En vivo: Etapa final del rescate de Julen, el niño atrapado en un pozo en España

Los mineros ya lograron excavar 2 metros de los 3,8 metros de la galería que conectará con el pozo donde se encuentra Julen. “El terreno no ayuda mucho”, aseguraron fuentes del dispositivo de rescate.

“La montaña manda”. La frase es categórica y resume las dificultades a las que, una vez más, se enfrenta el rescate de Julen, el niño de dos años que cayó en un pozo en Málaga, España, hace ya 12 días.

La montaña manda y es la que está marcando el ritmo de la recta final, un punto crítico que el portavoz de la Guardia Civil, Jorge Martín ve, sin embargo, con “optimismo”, publica El Mundo.

Los especialistas de la Guardia Civil ya ejecutaron la tercera microvoladura en la galería que se excava al toparse con la dureza del terreno, tras otras dos que han tenido que efectuar de madrugada.

Cada uno de estos trabajos lleva dos horas entre que los mineros hacen pequeños agujeros en la roca que tiene que ser volada, la preparación de los explosivos y después el proceso de ventilación para extraer el aire contaminado y los gases. Esta nueva traba ha ralentizado aún más un rescate ya de por sí lento dado el tipo de terreno de la zona.

Aun así los ánimos no decaen y los mineros han logrado ya excavar 2 metros de los 3,8 metros de la galería que conectará con el pozo donde se encuentra Julen. “El terreno no ayuda mucho”, han asegurado fuentes del dispositivo de rescate.

“No perdemos el optimismo”
Los ocho hombres de la Brigada de Salvamento Minero de Hunosa comenzaron a trabajar en la galería a las 17.33 horas (de España) de este jueves. Un trabajo que se espera lleve alrededor de 24 horas de las que ya se han cumplido más de la mitad. Se trata de una operación laboriosa porque los mineros deben subir y bajar de dos en dos en una cápsula a través del túnel.

Pero pese a todo no se pierde el “optimismo”. Así lo ha asegurado el portavoz de la Guardia Civil, Jorge Martín, que a última hora de este jueves afirmaba que entre el grupo de rescate -formado por 26 efectivos- “hay un gran optimismo y muchísimo ánimo por encontrar el lugar en el que se encuentra Julen”. Un optimismo generalizado entre todos los miembros del equipo que llevan en Totalán desde el pasado día 13 cuando cayó el pequeño. El punto crítico del rescate

El equipo de rescate, a escasos metros de llegar hasta Julen
Ni la dureza del terreno, ni las microvoladuras, ni el tiempo son los puntos críticos del rescate. El punto crítico es comunicar la galería con el pozo. Así lo ha explicado Santiago Suárez, ex director de la Brigada de Intervención Minera de Hunosa, que ha asegurado que “falta otro punto crítico que es cómo comunicar la galería con el punto donde se encuentra” el niño.

En una entrevista en Onda Cero, ha dicho que se debe tener “mucho cuidado” en ese momento , y ha resaltado como un dato “positivo” que el terreno en el que trabajan los mineros a setenta metros de profundidad es duro, lo que evita posibles derrumbamientos aunque ralentiza el avance hasta el pozo.
La distancia es orientativa

“Lo de los cuatro metros es un poco orientativo, porque no hay ningún tipo de dato sobre el lugar al que se dirigen”, ha añadido el ex director de la Brigada, antes de señalar que “estamos ya próximos”, pero “no hay unas coordenadas” y el menor puede estar “un poco menos o un poco más” lejos de lo que prevén.

Los mineros trabajan con una broca de dos metros de longitud, que emplean habitualmente, y también realizan microvoladuras propias del trabajo de minería, y para ello emplean un “tipo de explosivo expansivo, no rompedor.

El objetivo es ablandar el terreno para seguir avanzando”, ha explicado Suárez. A dos metros de Julen, la excavación de la galería horizontal que llevará hasta Julen ya ha alcanzado los dos metros.

Es decir, los 8 mineros que desde este jueves trabajan sin descanso han conseguido excavar y apuntalar ya la mitad del túnel, Un esfuerzo en el que siguen avanzando lentamente, con luz artificial y oxígeno.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.