Experiencia destacable con pescadores locales

La idea de que los productores y las pymes encuentren el estímulo necesario para crecer a partir del apoyo de la universidad y el sector público ha sido siempre un gran desafío.

 

Cuando esta sinergia se da en la realidad ganan las sociedades, ya que de esta manera los individuos y grupos puedan prosperar, desarrollar sus proyectos productivos, dentro de un marco de apoyo institucional.

Estas condiciones reúne el proyecto que ha hecho posible que los pescadores de la zona, que históricamente han realizado una actividad solitaria, artesanal, y básicamente informal, se coaliguen en una forma de organización asociativa y sustentable.

Una serie de circunstancias hicieron que estos productores lugareños, que venían siendo asistidos por el gobierno municipal, calificaran en 2016 para un programa de fomento  del “cooperativismo y economía social y solidaria” del Ministerio de Educación y Deporte de la Nación.

Dicho programa tiene como finalidad el fortalecimiento del vínculo entre las universidades y aquellas actividades donde las personas, casi siempre al margen del mercado, autogestionan sus recursos en forma artesanal.

Pues bien, tras dos años de intensa capacitación de la mano de universidades, empresas e instituciones a nivel local, un grupo de pescadores de Gualeguaychú pasó de una forma de producción primitiva a otra más sofisticada y de tipo asociativo,  lo que logró mejorar la calidad de vida de sus miembros.

Este proyecto de cooperativismo social fue presentado formalmente el lunes pasado en el salón de la Facultad de Bromatología (UNER), oportunidad en que los que intervinieron en la experiencia comunicaron al público sus resultados.

Allí se dieron cita los pescadores artesanales y las entidades que colaboraron con ellos durante este tiempo: Municipalidad local, Universidad de Concepción del Uruguay (UCU), Instituto Sedes Sapientiae, INTI, Corporación del Desarrollo (CODEGU), Río Uruguay Seguros (RUS), Instituto de Promoción Cooperativa y Mutualidades de Entre Ríos (IPCYMER), Universidad Cooperativa de Colombia (UCC) y Facultad de Bromatología de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER).

El proyecto en cuestión, como fue presentado para su financiamiento ante el Ministerio de Educación y Deporte de la Nación, fue bautizado como “Fortalecimiento del Asociativismo para el Desarrollo Sustentable de los Pescadores del Sureste Entrerriano”.

Según el testimonio de los protagonistas de esta reconversión productiva y social, los pescadores lugareños fueron formados para que sus productos sean competitivos en el mercado.

Esto con el objeto de prolongar la cadena de valor e instruirlos en aspectos bromatológicos y de industrialización del pescado de río, de forma que la pesca artesanal de la zona devenga en una actividad asociativa y sustentable, que motorice y contribuya al desarrollo de una actividad económica tan característica de la zona.

El emprendimiento en sí mismo tiene varias aristas positivas. En principio, porque le da andadura económica a los vecinos que se dedican a la pesca, que hoy cuentan con más herramientas, de tipo técnico y asociativo, para gestionar el recurso de río del cual viven.

El otro aspecto relevante del emprendimiento es que fue posible con el apoyo interdisciplinario de la universidad y de las instituciones que operan en la ciudad, un modelo de apoyo que debería replicarse en otras actividades.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.