Gracias a un herrero, un niño discapacitado puede andar en bici por primera vez

“Sentí una mezcla de emoción y sorpresa”, confesó Lisandro, que pese a su movilidad reducida ahora puede disfrutar del lado más divertido de la vida.

Lisandro Sonda, de la ciudad argentina de Laboulaye, situada en el sur de la provincia de Córdoba, nació con la espina bífida y se moviliza en silla de ruedas. Pese a los impedimentos dictados por su estado de salud, Lisandro quiere disfrutar de los pequeños placeres de la vida como cualquier otro niño, y uno de sus sueños se hizo realidad: ahora puede montar en bici junto con su primo Simón.

“Fuimos criados como hermanos y la vida la vivimos casi juntos”, indicó Simón, que siempre quiso montar en bicicleta con Lisandro y hasta encontró en Internet una foto de lo que les podría servir para ello. Luego se dirigió al herrero Ariel Birche, el novio de su tía, y le propuso crear algo parecido.

Ariel recicló hierros viejos y fabricó un sidecar para una bicicleta. El resultado final fue una bici con rampa anexa, que pudo acomodar a Lisandro en silla de ruedas. “Vienen con un boceto de lo que querían hacer y en base a esa idea yo empecé a buscar por Internet y encontré algo parecido a lo que hicimos”, comentó el herrero.

“La primera vez que vi la bici, sentí una mezcla de emoción y sorpresa porque había pensado que esa idea había quedado en el olvido”, confesó Lisandro. “Ahora puedo ir al centro y a todos los lugares con mucha más rapidez”, agregó.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.