El misterio de la isla abandonada a metros de una de las zonas más pobladas del mundo

En pleno East River neoyorquino, North Brother Island supo ser hogar de enfermos de tuberculosis, adictos y veteranos de guerra, y hoy mantiene construcciones ruinosas y abandonadas

En pleno East River neoyorquino, a pocos kilómetros de la populosa Manhattan, una isla misteriosa se yergue como el único espacio deshabitado en una de las ciudades más pobladas del planeta.

El lugar en cuestión es North Brother Island, donde en 1885 se construyó el hospital Riverside, en el cual se alojaba en cuarentena a pacientes con enfermedades contagiosas como viruela, tuberculosis y tifus.

Sumando al halo trágico que le trajo la presencia de aquel edificio, años después se sumó el naufragio e incendio cerca de sus costas del vapor Captain Slocum, en el cual murieron más de 1000 personas. Durante días, el río arrojó a las playas de la isla los cadáveres de varias de las víctimas.

Luego del cierre del hospital Riverside en 1938, la isla enfrentó su primer período de abandono hasta después de la Segunda Guerra Mundial, cuando se reconvirtió primero en asilo para veteranos de guerra y, luego, en lugar de tratamiento para adictos a la heroína.

El tratamiento era tan simple como espeluznante: los consumidores que llegaban al centro de rehabilitación -usualmente adolescentes- eran encerrados en una habitación hasta que abandonaran el hábito. Se cree que incluso varios fueron confinados allí contra su voluntad.

Los rumores acerca de las prácticas cuestionables de la institución terminaron filtrándose a la opinión pública y, finalmente, la clínica fue cerrada determinando el abandono definitivo de la isla en 1963.

Actualmente, North Brother Island es un santuario protegido para varias especies de pájaros y, por ende, no puede ser visitada por el público excepto con autorización especial y acompañamiento de personal del Departamento de Parques y Recreación de Nueva York. Otra razón para mantener a la gente alejada es la seguridad: la isla está ubicada muy cerca de la prisión de Riker’s Island.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.