De escribir poemas en los cuadernos de la escuela a lanzar su propio libro

“Cuatro Reinos, en busca de la perla azul” es el nombre de la primera obra de Yesmina Marpez, una inquieta joven gualeguaychuense que probó escribir un libro para participar de un concurso y terminó firmando contrato, pero con otra editorial. “Siempre tuve eso de escribir, pero hasta ahora no le había dado mucha importancia”, reconoció.

“En el mundo existen cuatro reinos sagrados, creados a partir de los cuatro elementos fundamentales, separados por miles de años de olvido. Los límites entre ellos comienzan a desdibujarse cuando el líder del Reino del Fuego busca robar una perla sagrada del Reino Marino que lo ayudará a resurgir de su destierro y dominar el mundo”. El prólogo pertenece al primer libro de ciencia ficción de la joven escritora amateur Jesmina Marpez, titulado “Cuatro Reinos, en busca de la perla azul”.

La obra es parte de los catálogos de la editorial Metrópolis y la gualeguaychuense, que le dio forma a su pasión por la escritura después de los 30 años, espera poder presentarlo a fines de este mes o a principios del próximo.

Antes, dialogó con ElDía sobre los desafíos a los que se enfrentó al escribir su propia historia teniendo sólo los conceptos básicos de literatura, como cualquier otro estudiante que sale del secundario y no profundiza en ello.

“Siempre tuve eso de escribir, pero hasta ahora no le había dado mucha importancia, o la importancia que ahora creo que le tendría que haber dado. Nunca lo vi como una oportunidad, sino en vez de haber estudiado Administración de Empresa hubiera hecho el Profesorado de Literatura, lo que me hubiese dado muchísimas más herramientas”, expresó.

-Antes, ¿Qué hiciste?

-Recién este año arranqué con un taller de literatura, como para tener una base mejor. Antes estudié Administración de Empresa y también hice la Tecnicatura en Hotelería, y muchos cursos relacionados a eso. Nunca pude quedarme quieta… Aunque escribir, siempre escribí. Escribía poemas para cantar, como les digo yo, porque para mí eran como canciones. Además, cuando estudiaba en la primaria, en la secundaria o incluso en la facultad, en cada hueco libre de las hojas escribía poemas o historias que se me ocurrían. Lo mismo hacía en el trabajo…

-¿Cómo surgió lo del libro?

-Durante tres años trabajé de niñera, y una vez escribí el juego en el que jugaban la nena que cuidaba y su prima. Al tiempo, una amiga me mandó un concurso de una editorial y me acordé que tenía algo escrito, entonces me puse con eso. Empecé a investigar en internet sobre la mitología de las sirenas y todo ese mundo, y como una cosa lleva a la otra, terminé buceando en otras tantas mitologías muy atrapantes. Así empezó a surgir la idea de los Cuatro Reinos.

La idea base, que era la de un grupo de sirenas que salía al mundo de los humanos, fue transformándose a medida que iba avanzando con la investigación y descubriendo mitologías. No es que pensé la historia previamente y después la fui escribiendo…el proceso fue muy de prueba y error.

-¿Qué pasó con el concurso?

-Eso fue, más o menos, en julio del 2016. Pero no llegué a terminar el libro para ese concurso. Había escrito durante tres semanas y todavía le faltaba la mitad. Así que decidí no participar, porque además estaba trabajando y haciendo cursos, y escribir demanda mucho tiempo y concentración. Después vino la mudanza de casa y otras obligaciones… fueron cuatro o cinco meses que no toqué ni una hoja del libro, o del proyecto en ese momento.

Con el tiempo, volví arrancar y me propuse terminarlo. Fueron tres  meses más trabajando en eso. En el medio, me pasó que una noche soñé con una escena, porque mi cabeza seguía trabajando con la idea…una vez que logré darle forma a esa escena ya tenía el final. Ya había resuelto la historia.

-¿Cómo lograste editarlo?

-Me encontré en la revista Rumbos con unas publicaciones de la editorial Metrópolis y les mandé un mail. Me pidieron que les envíe un archivo, y ahí me dio un poco de miedo, no sabía si mandarlo o no. Al final lo mandé. Estuvieron más o menos un mes y pico en darme la devolución. A partir de allí arrancamos a trabajar, vinieron las correcciones, las sugerencias y el ida y vuelta con las editoras.

En diciembre del año pasado viajamos a Buenos Aires. Tuvimos una reunión con la editora… ellos se encargaron de la corrección, de la edición, del diseño del libro. Ahora ya está listo y disponible en las librerías de Gualeguaychú. Por lo pronto estoy feliz de poder tenerlo en mis manos y espero, ansiosa, el día de la presentación.

 

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.