El ocaso del narco mexicano más peligroso

“El Chapo” Guzmán, el líder del Cartel de Sinaloa, fue finalmente declarado culpable en el mayor juicio por narcotráfico en la historia de Estados Unidos.

Guzmán, de 61 años, escuchó el martes último el veredicto del jurado en la corte federal de Brooklyn, que lo encontró culpable de los 10 cargos de narcotráfico que enfrentaba.

Entre los cargos de los que el jurado halló culpable a “El Chapo” figura el primero y más importante de la acusación: participar en una empresa criminal continua entre 1989 y 2014.

El veredicto confirma así la caída definitiva del narco más buscado y célebre de este tiempo, quien ahora deberá aguardar su sentencia, prevista para el 25 de junio.

Fuentes judiciales aseguraron que Guzmán será enviado a una prisión federal de máxima seguridad en Estados Unidos por el resto de sus días, sin posibilidad de libertad condicional.

“Este caso, y más importante, este veredicto, sirven como un mensaje irrefutable a los narcos que permanecen en México y a aquellos que aspiran a ser el próximo Chapo Guzmán, que finalmente serán arrestados y procesados”, afirmó el Fiscal General Interino de Estados Unidos, Matthew G. Whitaker.

Como sea Ioan Grillo, autor de “El narco: en el corazón de la insurgencia criminal mexicana” y colaborador frecuente del diario The New York Times, consideró que la condena a El Chapo no será suficiente.

“La desastrosa guerra contra el narcotráfico en México es mucho más grande que la sentencia prevista para el capo. La lucha por conseguir justicia y paz para los miles de familiares que han perdido a seres queridos no ha terminado”, acaba de escribir.

En su opinión, este episodio judicial no debería tapar las dimensiones de la crisis en México. “El veredicto de hoy se suma a un saldo de más de 200.000 homicidios en la última década, un nivel de violencia que ha destrozado al país”, apuntó Grillo.

“Si consideramos que hasta ahora este ha sido el mayor juicio relacionado con la catastrófica guerra contra las drogas en México, entonces parece ser solo una victoria agridulce en la batalla por la justicia”, razonó.

Por otro lado, Grillo considera lamentable que El Chapo haya sido condenado en Estados Unidos y no en México, en donde sembró miedo y corrupción. De hecho a Guzmán se lo enjuició por sus actividades de tráfico de drogas hacia Estados Unidos y no por el asesinato de mexicanos.

A Grillo le parece una enormidad el hecho de que el narco haya logrado escapar dos veces de las cárceles de máxima de seguridad de México, y que el gobierno de ese país haya reconocido que sus instituciones no tenían el poder suficiente para retenerlo, razón por la cual lo extraditó a Estados Unidos.

Aunque consideró un mensaje positivo de la justicia la condena de Guzmán, el escritor y periodista aclaró que “la búsqueda de justicia y paz no ha terminado para las familias que buscan a sus seres queridos en las fosas comunes en México ni para las familias de quienes han muerto por sobredosis de drogas en Estados Unidos”.

Cabe puntualizar, por otro lado, que tanto los carteles de la droga de México, como de otros países latinoamericanos, viven del negocio de exportarle estupefacientes a Estados Unidos, considerado el mayor mercado comprador.

El Cartel de Sinaloa, así, es uno de los proveedores más activos de cocaína, heroína, metanfetaminas y marihuana, productos que consumen mayormente los ciudadanos norteamericanos

 

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.