Indagan a la gualeguaychuense sospechada por irregularidades en Fabricaciones Militares

Los gastos en la Dirección General de Fabricaciones Militares llamaron la atención durante la gestión de Santiago Juan Rodríguez y de su esposa, entonces vocera del organismo, Bárbara María Grané.

La denuncia había sido hecha en abril de 2016 por el fiscal federal Guillermo Marijuan y desde entonces, su colega Eduardo Taiano evaluó cada uno de los expedientes. Ahora, pidió al juez Julián Ercolini las indagatorias de Santiago Juan Rodríguez, su entonces pareja, la vocera Bárbara María Grané, de Gastón Buchaillot, Mario Diliberto, Marcos Giuriati, Roberto Arpín, Laura Elizabeth Sarafoglu, Juan Facundo Lauro Quiroga, Juan Manuel Lauro Quiroga, Gloria Dure y Carmen Gallo.

Las irregularidades están dadas por el aumento de la contratación de personal, la mala administración de fondos para la creación de un estudio de cine y televisión, la compra de cámaras, lentes y un drone, el alquiler de un perro para un spot publicitario que jamás habría sido difundido en los medios de comunicación, el pago de derechos de autor a la Sociedad Argentina de Autores y Compositores de Música (SADAIC) por el uso de dos canciones, una perteneciente a Sandro, y viajes varios, entre ellos al Festival de Cine de Cannes, Francia.

Una licitación pública de 2015 fue sobre la adquisición de equipamiento audiovisual integral con la justificación de realizar productos audiovisuales y fotográficos, videos institucionales, publicidades para televisión de aire emitidos por Presidencia de la Nación en la TV pública y Fútbol para todos y otros tantos: se compró un drone por 88.550 pesos a MDP Sistemas.

También con fines publicitarios se acusa a los funcionarios por el alquiler de un perro de raza Dogo en abril de 2015 para la producción de uno de los spots audiovisuales, y por el cual se pagó 6.000 pesos a la empresa Zoo Films. Asimismo, desde la Dirección General de Fabricaciones Militares se pagaron derechos de autor a SADAIC por el uso de dos canciones: se abonaron 300.000 pesos por la canción “Porque yo te amo” y la obra “Drago Alem/Schaff Heber”.

Otra de las irregularidades es por el aumento de personal de forma injustificada. Al finalizar la gestión de Santiago Juan Rodríguez en la DGFM los empleados eran 2017, de los cuales 1187 agentes registran fecha de ingreso durante su gestión, que se extendió desde marzo de 2011 a diciembre de 2015.

Muchos de los empleados, según la sospecha de la Justicia, fueron para instalar lo que se conoció como la “cueva de Twitteros K”. Según la declaración como testigo del entonces interventor de la DGFM, Héctor Antonio Lostri, cuando llegó a las oficinas ubicadas en Azopardo 54 Piso 11 “se encontró una oficina que tenía 30 lugares de trabajo, en la cual no había empleados trabajando y que por dichos de los empleados del Ministerio se enteró que ahí funcionaba una oficina de tuiteros, que ellos respondían directamente a la Jefa de Gabinete, es decir, a Grané”.

Pero también hay irregularidades con la justificación de viajes oficiales hechos por los funcionarios imputados entre 2011 a 2015. Uno es el que realizó Bárbara Grané al Festival de Cannes en Francia entre el 7 y 10 de octubre de 2013 con motivo del evento The World Entertainment Content Market. La irregularidad es porque volvió en un viaje en primera, ya que supuestamente no había disponibilidad en clase económica.

Desde la Dirección General de Fabricaciones Militares se justificó la presencia en el Festival de Cannes en que en ese momento el organismo se encontraba trabajando en la producción audiovisual de un homenaje cinematográfico en memoria del general Savio.

En 2011, los viajes sumaron un monto total de $ 276.115,77; en 2012, $ 516.076,00; en 2013, $ 814.854,84; en 2014, $ 1.158.549,62; y en 2015, $ 4.105.892,19. Gran parte de esos viajes, según la acusación del fiscal Taiano, no cuenta con la documentación respaldatoria que los justifique.

Otras de las irregularidades por las cuales solicitó indagatorias están las licitaciones públicas que, se sospecha, estuvieron direccionadas al pago de sobreprecios.

La contratación directa por obras de ingeniería para las oficinas, ingreso y mástil del Centro de Servicios Mineros de Jáchal, el cual formó parte de una obra integral que fue la instalación de esta planta de producción de explosivos en el Departamento de Jáchal, en San Juan. Las obras se encargaron a la firma Senda S.R.L., la cual incumplió incluso con los plazos fijados para su culminación.

“Lo cierto es que no existen constancias de haberse dado cumplimiento con los informes técnicos y previos que acrediten las razones de urgencia exigidas en la norma transcripta. Ahora bien, no debe confundirse la urgencia por las razones expuestas con la urgencia política como parece haber ocurrido aquí, justamente porque esta última es una valoración estrictamente subjetiva del funcionario y la urgencia responde a criterios objetivos y se vincula con apreciaciones técnicas y, como tal, es producto de la razonabilidad”, según la fiscalía.

El otro concurso bajo sospecha es el 15 del 2013, por la contratación de un servicio integral de producción BTL (Below The Line), vinculados a técnicas de comunicación, marketing, relaciones públicas y eventos. El contrato fue por 24 meses y por un valor de $ 2.500.000.

El concurso público 8, del 2015, es por la contratación también a BTL por servicios de comunicación no masivos y cuya contratación de ese servicio se adjudicó a The Art Bureau S.A. Por ese concurso figura la orden de compra tramitó bajo el número 119/2015 por un monto de 7.000.000 de pesos. TN

 

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.