La crisis en la Supervisión, sin solución: la Comisión Directiva “plantó” a los trabajadores

El encuentro iba a ser ayer en la sede local de la cartera provincial de Trabajo, pero no se pudo realizar. La mayoría de los trabajadores se presentaron a la audiencia, pero mediante una nota el presidente de la comisión se excusó por “compromisos contraídos con anterioridad”.

Pese al frío que hacía el viernes por la mañana, a las 9 puntual la mayoría de los empleados de la Supervisión Gualeguaychú Mutual de Servicios Sociales estaban listos para asistir a la audiencia prevista con la Comisión Directiva que iba a tener lugar en España 121, la sede local del Ministerio de Trabajo provincial, con la esperanza de encontrar una solución al estado de abandono que atraviesa la mutual.

Pero todo terminó en decepción cuando los trabajadores fueron informados que mediante una nota el presidente de la Comisión Directiva Mario Timone había avisado que “no concurrirá a la cita debido a compromisos contraídos con anterioridad”.

En la misma nota indicó además que “debido al corte de luz  que imposibilita la prestación de servicios, el personal se encuentra relevado de sus tareas habituales hasta el 20 de julio, oportunidad en que será repuesto el servicio eléctrico”.

 

Nota relacionada: Sin luz, sin agua y abandonada, los trabajadores luchan por resucitar a la Supervisión 

 

Ante la ausencia del titular de la Comisión Directiva y de sus pares,  el delegado gremial Humberto Batto adelantó que en próximos días “se realizará una asamblea con la participación de empleados, ex empleados  y socios activos con  la finalidad de hacer conocer a la ciudadanía cuál es la situación de la Mutual”.

Por su parte, Roberto Moreyra, empleado que se consideró despedido y también socio activo,  no se mostró sorprendido por la ausencia de los integrantes de la Comisión Directiva: “Lo que pensábamos, finalmente pasó. Mario Timone no vino y se excusó por no hacerlo con una nota que no dice nada”.

La ausencia de Timone y la de todos los directivos de la mutual en la audiencia generaron más angustia entre los trabajadores porque no se vislumbra ninguna solución en el corto plazo. Entre los que se acercaron ayer al Ministerio de Trabajo provincial hubo empleados, ex trabajadores y personal jubilado que siente un profundo sentido de pertenencia con la Supervisión, una mutual que supo ser emblemática para la ciudad.

“Desde julio del año venimos percibiendo pagos parciales de nuestros haberes, con entregas que oscilaban entre los $500 y los $2000, algo que se fue tornando insostenible, sobre todo en el contexto económico que nos toca vivir. Son todos pagos parciales que en el mes, con suerte, llegaban a los $10.000 en algunos casos”, explicaron los damnificados, quienes agregaron que “mientras estuvo abierta la mutual (el supermercado y la farmacia cerraron en abril pasado) ,  podíamos proveernos de algo, pero los servicios no se pagan con mercadería”.

“Hace un año que los empleados sostienen la mutual con mucho sacrificio, y por un tiempo estuvimos callados, con la esperanza de una solución, pero se llegó a un punto en el cual la situación se tornó insostenible”, sostuvieron.

“Los servicios que prestaba la Supervisión son viables, pero faltan voluntades positivas y que la Comisión Directiva pare de poner palos en la rueda, acusando a socios que intentaron sacar a la luz una serie de manejos poco claros que nos llevaron a esta situación indeseada”, denunciaron.

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.