peligro constante, aunque el máximo artillero del certamen no estuviera en su mejor día.

En la más clara que tuvo, el goleador expuso sus limitaciones al definir de manera espantosa frente al arquero. Incluso con toda la meta a su disposición, el nueve reventó el poste por el ángulo incómodo en el que se encontraba. De todos modos, la mala intervención del VAR anuló la acción por una supuesta posición adelantada.

En el complemento la constancia del elenco de Dalic dio los resultados deseados. Un centro de Vrsaljko y una corajeada de Perisic conformaron el heroico empate que le dio un impulso notable para continuar en su lucha por la gloria. Además, en la escena siguiente estrelló un remate en el poste que pudo cambiar la historia.

 

El gol de la victoria


El golpe le dejó la mandíbula floja a Inglaterra. La precocidad de su plantel fomentó la generación de nervios y el temor a la derrota alimentaba la construcción de los errores propios. El espectáculo se disputaba en el área de Pickford, pero la falta de precisión llevó a que se jueguen 30 minutos más.

En el primer tiempo suplementario los de Southgate recuperaron la confianza y en otra pelota parada amenazaron a con otro festejo. El cabezazo de Stones sacó de la escena a Subasic, pero Vrsaljko se puso el traje de héroe para salvar a su equipo sobre la línea.

Por su parte, la figura de la noche que juega en el Inter se asoció con Mario Mandzukic para que el delantero de la Juventus quede mano a mano ante Pickford. Una vez más, el soberbio arquero del Everton intervino para que la paridad se mantenga en el resultado. Ambos habían hecho méritos para quedarse con la victoria.

 

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.