Tramo Ceibas-Gualeguaychú: la obra está terminada en un 70%

La construcción de la segunda calzada está tomando forma. Desde Caminos del Río Uruguay, que tiene a cargo la obra, están confiados de que quedará finalizada en septiembre de 2009.o



Por Marcelo Lorenzo

redaccion@eldiadegualeguaychu.com.ar

 

Es una de esas obras más anheladas por los gualeguaychuenses. Y con razón: dinamiza la conexión con Buenos Aires, donde se concentran la población y la riqueza del país.

Es una idea que se incubó en los ‘80, convirtiéndose esta comunidad en su principal impulsora. El proyecto involucra a todo el litoral argentino, porque la doble vía en Ruta 14 llega hasta Paso de los Libes, en Corrientes.

Pero la ciudad juega su carta en el tramo de la autopista que la involucra. Cuando el presidente Carlos Menem, el 5 de octubre de 1999, inauguró la doble trocha entre Brazo Largo y Ceibas, el sueño empezó a hacerse realidad.

Sin embargo, un frenazo de ocho años confirmó aquello de que la infraestructura en el país siempre llega con retraso. Hubo que esperar hasta noviembre de 2007, para que los obreros y máquinas volvieran al sur entrerriano para retornar con las tareas.

Desde un vehículo de Caminos del Río Uruguay, la concesionaria de la ruta a cargo de la construcción de la autovía Ceibas-Gualeguaychú, este cronista observó que la obra está terminada en un 70%.

EL DIA fue invitado por el ingeniero Carlos Sarasqueta, director de obra de la firma, y por Enrique Castiglioni, presidente del Automóvil Club Argentino –filial Gualeguaychú-, para ver in situ los trabajos.

Un vistazo al corredor revela que lo más complicado de la autopista, que involucra las obras de arte, está concluido. Por ejemplo, ya son realidad los puentes sobre los arroyos “Ñancay” y “El Sauce”.

La construcción de la segunda calzada entre el Distribuidor de Ceibas (intersección de ruta Nacional Nº14 y Ruta Nacional Nº12) y la ciudad de Gualeguaychú, involucra aproximadamente 55 kilómetros.

Pues bien, este tramo de la ruta está transformado en un 70%. Lo que se ve es que aún faltan terminar 12 kilómetros, a partir del kilómetro 40.

Sarasqueta comentó que teniendo los factores climáticos, económicos y técnicos a favor, el corredor podría estar listo en septiembre de 2009. “Lo ideal sería que el verano próximo Gualeguaychú pueda exhibir esta obra”, se entusiasmó.

Después que el entonces presidente Néstor Kirchner, allá por noviembre de 2007, firmara el acta de inicio del tramo Ceibas-Gualeguaychú, la construcción del tramo del sur entrerriano cobró renovado impulso.

Aunque los trabajos, comentó Sarasqueta, no estuvieron exentos de dificultades durante algunos meses, a causa por ejemplo del humo en la ruta por los incendios en el Delta, las inundaciones, la niebla y la falta de combustible.

“Es importante recalcar –agregó por último- que hay 150 operarios implicados en este emprendimiento, y la mayoría de ellos son entrerrianos y gualeguaychuenses”.

 

La obra estaría lista a fines de 2009
En el centro de operaciones que Caminos del Río Uruguay tiene cerca de Ceibas, este diario pudo dialogar con Arturo Novillo, gerente técnico de la empresa, quien reconoció que la obra Ceibas-Gualeguaychú está hecha en un 70%.

“Estamos previendo terminarla en septiembre de 2009”, anticipó al explicar que por otra parte ése es el plazo legal de obra. “Los puentes están terminados, el grueso del movimiento de suelo también. Hasta el kilómetro 40, aproximadamente, están las capas de asfalto. Nos quedan los últimos 10 kilómetros por mejorar”, resumió.

El directivo reconoció que ha habido demora en algunos pagos por certificados de obra –hay que aclarar que el proyecto se financia desde el Tesoro Nacional- aunque aclaró que no es “nada grave”.

“A veces la cosa se complica porque muchos de los insumos fundamentales –como asfalto, combustibles, jornales y demás- hay que afrontarlos antes de que lleguen los envíos del ministerio. No obstante, hasta ahora hemos podido desempeñarnos aceptablemente”, explicó.

“Desde que en marzo de 2007 arrancamos las obras en el corredor, el ritmo de trabajo fue el previsto, salvo las demoras que tuvimos a causa de las grandes lluvias e inundaciones en el primer semestre de ese año”, dijo.

“Creemos que la autovía va a fortalecer el perfil productivo y turístico de la zona y especialmente de Gualeguaychú, además de que garantizará una disminución de accidentes automovilísticos”, refirió Novillo, al explicar las ventajas del nuevo corredor vial.

“Por otra parte, es una obra sumamente anhelada por la comunidad de Gualeguaychú. Hay que pensar que gente de la ciudad –como es el caso de Enrique Castiglioni- ha bregado mucho por este emprendimiento. Y nosotros estamos contentos por ser parte de esta empresa”, reflexionó.

Preguntado sobre la calificación del corredor como “ruta de la muerte”, por la gran cantidad de accidentes que históricamente verificó, Novillo dijo que ese término hoy no es válido.

“Eso era antes”, dijo. Y aclaró: “En general la tasa de accidentes, si usted lo analiza con detenimiento, es alta en todas las rutas del país. Y en particular la ruta 14 tiene un tráfico comercial muy intenso con Brasil, lo que hace que se recargue. Por eso, justamente, se la está transformando en autovía”.

Según Novillo, en el peaje de Brazo Largo, fuera de los días pico, hay un movimiento promedio de 12 mil vehículos. Pero el último domingo, muy especial por el flujo turístico, pasaron por esa casilla 23 mil vehículos, algo que se consideró récord.

Ante una pregunta, el directivo dijo que los camiones y ómnibus en regla y que poseen una tarjeta especial que lo certifica, no pagan peaje, a cambio de lo cual Caminos del Río Uruguay recibe un reintegro de la Secretaria de Transporte de la Nación, en compensación económica.

Dicho esto, Novillo aclaró que Caminos del Río Uruguay no recibe “ningún subsidio” del Estado nacional. “La retribución que recibimos es por el peaje no pagado por los camiones y ómnibus”, subrayó tras aclarar que estas compensaciones suelen cobrarse con retraso.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.