El hombre que golpeó al profesor en el Bértora fue citado a indagatoria

El Rector, la Vicerrectora y los preceptores del Instituto José María Bértora acudieron ayer a Tribunales a declarar sobre lo ocurrido la semana pasada. Hoy asistirá un profesor y la psicopedagoga de la escuela y el 4 de diciembre se presentará el padre de la alumna que agredió al profesor de música.

Una semana después de sucedido el repudiable caso, inédito en Gualeguaychú, por la oficina de la fiscal Natalia Bartolo comenzaron a desfilar las autoridades escolares y testigos que presenciaron lo sucedido con el profesor de música, Ezequiel Parrilla.

No es menor lo ocurrido. Si bien desde el punto de vista jurídico la penalidad del hecho puede ser mínima, la condena social debe ser ejemplar para que este tipo de casos no vuelvan a suceder, y mucho menos naturalizar. La víctima fue un profesor de música, de 30 años, muy respetado por sus alumnos y colegas, que sin merecerlo recibió el golpe de puño del padre de una adolescente que se dejó llevar por el impulso.

Pero más allá de los cuestionamientos sociales, desde el Poder Judicial se sigue adelante con la causa que se abrió el mismo día de los hechos. Fue el propio Parrilla, que acompañado por las autoridades escolares, decidió exponer lo sucedido.

De esta manera, y tal como informó ElDía en su edición del domingo, ayer comenzaron con las primeras declaraciones. Los citados fueron el Rector, la Vicerrectora y los preceptores, que fueron quienes auxiliaron a Parrilla y retiraron del establecimiento al agresor. También se aportaron los registros fílmicos que serán determinantes para confirmar la secuencia de los hechos.

Hoy continuarán las declaraciones de una profesora y de la psicopedagoga de la institución; y en la segunda quincena de diciembre prestarán su testimonio algunos de los alumnos del segundo año, que fueron testigos de todo lo sucedido dentro del aula entre el docente Parrilla y la hija del agresor. En tanto, el 4 de diciembre fue citado el imputado para que brinde su declaración, acusado del delito de lesiones leves.

Un día de furia

El hecho que está en cuestión, y que tanta polémica trajo en la opinión pública, sucedió el miércoles 21 de noviembre por la mañana. Todo sucedió entre las 11.15 y las 11.50, en el módulo de música. Se debía realizar un trabajo sobre la proyección de la película “Plegarias para Bobby” que se había hecho la semana antes, en el marco de la ESI. El film está basado en hechos reales, ocurridos a mediados de la década del setenta, en donde el protagonista es un joven gay que se suicida a causa de la intolerancia religiosa de su madre y de la sociedad que lo rodea, pero esto no tuvo buena recepción en una de las alumnas, que se negaba a tratar los temas relacionados a la Enseñanza Sexual Integral.

La adolescente de 14 años no quería realizar el trabajo práctico y cuando se lo manifestó al profesor de música, el docente le explicó que debía justificar por escrito los motivos por los cuales no lo iba a hacer. La joven aducía que los padres no pagaban una cuota para que fueran a hablar de eso en la escuela y menos en el horario de música.

La discusión se fue tornando cada vez más fuerte y la adolescente estalló en un ataque de ira, y requería abandonar el aula. El docente de 30 años se lo impidió porque el establecimiento educativo tiene una responsabilidad social mientras el alumno no es retirado por un tutor.

Se decidió llamar a los padres de la menor, principalmente para que concurrieran a calmarla por el estado en que se encontraba. Cuando el padre arribó a la escuela, su hija le dijo que el docente le había impedido salir del aula y que la había tomado de los brazos. El hombre le pidió a su hija que lo llevara hasta donde estaba el profesor de música y después que la joven se lo identificó, lo golpeó sin mediar ninguna palabra.

 

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.