“La mujer puede decidir sobre su cuerpo pero no sobre otra vida”

El pastor evangélico cristiano Luis Aranda se refirió a la polémica nacional sobre la despenalización del aborto. Adelantó que el 4 de agosto todos los cristianos del país se darán cita en el Obelisco para que los Senadores conozcan su postura. Aseguró que el aborto no interrumpe, sino que mata a un niño.

El proyecto de Ley para despenalizar el aborto en la Argentina ha cosechado voces a favor, en contra y todo tipo de argumentos que van desde lo científico, lo moral, lo sanitario y hasta lo religioso.

El Presidente del Consejo de Pastores y de la Asociación de Pastores de Entre Ríos, Luis Aranda, visitó ElDía para adelantar detalles de la movilización que tendrá lugar el 4 de agosto en el Obelisco. Dijo que viajarán desde distintos puntos del país para hacerle saber a los Senadores cuál es la postura de “el 80% de los ciudadanos de fe”.

Aranda aseguró que no hay que esconder la creencia, pero además argumentó que hay cuestiones científicas y legales que tener en cuenta.

“Comenzamos a reunirnos cuando el Gobernador Bordet había suscripto al protocolo de aborto no punible. Comenzamos un trabajo de movilización; pedimos una entrevista con el Gobernador que hasta ahora no hemos podido concretar, justamente por la inquietud de adherirse a un  protocolo que no fue discutido en la provincia: directamente el Gobernador y la Ministra de Salud se adhirieron”, manifestó Aranda.

Luego, explicó que cuando se abrió la discusión en el Parlamento, comenzaron a reunirse. “Creemos que hay cuestiones de fe, constitucionales y de bioética; todo avala a que cortar un embarazo es un asesinato. No es interrumpir, porque no se interrumpe, se corta la vida de un bebé que está en desarrollo”, opinó el pastor.

Además, sostuvo que “la ciencia nos avala, la fe nos avala y las leyes también lo hacen. No entendemos porqué quieren legislar para poder matar niños”.

 

Muertes por abortos

Sobre los números que circulan por redes sociales o en argumentos a favor y en contra, el pastor Aranda argumentó con estadísticas del Ministerio de Salud del año 2016.

Expresó que fueron “171408 muertes de mujeres en ese año: el 30% por enfermedades cardíacas; el 20% por enfermedades respiratorias; el 18% por tumores malignos: 912 por accidentes de tránsito; 585 por suicidios; 483 por HIV; 245 por problemas en el embarazo; de esas 245, 43 fueron por abortos, 12 espontáneos y 31 provocados, es decir, el 0,025% de muertes de mujeres está relacionado a esa problemática”, argumentó.

Asimismo indicó que “obviamente que es importante una mujer que muera, pero no se puede legislar para evitar una muerte con más muerte. Si se aprueba va a seguir una maratón legal para que se retrotraiga esta Ley porque es inconstitucional”.

Por otra parte, Aranda señaló que en “la Ley se prevé que se corte el embarazo hasta la semana 14, pero luego se amplía hasta el noveno mes en casos puntuales como que el chico tenga alguna malformación o síndrome de down. Esa no es razón para matar a una persona. Esto es una segregación. ¿Los que supuestamente estamos sanos debemos decidir sobre los que no lo están? Esto es una aberración”.

“La mujer puede decidir sobre su cuerpo pero no sobre otra vida. Pueden decidir si tienen una enfermedad, pero no es el caso de un embarazo”, explicó y aseguró que en caso de una violación “hay que contener y sostener a la mujer que ha sido violada hasta que dé a luz, y luego poder darlo en adopción; esto es para no caer en un mal mayor que es el asesinato de un niño. Nosotros como cristianos creemos que hay vida desde el inicio”, concluyó, a pesar de reconocer que en Argentina el aborto en caso de violación ya está legislado.

Finalmente convocaron a todos los que quieran sumarse a manifestarse el 4 de agosto a las 15 horas.

 

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.