La oportunidad para una Entre Ríos exportadora

Carnes (aviar y bovina), cereales, oleaginosas, arándanos, cítricos, miel, madera, son los productos salientes de la canasta exportadora entrerriana que, en el actual contexto, pueden crecer enormemente.

Se diría que la estructura económica entrerriana, organizada básicamente en torno a la agroindustria, es particularmente sensible al mercado internacional.

Al igual que otras provincias, Entre Ríos entra en la categoría de las “economías regionales”, asociadas al mundo de la producción rural, las cuales venían pasándola mal por el atraso cambiario.

El sector había tenido un respiro luego de la salida del cepo cambiario en diciembre de 2015, pero esta liberación no implicó mayor competitividad. La crisis cambiaria de este año, que produjo una escalada del dólar, colocó a las economías regionales entre los ganadores.

En efecto, ahora se encuentran otra vez con un tipo de cambio más conveniente y la promesa del gobierno es no dejar que se vuelva a atrasar (controlando la inflación).

Entre Ríos reaccionó al nuevo escenario macroeconómico impulsando la creación de la Agencia de Promoción de Inversiones y Exportaciones, un proyecto conjunto entre el sector productivo y el gobierno provincial.

Allí han confluido la Bolsa de Comercio, la Unión Industrial, la Bolsa de Cereales, la Cámara de Comercio Exterior y el Consejo Empresario junto al Gobierno de Entre Ríos

La iniciativa ha venido ganando fuerza en los últimos meses, dándose a conocer en la sociedad entrerriana, a la que se convoca para potenciar la actividad económica, industrial y comercial de la provincia.

En septiembre de este año en Gualeguaychú, durante la apertura de la Expo Rural, se abordó la creación de la nueva agencia. En la oportunidad Juan Diego Etchevehere, presidente del Consejo Empresario de Entre Ríos (CEER), resaltó que “tenemos una oportunidad latente con la vuelta de Argentina a los mercados y los nuevos 157 mercados abiertos”. 
Enseguida enumeró que “Entre Ríos tiene que agregar valor pero produce un 50 por ciento de la avicultura, el 40 por ciento de la actividad arrocera, un 30 por ciento de la citricultura nacional sale de Entre Ríos, como el 23 por ciento de la forestación, un 11 por ciento de stock vacuno. Esto quiere decir que si logramos ser competitivos y llegar a los mercados internacionales tenemos un gran futuro como provincia”.
Además, indicó que “un tipo de cambio competitivo beneficia, pero necesitamos ganar competitividad más allá del tipo de cambio y trabajar en la cadena logística, de costos, presión tributaria, en el costo energético” para hacer más rentable la producción de bienes y servicios internos.

Por otro lado, en un reciente encuentro empresario en la ciudad de Crespo, el directivo señaló: “Nuestra provincia necesita crear empleo privado, radicar y crear nuevas empresas, agregar valor en las diversas cadenas desarrolladas exitosamente, promover inversiones de capitales locales pero también nacionales e internacionales, impulsar el comercio, dinamizar la economía, reducir la brecha existente en la Región Centro para ingresar en la senda del crecimiento y desarrollo que nos permita expresar todas nuestras potencialidades”.

A tono con este diagnóstico Noelia Zapata, gerente general de La Agrícola Regional (LAR) y vicepresidente del Consejo Empresario, señaló a la prensa que “el nuevo perfil empresarial debe ser productivo, conectado, con información, eficientes”.

 

 

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.