Cumple 16 años el Corsódromo, donde el Carnaval alcanzó esplendor

corsodromo

Fue inaugurado el 18 de enero de 1997, durante la intendencia de Daniel Irigoyen. Desde entonces, la máxima fiesta no paró de crecer en cantidad y calidad hasta transformarse en el actual espectáculo.

Guillermo Navarro

El notable crecimiento y evolución que ha tenido el Carnaval del País, principalmente en la última década, se lo debe particularmente al corsódromo. Inaugurado el 18 de enero de 1997, se convirtió en el principal motivo de transformación de la máxima fiesta que pasó de la limitación que presentaba su realización en la Avenida Rocamora a la explosión en cantidad y calidad.

Para el historiador y abogado local, Gustavo Rivas, autor del libro “Calidades dormidas” en el que hace una recorrida detallada por el pasado del Carnaval del País, el corsódromo “ha venido a resultar la más reciente de las circunstancias que concurren para que la fiesta haya alcanzado la dimensión actual”. “Concebido especialmente para ese uso, fue la solución para los problemas (que ocasionaba en Avenida Rocamora), fue como liberarlas (a las comparsas) de un pesado corset que les impedía crecer”, señaló.

El asombroso desarrollo del carnaval de Gualeguaychú, hizo que en pocos años, el escenario resultara insuficiente, tanto para el público como para las propias comparsas, que debían comprimir sus dimensiones. “Las escuadras se angostaban, las carrozas eran finas y largas y tenían problemas para desfilar, a lo que se agregaban dificultades adicionales en la sonorización e iluminación”, explica Rivas en el detallado texto de su autoría que cada año prepara de manera desinteresada para los medios de comunicación y todas las personas que así lo requieran.

Agrega que desde entonces “no sólo tuvimos escuadras más amplias y visibles, sino un salto en el tamaño de las carrozas que se ha constituido en un rubro inalcanzable para cualquier otro carnaval que haya en el país”.

El proyecto

La posibilidad de brindarles a las comparsas un espacio que permitiera el salto de calidad, comenzó a ser debatida en 1995 durante el último año de gestión de Luis Leissa como intendente, ante las reiteradas quejas de los vecinos de Avenidas Rocamora y Primera Junta donde se desarrollaba el Carnaval.

De las varias posibilidades que se analizaron, se optó por darle un uso diferente a la estación del ferrocarril prácticamente fuera de servicio desde que en 1990, el tren tirado por la locomotora Neilson Nº 11 “Yatay”, cruzó por última vez las vías de Gualeguaychú.

Para llevar a cabo el proyecto había que obtener el acuerdo de la empresa adjudicataria de ese ramal, Ferrocarril Mesopotámico General Urquiza S.A. propiedad del grupo Pescarmona, además del visto bueno de la Dirección de Ferrocarriles donde cumplía funciones el ingeniero Roberto Zuluaga, vecino de Gualeguaychú, quien facilitó el trámite.

Asimismo, era necesaria la aprobación de una ordenanza que le diera el marco legal correspondiente a ese traspaso. En ese sentido, en diciembre de 1995 y por tratarse de un momento histórico para la ciudad, el Concejo Deliberante sesionó por primera vez fuera del recinto de calle Irigoyen 75: lo hizo en la propia estación del ferrocarril.

El por entonces intendente Leissa le dio mucho impulso al proyecto junto a sus funcionarios, entre los que se destacaron los arquitectos Raúl Medrano y Domingo Carraza.

Inauguración

El corsódromo de Gualeguaychú fue inaugurado el 18 de enero de 1997, en la primera gestión de Daniel Irigoyen. Es el primero de su tipo en el país, con una extensión de 500 metros de largo y un ancho de pista de 10 metros útiles. El primero en pisar la pasarela como integrante de una comparsa la noche inaugural fue Martín Ayala que encabezaba la escuadra de apertura de Marí Marí cuyo director era el recordado José Luis Gestro.

Por entonces, todas las tribunas eran de madera y los sanitarios eran baños químicos repartidos en el predio de 7,5 hectáreas del Parque de la Estación, donde se encuentra ubicado el corsódromo.

Video de la inauguración del corsódromo de Gualeguaychú en 1997 (gentileza www.2820historia.com.ar)

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.