El preso trans alojado en la UP9 no desea ir a una cárcel de mujeres

Fue trasladado desde Mendoza a Gualeguaychú a principios de julio por causas que tiene con la Justicia entrerriana. En un principio había trascendido que se negaba a ingresar a un pabellón de hombres, pero eso fue desmentido por el propio recluso.

Mucho se ha escrito en los últimos días, en distintos medios de comunicación de toda la provincia, sobre la situación de un interno transgénero alojado en la Colonia Penal El Potrero. El preso, que cuenta con identidad masculina, fue apoyado por agrupaciones trans que salieron públicamente a respaldar su –supuesta- decisión de no ingresar a un pabellón de hombres por un posible miedo a ataques sexuales.

Lo cierto es que nada de esto habría sucedido y según pudo confirmar ElDía, el interno habría mostrado su negativa a un posible traslado a una cárcel de mujeres. Actualmente está alojado en el pabellón 3 de la Colonia Penal y comparte celda con otros hombres que se encuentran próximos a su libertad.

El recluso mostró su negativa cuando se lo consultó sobre su situación, y sólo manifestó su deseo de regresar a la cárcel donde estaba alojado en Mendoza porque estaba cerca de sus seres queridos. Ya ha cumplido más de la mitad de la condena que le fue impuesta y transita la denominada etapa de prueba.

Sin dudas que es un caso muy particular y que en un futuro podría repetirse con otro interno y el problema persistiría. Es que en Entre Ríos no existen cárceles con pabellones especiales para presos trans que se nieguen a compartir celdas con un determinado sexo, como sí los hay en algunas unidades penitenciarias de Entre Ríos.

Keili González, una militante trans muy reconocida en Entre Ríos, explicó a Página judicial que los tratados internacionales, atendiendo el trato humano que debe darse a las personas privadas de su libertad, contemplan que se debe contemplar su voluntad y las condiciones en las cuales quiere estar detenida.

Es por esto que al ser entrevistado para conocer sus deseos, el preso manifestó su comodidad con el lugar de alojamiento que se le había concedido y mostró su negativa a un posible traslado a una cárcel de mujeres como en un primer momento había trascendido para preservar su integridad física. Sólo pronunció su deseo de regresar a Mendoza para tener contacto con sus seres cercanos.

 

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.