Ciudad | Gustavo Bordet

En el segundo sábado de comedores abiertos, serán cerca de 500 los niños que almorzarán en las escuelas

La medida se puso en práctica en toda la provincia hace una semana. En Gualeguaychú, se pasó de cinco establecimientos educativos abiertos a 23. "Por la situación que se vive, pidieron abrir varias escuelas que ni siquiera tienen comedores", contó Nélida Isola, coordinadora del área en el departamento Gualeguaychú.

La medida se puso en práctica en toda la provincia hace una semana. En Gualeguaychú, se pasó de cinco establecimientos educativos abiertos a 23. “Por la situación que se vive, pidieron abrir varias escuelas que ni siquiera tienen comedores”, contó Nélida Isola, coordinadora del área en el departamento Gualeguaychú.

No es una sorpresa para las autoridades de Educación de Entre Ríos. Ya lo había adelantado a ElDía la coordinadora de Comedores del departamento Gualeguaychú, Nélida Isola. “Seguramente, en el transcurso de la semana se van a sumar otras escuelas de la ciudad”, había manifestado la funcionaria.

Lo que se preveía finalmente sucedió: a las cinco escuelas que el sábado pasado, cuando se puso en marcha esta experiencia piloto, abrieron sus puertas, se le sumaron 18 establecimientos educativos. Este aumento en el número de comedores disponibles era evaluado como posible. Es que el mal tiempo, que atentó contra la asistencia de los chicos a las aulas y la necesaria autorización de sus padres, fue una condición desfavorable para que la oferta sea mayor el primer sábado.

Durante la semana, otras instituciones de la ciudad se sumaron a la iniciativa que se desarrolla en todo el territorio entrerriano. “Son 23 las escuelas que van a contar con comedor este sábado, con un total aproximado de 500 chicos, que dependiendo de las inclemencias del tiempo, pueden ser más o menos. Ese es el número de alumnos que confirmaron asistencia”, explicó Isola a ElDía. Y contó también que “muchas mamás y papás van con los hermanitos a buscar a los chicos”, por lo que “desde este sábado, podrán ir a almorzar con sus hermanos, aunque no sean alumnos del establecimiento”.

Más allá del significativo aumento de escuelas y de alumnos –el primer sábado fueron cerca de 80– de una semana a la otra, hay una particular característica que marca la crítica situación económica que atraviesan miles de familias: “Por la situación que se vive, pidieron abrir varias escuelas que ni siquiera tienen comedores”, informó la funcionaria.

Establecimientos de la ciudad, de Urdinarrain, Gilbert y Pastor Britos abrirán sus puertas desde las 10 hasta las 13. Algunas de las escuelas que se sumaron a las cinco del primer sábado, son: la Nº 94 “Francisco Ramírez”, la Nº 7 Rosa Regazzi; la Nº 91 Pedro Jurado y la Nº 106 Carlos Pellegrini, entre otras.

Por otro lado, existen instituciones que, porque no tienen demanda o porque no cuentan con transporte el fin de semana, no abrirán sus comedores. Este es el caso de la Julio Irazusta, la Francisco Risutto, la Nº 36 López Jordan y la Nº 58 Alfredo Villaba, por ejemplo.

“Es una medida de crisis. Duele ver a tantos chicos que tienen que comer en la escuela. Esperamos que esta situación se revierta, porque lo que nosotros queremos es que los niños puedan comer en sus casas, con sus papás y la contención de su familia”, sintetizó la responsable de Comedores.

A la escuela, con hambre

Por pedido del gobernador Gustavo Bordet y la ministra de Desarrollo Social, Laura Stratta y vicegobernadora electa, se realizó un relevamiento para conocer en detalle la situación sociosanitaria y, particularmente, la alimentaria en las escuelas entrerrianas.

Se tomaron 23 instituciones testigo de distintas modalidades, de donde se recabaron los datos. “Principalmente los viernes, aunque también los lunes, los chicos pedían repetir el plato. Eso nos llamó la atención y lo seguimos en particular. Y nos replanteó la necesidad de hacer algo al respecto. De ahí nace la propuesta a la Ministra para extender la jornada de comedores en las instituciones educativas hacia el día sábado”, detalló el Director de Comedores, Ariel Wilvers.

El menú de los sábados fue elaborado por el equipo técnico de Comedores, y refuerza la fuente proteica, con carne vacuna, base de hidratos de carbono y variedad de verduras. En tanto, el postre tendrá base de leche, lo que busca aportar calcio y proteínas.

Dejá tu comentario