El homicidio de Romero fue elevado a juicio y en un mes sería el debate

Ayer por la tarde se realizó la audiencia de elevación en los Tribunales de Gualeguaychú y nada impidió que el Legajo por el crimen de José María Romero fuera elevado a la órbita del Tribunal de Juicios.

Se trata de la muerte de José María Romero, un crimen que se conoció en la mañana del 7 de agosto. La víctima tenía 84 años y fue encontrado en su departamento en calle San Martín al 338, con evidencias de que se trataba de un homicidio por robo.

Este ex Teniente Coronel del Ejército fue fuertemente golpeado por su homicida. Le colocó un precinto en cada una de sus muñecas y un tercer precinto los atravesaba a modo de esposa. Luego encintó sus manos enlazadas al cuello y lo golpeó en la cabeza y el tórax.

Cuando fue descubierto el cuerpo, Romero presentaba a simple vista evidencias de una fuerte golpiza en el costado derecho del rostro y con la autopsia se descubrió que había sido castigado severamente, dejando como secuelas marcados traumatismos de cráneo y tórax en la parte externa e interna del cuerpo.

Ariel Waldemar Morales fue detenido durante un allanamiento que se realizó en el barrio San Felipe de Campana dos días después de conocido el crimen. En el lugar allanado encontraron en poder del acusado el DNI y otra documentación de la víctima, el arma registrada a nombre de Romero, precintos del mismo tipo que tenía el cuerpo en sus muñecas y secuestraron un VW Gol que había adquirido por poco más de 120 mil pesos el mismo 7 de agosto.

Morales se encuentra alojado en la Jefatura Departamental desde que fue trasladado a Gualeguaychú. Se le dictó una prisión preventiva que mantendrá hasta el inicio del juicio, y por estar bajo esta condición tiene prioridad la realización del debate por sobre otros hechos que se encuentran en la agenda del Tribunal. Enfrenta una imputación de homicidio criminis causae, que le podría acarrear una pena de cadena perpetua.

 

 

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.