Dos veces recibió cosas robadas y la Justicia lo condenó a 6 meses

Héctor Aníbal Cepeda fue llevado a juicio hoy por el delito de encubrimiento por receptación sospechosa y recibió tres meses de prisión condicional, pero como ya tenía otra condena anterior se le unificaron las penas en 6 meses.

Este hombre de 39 años fue llevado a un juicio abreviado por la fiscal Lucrecia Lizzi porque aceptó adecuarse a esta modalidad. Admitió su culpabilidad, las partes renunciaron a los plazos de impugnación y la sentencia quedó firme inmediatamente.

“El Oreja”, como se lo conoce entre los allegados, fue allanado el 24 de enero pasado en su casa de calles Gervasio Méndez y Arroyo Ñancay porque se estableció que tenía en su poder una moto que provenía de un delito y que guardaba relación con una investigación por robo. Cepeda refirió que la moto se encontraba en la casa de su suegro, en Camino de la Costa y calle 14, adonde acompañó al personal policial y entregó el rodado.

Este hombre ya había sido condenado este mismo año, concretamente el 14 de junio, por el por juez Arturo Dumón por el mismo delito de encubrimiento por receptación sospechosa, pero como el hecho por el que hoy se lo condenó fue anterior a la condena que dictó Dumón en junio, no hubo obstáculo para que la pena continúe siendo de ejecución condicional. En caso contrario debería haber sido de prisión efectiva.

Cuando una persona es condenada y luego comete otro delito, corresponde la unificación de penas; ahí quedan subsistentes las dos condenas pero en una pena única. Pero cuando una persona es condenada y luego recibe una segunda condena por un hecho anterior a la primera condena, como en el caso de Cepeda, lo que corresponde es la unificación de condenas, o lo que es lo mismo, el dictado de una sentencia o condena única.

El 14 de junio Cepeda debió haber sido juzgado por los dos hechos que ya estaban cometidos; pero eso no sucedió y se originó lo que se llama una “violación a las reglas del concurso”. Ahora correspondía el dictado de una condena única, en la cual la anterior condena desaparece. Es decir, Cepeda queda entonces con el registro de una sola condena; y obviamente una sola pena. Nadie puede estar purgando dos penas diferentes al mismo tiempo.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.